Reducir Riesgos al Conducir
Peligros de Interrumpir el Flujo de Tráfico

Peligros de Interrumpir el Flujo de Tráfico - Maniobras de Manejo Inseguras

Updated 26 de Enero de 2021

En carreteras transitadas, la forma de girar, cambiar de carril, incorporarte, rebasar e interactuar con el tráfico a tu alrededor influye en el nivel de riesgo al que te expones. Para crear el entorno más seguro posible, los automovilistas deben maniobrar para mantener el flujo de tráfico sin problemas.

Interrumpir el flujo de tráfico desencadenará una reacción que podría obligar a otros conductores a actuar de manera insegura. Por ejemplo, si te detienes de repente en una fila compacta de vehículos, el conductor detrás de ti podría detenerse súbitamente, al igual que el conductor detrás y así sucesivamente. Eventualmente, es posible que un conductor dentro de la cadena no reaccione lo suficientemente rápido y tu acción inicial cause una colisión.

Hablemos de algunas acciones que debes evitar al conducir en tráfico pesado.

Hacer giros inadecuados

Dar vuelta de manera incorrecta aumentará el riesgo para todo el tráfico que utiliza la carretera, incluyéndote. Sigue siempre este procedimiento cuando hagas un giro:

  • Mira los dispositivos de control de tráfico para asegurarte de que el giro que quieres hacer esté permitido.
  • Empieza a señalizar tu intención de dar vuelta al menos 100 pies antes del giro.
  • Espera hasta que haya un espacio lo suficientemente grande en el tráfico para completar el giro de forma segura. Presta atención a los motociclistas, los ciclistas y los peatones.
  • Permanece en el mismo carril a lo largo del giro.
  • Avanza con precaución adicional si tu vista está obstaculizada.
  • Desactiva tu indicador de dirección cuando hayas completado el giro.

Girar a la izquierda en una intersección siempre será una maniobra especialmente peligroso, ya que conlleva cruzar dos corrientes de tráfico opuesto (los vehículos que se mueven hacia ti y los vehículos que se aproximan desde tu izquierda). Sigue en tu carril y asegúrate de ceder el paso al tráfico que viene hacia ti. Recortar las esquinas con tu movimiento aumentará significativamente las probabilidades de chocar contra otro vehículo.

Si bien generalmente hay menos conflicto en los giros a la derecha, puede que experimentes conflictos con otros vehículos si das vuelta a la derecha en un semáforo rojo. Presta atención a los peatones que utilizan el cruce peatonal después de la intersección y asegúrate de mantenerte dar vuelta a la derecha de manera cerrada y ordenada. Hacer un giro a la derecha demasiado amplio podría llevarte al camino del tráfico opuesto, obligando a que otros conductores se desvíen.

Los conductores deben tener precaución extrema al hacer una vuelta en U, ya que a menudo implica cruzar al menos dos corrientes de tráfico opuesto. Verifica siempre que los giros en U no estén prohibidos antes de empezar la maniobra. Cuando tengas espacio, ejecuta la vuelta en U en una maniobra fluida. Dudar en medio de un giro en U puede confundir a otros usuarios de carretera y hacer que realicen un movimiento inseguro.

Siempre presta atención a los demás conductores que hacen o se preparan para dar vuelta. Es posible que puedas hacer su maniobra más segura cediendo el paso o moviéndote hacia un lado. Hazlo siempre que sea posible.

Toma en cuenta que los otros automovilistas no siempre utilizarán los intermitentes de forma adecuada, así que no asumas nada. Un indicador de dirección activado no garantiza que un vehículo gire, así como un intermitente apagado no garantiza que el vehículo seguirá en línea recta. Para disminuir el riesgo en la carretera, debes aprender a prepararte para todas las eventualidades.

Uso de carriles y adelantamientos inseguros

Cambiar de carril, incorporarte a otro carril y rebasar son maniobras extremadamente riesgosas, ya que usualmente requieren de una acción coordinada entre varios vehículos. Como estas maniobras se rigen por “reglas generales” en lugar de instrucciones implícitas en los dispositivos de control de tráfico, su éxito depende de que cada conductor involucrado actúe de manera adecuada. Una colisión podría ocurrir fácilmente si un conductor se comporta de forma egoísta o inapropiada.

Sin la ayuda de dispositivos de control de tráfico, debes determinar si es seguro rebasar a otro vehículo o cambiar de carril y cómo ejecutar la maniobra. Adelantar, cambiar carriles o incorporarse a otro carril o carretera de manera segura dependerá de que puedas controlar tu vehículo de forma eficaz mientras sigues en sintonía con la situación de la carretera. Es crucial juzgar la posición y la trayectoria de los vehículos a tu alrededor.

Cuando te incorporas a otro carril, pasas a otro vehículo o cambias de carril debes seguir tomar medidas para no interrumpir el tráfico y que otros vehículos no estén en tu camino para interrumpirte a ti. Examina la carretera adelante, revisa los espejos y voltea para ver los puntos ciegos antes, durante y después de la maniobra. Evita mirar un solo punto demasiado tiempo, ya que podrías dejar de ver algo importante en otra parte del camino. Una vez que te unes al nuevo carril, ajusta la velocidad para igual la velocidad del tráfico existente dentro de ese carril.

Cuando otro automovilista se incorpore a tu carril delante de ti, reduce la velocidad para maximizar el espacio disponible y hacer que la maniobra sea más segura. Por supuesto, solo debes disminuir la velocidad hasta cierto nivel para no obligar a los conductores detrás de ti a frenar de repente.

Si te encuentras con un conductor errático o inseguro que esté muy cerca de la línea divisoria, cambiando de carril constantemente o viajando muy lento, aumenta tu distancia de seguimiento. Si bien es molesto estar atrapado detrás de estos conductores, debes prepararte por el hecho de que es probable que maniobren inesperadamente. Tratar de adelantar a un conductor errático seguramente aumentaría el riesgo en vez de disminuirlo. Claro, debes pasarlo si es seguro hacerlo y está viajando demasiado lentamente como para aumentar tu distancia de seguimiento.

Cuando elijas una posición de carril, recuerda que el lugar más seguro es habitualmente el centro del carril. Desde el medio del carril, estarás listo para moverte en cualquier dirección con relativa facilidad en caso de que necesites ejecutar una acción evasiva.

Conducir en el lado equivocado de la carretera

La acción más disruptiva que puedes realizar al conducir es hacerlo en sentido contrario al flujo del tráfico. Esto puede suceder si ingresas a una calle de una sola vía en sentido equivocado, accedes a una rampa de salida para entrar en una autopista, giras hacia un carril equivocado o ejecutas un rebase inseguro que te pondría en conflicto con el tráfico opuesto. Entre los errores que existen, las consecuencias de conducir en el lado equivocado de la carretera suelen ser muy graves. Si ocurre una colisión cuando manejas en sentido equivocado, es probable que sea frontal.

Las colisiones frontales a menudo son mortales, especialmente cuando suceden a alta velocidad. Aunque podrías pensar que manejar en el lado equivocado del camino por accidente es algo raro, realmente ocurre todo el tiempo. Un amplio porcentaje de los incidentes por manejar en sentido equivocado suceden en las autopistas de acceso limitado, donde es fácil confundir una rampa de salida con una rampa de entrada. Como las autopistas de acceso limitado con las carreteras más rápidas de nuestra nación, una colisión de frente que ocurra en esta carretera sería fatal. Según la Administración Federal de Carreteras, conducir en sentido equivocado causa entre 300 y 400 muertes cada año en los Estados Unidos.

Si manejas en sentido equivocado, puede ser difícil encontrar el camino para tener seguridad nuevamente. Automáticamente verás las señales de tránsito en busca de orientación y descubrirás que todas están viendo hacia el otro lado para ordenar el tráfico que se mueve en la dirección correcta. Tu enfoque debería estar en evitar manejar en sentido equivocado desde un primer momento. Como los dispositivos de control de tráfico se instalan para evitar los errores de conducción en el lado equivocado, todo lo que debes hacer es prestar atención a la información que tienes alrededor. Mira en busca de pistas que indiquen la dirección en que debes viajar. Algunas de estas pueden ser:

  • La dirección en la que se mueve el tráfico existente en esa carretera
  • La dirección en la que miran los automóviles estacionados
  • La posición de la línea amarilla central (que debería estar a tu izquierda)
  • Las señales de ONE WAY, WRONG WAY y DO NOT ENTER

Si te encuentras con un automovilista que viaja en sentido equivocado hacia ti, toca la bocina para alertarlo sobre el error y advertir a los demás usuarios de carretera. Puede ser aterrador ver un automóvil que se mueve hacia ti contra el flujo de tráfico, pero no debes entrar en pánico. En lugar de eso, recorta tu velocidad lo más que puedas de manera segura y maniobra fuera de su camino. Presta atención a los vehículos a tu alrededor y maniobra de forma controlada para no causar una colisión mientras te mueves a un costado.

Seguir muy de cerca o “tailgating”

No dejar suficiente espacio entre tu vehículo y el vehículo frente a ti es una de las formas más rápidas de interrumpir el flujo de tráfico y aumentar el riesgo para todos los conductores en la carretera. Si el conductor que va adelante frena de repente y estás demasiado cerca para detenerte de manera segura, seguramente lo chocarás por detrás. Las consecuencias de un choque por detrás a menudo son más severas que otros tipos de colisiones, aunque representan un porcentaje considerable de todos los accidentes.

Repasa estas estadísticas de la NHTSA de 2013 sobre accidentes:

  • 6% de los fallecimientos fueron causados por choques por detrás
  • 32% de todos los accidentes que resultaron en lesiones o daños a la propiedad fueron colisiones por detrás

Reducir el espacio frente a ti disminuye el tiempo que tienes para reaccionar ante el peligro. Si el conductor adelante se detiene o baja la velocidad de repente, podrías chocar por detrás. De igual manera, si otro conductor te golpea por detrás por estar haciendo “tailgating”, tu vehículo chocará contra el vehículo que tienes adelante en caso de que lo estés siguiendo muy de cerca.

Incluso si logras evitar un choque por detrás, seguir demasiado de cerca a otro vehículo aumenta el riesgo en otras formas. Por ejemplo:

  • Tu vista de la carretera adelante estará obstaculizada por el vehículo que sigues
  • El conductor del vehículo que estás siguiendo probablemente será presa de la ansiedad o la frustración y podría conducir imprudentemente o cometer un error.

Mantener una distancia segura de seguimiento es una de las tácticas de manejo más importantes para ayudar a minimizar el riesgo y maximizar la seguridad. En situaciones de manejo a nivel general, debes tratar de mantener una distancia de al menos tres segundos entre tu vehículo y el vehículo frente a ti. Sin embargo, existen circunstancias en las que debes dejar una distancia de seguimiento todavía mayor:

  • Cuando sigues a un motociclista o un vehículo grande
  • Cuando conduces a gran velocidad (mientras más rápido viajes, más tiempo necesitarás para reaccionar ante el peligro)
  • Cuando manejes en una carretera resbaladiza o en condiciones climáticas adversas
  • Cuando conduces en un área de “alto riesgo” como una zona escolar
  • Cuando otro vehículo te sigue muy de cerca (¡lo peor que puedes hacer es acelerar y cerrar el espacio que tienes delante de ti!)

Ignorar las situaciones de alto riesgo

El riesgo al que te expones en cualquier tramo de carretera aumentará cuando un conductor no quiera reconocer o adaptarse a este riesgo. Imagina una calle residencial cubierta de nieve, que conlleva una situación de riesgo en sí misma. Ahora, imagina que todos los automovilistas que utilizan esa calle se rehúsen a reconocer el riesgo y conduzcan como si hubiera condiciones favorables a la velocidad indicada de 35 mph. ¡No hace falta decir que una situación riesgosa se volvería considerablemente más peligrosa!

Crear un entorno de carretera seguro para todos los usuarios de carretera es un trabajo en equipo. Si incluso un vehículo en la carretera no sigue las reglas, todos los que están utilizando la carretera podrían sufrir. Hay una variedad de razones por que un conductor no reduce la velocidad, modifica su posición o toma otras medidas necesarias para mejorar la seguridad. Podría ser que no está prestando atención, que lleva prisa para llegar a algún lado o que quiere llamar la atención.

Sin importar el motivo, las consecuencias de no adaptarse a una situación de alto riesgo son siempre las mismas: cada persona en la carretera tendrá más probabilidades de sufrir daños a la propiedad, lesiones físicas o la muerte. No dejes que una mala decisión sea la causa de estos resultados para ti ni para nadie más. Cuando estás al volante, todas las decisiones son importantes.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Conductores Adolescentes - Estadísticas de Conductores Inexpertos
Reducir Riesgos al Conducir 6 of 9

Estadísticas de Conductores Inexpertos

Personas de todas las edades están en riesgo al conducir. Sin embargo, los conductores adolescentes corren el mayor riesgo, en gran medida debido a su inexperiencia y su escasa capacidad de juicio. Trágicamente, los accidentes automovilísticos son la causa principal de muerte en personas entre 15 y 20 años en los Estados Unidos. De hecho, los conductores menores de 20 año tienen casi tres veces más probabilidades de morir en un accidente automovilístico que los conductores mayores.

Errores de Conductores Jóvenes
Reducir Riesgos al Conducir 7 of 9

Errores de Conductores Novatos

Como conductor que acaba de obtener la licencia, cometerás errores al volante. Es inevitable. Sin embargo, si conoces los errores más comunes que los conductores nuevos cometen, podrás evitar exponerte a ti y a otros usuarios de carretera a riesgos graves.

Estrategias para Minimizar los Riesgos de Manejo
Reducir Riesgos al Conducir 8 of 9

Estrategias para Minimizar el Riesgo

No hay forma de evitar todos los riesgos al conducir, ya que es una actividad inherentemente peligrosa. Aunque tienes el poder de influir en el nivel de riesgo al que te expones de manera positiva o negativa. Cada decisión y acción que tomes en el asiento del conductor aumentará o disminuirá el riesgo de que ocurra un accidente o colisión.

Review
Manejar con Sueño 6 of 7

Cómo Evitar Conducir con Sueño

La única cura para la fatiga es el descanso. Cuando tengas cansancio o agotamiento mental o físico, la única forma de mantenerte seguro es descansar antes de conducir o no conducir del todo. Después de un día de escuela difícil o un turno de trabajo cansado, las personas se obligan a manejar, pensando que descansarán al llegar a casa.

Manejar con Sueño 7 of 7

Hipnosis de la Autopista y Velocitation

La hipnosis de la autopista es un estado peligroso parecido a un trance, en el que un conductor puede viajar una distancia corta (o muchas millas) sin tener ningún recuerdo de la experiencia. “Velocitation” es un fenómeno psicológico producido por la conducción a alta de velocidad por periodos extendidos y monótonos. Cuando la velocitation ocurre, un conductor pierde la noción lo rápido que está viajando y a menudo cree que va más lento de lo que realmente se mueve.

Reducir Riesgos al Conducir 1 of 9

Reducir los Riesgos de Manejo

Cada vez que te deslizas al asiento del conductor básicamente te estás amarrando a una máquina poderosa, peligrosa y potencialmente letal. Tomar decisiones de manejo seguras y sensatas es crucial, ya que estarás sujeto a un riesgo considerable con tan solo elegir conducir en un primer momento.

Reducir Riesgos al Conducir 2 of 9

Reconocer los Riesgos de Manejo

El primer paso para crear el entorno de manejo más seguro posible es saber a lo que te enfrentas. Cuando conoces los riesgos que tienes por delante, es posible forjar hábitos de manejo seguros que reducirán las posibilidades de una colisión. Sin importar lo peligrosa que sea una situación, siempre habrá algo que puedes hacer para disminuir el riesgo y mejorar tu seguridad.

Reducir Riesgos al Conducir 3 of 9

Actitud de Manejo Responsable

Para desarrollar una actitud de manejo responsable y segura, primero debes entender el poder de tus acciones. Al conducir, una sola acción puede desencadenar una serie de eventos que terminarán en un accidente o una colisión. Cada conductor que actúa o reacciona en esa secuencia de eventos tiene el poder de empeorar la situación o llevarla a un resultado más positivo.

Reducir Riesgos al Conducir 4 of 9

Comportamientos de Manejo Peligrosos

Ciertos comportamientos de manejo peligrosos representan una mayor amenaza para la seguridad de los usuarios de carretera que otros, ya que son repetitivos y están asociados con consecuencias graves. Para ser un conductor seguro y responsable debes adoptar una “política de tolerancia cero” hacia las prácticas de manejo peligrosas de tu parte. Permitirte conducir de forma irresponsable incluso una vez podría tener consecuencias terribles.