Reducir Riesgos al Conducir
Una Actitud de Manejo Responsable

Actitud de Manejo Responsable: Comprender las Consecuencias de los Errores

Updated 26 de Enero de 2021

Para desarrollar una actitud de manejo responsable y segura, primero debes entender el poder de tus acciones. Al conducir, una sola acción puede desencadenar una serie de eventos que terminarán en un accidente o una colisión. Cada conductor que actúa o reacciona en esa secuencia de eventos tiene el poder de empeorar la situación o llevarla a un resultado más positivo.

Si te comportas de forma precipitada o irresponsable detrás del volante, la acción que tomes podría ser el primer eslabón de una cadena de eventos que conducirá a un accidente. De manera similar, actuar con calma y responsabilidad ante eventos negativos que suceden puede parar una colisión devastadora en seco. Tal es el poder de las decisiones que tomas al manejar.

Los automovilistas deben monitorear el entorno de manejo con cuidado y actuar con consideración y precaución en todo momento.

Responsabilidad del conductor

La condición de tu vehículo, las acciones de otros usuarios de carretera, las condiciones climáticas y las condiciones de la carretera jugarán su parte en determinar el riesgo que enfrentes en un momento determinado mientras conduces. Sin embargo, es tu responsabilidad como conductor identificar y mitigar los riesgos que presentan estos factores externos.

Como mencionamos anteriormente, las decisiones que tomas pueden modificar drásticamente el resultado de una secuencia de eventos en la que te ves involucrado. Rara vez un conductor se encuentra completamente a merced de influencias externas sin poder para cambiar la situación para mejor. Saber cuándo no debes avanzar o cuándo decirles a tus pasajeros que hagan silencio en última instancia podría salvar tu vida o la de alguien más.

Tres causas de accidentes y colisiones

Las causas subyacentes de los accidentes y las colisiones se han estudiado ampliamente, en un intento continuo de reducir la pérdida de vidas en las carreteras de nuestras nación. Según los resultados de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), la causa de una colisión se puede clasificar en una de tres categorías principales:

  • Acciones ejecutadas o no ejecutadas por el conductor
  • Condiciones de la carretera
  • La condición del vehículo que se conduce

De todos los accidentes analizados en este estudio, se determinó que:

  • 2% se atribuyó a una causa desconocida
  • 2% fueron causados por las condiciones de la carretera
  • 2% fueron causados por mal funcionamiento del vehículo
  • 94% fueron causados por conducta inadecuada o irresponsable del conductor

Razones Críticas para los Accidentes de Tránsito Relacionadas con el Conductor, el Vehículo y el EntornoRazones Críticas para los Accidentes de Tránsito Relacionadas con el Conductor, el Vehículo y el Entorno. Datos de NHTSA.

Al ver estos porcentajes, queda claro que la mejor manera de atacar el creciente problema de las muertes y lesiones relacionadas con el tráfico en nuestro país es una mejor educación para los conductores sobre las consecuencias de sus acciones.

Errores comunes de los conductores

Para entender mejor la manera en que un error del conductor contribuye a los accidentes y las colisiones, la NHTSA ha creado cuatro “clasificaciones” principales para el tipo de error cometido en los incidentes mencionados anteriormente. Los errores de los conductores se clasifican en una (o a veces en varias) de estas categorías:

  1. 1

    Errores de reconocimiento.
    Estos se podrían evitar si el conductor prestara más atención al entorno de la carretera. No ver otro vehículo al cambiar de carril califica como un error de reconocimiento.

  2. 2

    Errores de decisión.
    En este tipo de error, el conductor ha tomado una mala decisión según su análisis del escenario de carretera, lo que ha llevado a un accidente.

  3. 3

    Errores de desempeño.
    En los accidentes que entran en esta categoría, el conductor no ha podido mantener el control del vehículo de forma razonable y eficaz. Sobreviraje y pérdida de control de la velocidad en colinas son dos ejemplos de ejemplos de desempeño.

  4. 4

    Errores de incumplimiento.
    “No cumplir” básicamente se refiere a una situación donde el conductor no ha ejecutado una acción necesaria. Por ejemplo, un accidente como resultado de que el conductor se duerme entraría en esta categoría.

Puedes darte una idea de la frecuencia con la que ocurren estos diferentes tipos de errores del conductor consultando el gráfico de la NHTSA a continuación.

Razones Críticas para Accidentes de Tránsito Relacionados con el ConductorRazones Críticas para Accidentes de Tránsito Relacionados con el Conductor, según un reporte de la NHTSA. La mayoría de los accidentes de tránsito fueron provocados por errores de reconocimiento y de decisión cometidos por los conductores.

Los dos factores principales que reducen la posibilidad de que un conductor cometa un error detrás del volante son:

  1. Saber QUÉ hacer. (por ejemplo, entender las reglas de carretera, las tácticas de manejo defensivo y cómo controlar tu vehículo)
  2. Ser capaz de ACTUAR SOBRE ESE CONOCIMIENTO de manera oportuna y efectiva. (por ejemplo, prestar atención a la carretera y asegurarte de estar alerta, en forma y lo suficientemente bien como para manejar de forma segura)

Desarrollar hábitos responsables y consistentes es la clave para mantenerte seguro y evitar las colisiones al conducir. Si tomas una decisión irresponsable, ya sea por negligencia deliberada o falta de atención, es mucho más probable que vuelvas a tomar una decisión similar nuevamente. Cada vez que actúes de manera inadecuada correrás el riesgo de sufrir consecuencias negativas graves.

Las consecuencias de tus acciones

Cuando un conductor se comporta de forma descuidada o irresponsable, siempre habrá consecuencias negativas, incluso cuando no sean inmediatamente obvias. Una de estas tres cosas serán el resultado de una decisión de manejo insegura:

  1. 1

    Una falsa sensación de seguridad.
    Si tu comportamiento irresponsable no tiene un resultado negativo obvio, habrás esquivado una bala. Sin embargo, la mayoría de los conductores experimentan una falsa sensación de confianza cuando sus acciones no parecen tener ramificaciones.

    En un nivel subconsciente, es posible que creas que no hubo consecuencias negativos porque tus acciones no fueron tan peligrosas o porque tienes la “habilidad suficiente” para evitar resultados negativos. Como consecuencia de esto, tendrás más probabilidades de hacer en un comportamiento de manejo riesgoso de nuevo. Si sigues por este camino, eventualmente afrontarás consecuencias más graves.

  2. 2

    Una colisión menor o una infracción de tránsito.
    Algunas acciones irresponsables tienen consecuencias negativas notorias pero le permiten al conductor salir de ellas relativamente ileso. Por ejemplo, puedes ejecutar una maniobra insegura y recibir una multa de tránsito como castigo. Como alternativa, puedes chocar por detrás a otro vehículo en un semáforo por no prestarle atención a la carretera. Deberías tomar estas pequeñas consecuencias como advertencias. Si eliges un comportamiento de manejo riesgoso, puedes esperar consecuencias más graves.

  3. 3

    Un accidente o colisión grave.
    Una decisión insegura que tomes al conducir puede resultar en un incidente grave. Como no podemos controlar las acciones y reacciones de otros conductores, una decisión que no tenga consecuencias negativas en una situación podría terminar con lesiones graves o muertes en otra. Los automovilistas que se comportan de forma irresponsable regularmente están buscando que ocurran colisiones o accidentes graves. Aunque debes recordar que estas consecuencias pueden suceder en cualquier momento. Podrías pensar que una acción insegura “no hace daño” pero fácilmente podría matarte a ti, matar a alguien más, provocar lesiones graves o dejarte con una carga financiera de por vida.

Una actitud segura y responsable significa cumplir con las reglas, sin excepciones. Los automovilistas suelen caer en la tentación de romper las reglas en situaciones que parecen seguras o inofensivas. Por ejemplo, cuando no hay otros automovilistas o usuarios de carretera cerca. Comprender que no puedes predecir lo que te espera en la próxima curva o cómo el entorno de la carretera puede cambiar de un momento a otro. Cada decisión que tomes, por más libre de riesgos que parezca, puede tener consecuencias graves y duraderas.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Comportamientos de Manejo Peligrosos
Reducir Riesgos al Conducir 4 of 9

Comportamientos de Manejo Peligrosos

Ciertos comportamientos de manejo peligrosos representan una mayor amenaza para la seguridad de los usuarios de carretera que otros, ya que son repetitivos y están asociados con consecuencias graves. Para ser un conductor seguro y responsable debes adoptar una “política de tolerancia cero” hacia las prácticas de manejo peligrosas de tu parte. Permitirte conducir de forma irresponsable incluso una vez podría tener consecuencias terribles.

Peligros de Interrumpir el Flujo de Tráfico
Reducir Riesgos al Conducir 5 of 9

Peligros de Interrumpir el Flujo de Tráfico

En carreteras transitadas, la forma de girar, cambiar de carril, incorporarte, rebasar e interactuar con el tráfico a tu alrededor influye en el nivel de riesgo al que te expones. Para crear el entorno más seguro posible, los automovilistas deben maniobrar para mantener el flujo de tráfico sin problemas.

Conductores Adolescentes - Estadísticas de Conductores Inexpertos
Reducir Riesgos al Conducir 6 of 9

Estadísticas de Conductores Inexpertos

Personas de todas las edades están en riesgo al conducir. Sin embargo, los conductores adolescentes corren el mayor riesgo, en gran medida debido a su inexperiencia y su escasa capacidad de juicio. Trágicamente, los accidentes automovilísticos son la causa principal de muerte en personas entre 15 y 20 años en los Estados Unidos. De hecho, los conductores menores de 20 año tienen casi tres veces más probabilidades de morir en un accidente automovilístico que los conductores mayores.

Review
Manejar con Sueño 4 of 7

Consecuencias de Conducir con Sueño

Una persona con fatiga no puede funcionar tan bien como lo haría normalmente en cualquier tarea. Cuando la tarea es maniobrar un objeto de metal grande y pesado que se precipita a gran velocidad en una carretera, perseverar a pesar de los efectos del cansancio invita a la muerte y la destrucción.

Manejar con Sueño 5 of 7

Mitos de Conducir con Sueño

Conducir con sueño o fatiga es tan peligroso como manejar bajo la influencia del alcohol. La mayoría de los conductores conocen el efecto que tiene el alcohol en su capacidad de manejo y dudarían de ponerse al volante si han bebido, incluso si creen que se encuentran dentro del límite legal de alcoholemia.

Manejar con Sueño 6 of 7

Cómo Evitar Conducir con Sueño

La única cura para la fatiga es el descanso. Cuando tengas cansancio o agotamiento mental o físico, la única forma de mantenerte seguro es descansar antes de conducir o no conducir del todo. Después de un día de escuela difícil o un turno de trabajo cansado, las personas se obligan a manejar, pensando que descansarán al llegar a casa.

Manejar con Sueño 7 of 7

Hipnosis de la Autopista y Velocitation

La hipnosis de la autopista es un estado peligroso parecido a un trance, en el que un conductor puede viajar una distancia corta (o muchas millas) sin tener ningún recuerdo de la experiencia. “Velocitation” es un fenómeno psicológico producido por la conducción a alta de velocidad por periodos extendidos y monótonos. Cuando la velocitation ocurre, un conductor pierde la noción lo rápido que está viajando y a menudo cree que va más lento de lo que realmente se mueve.

Reducir Riesgos al Conducir 1 of 9

Reducir los Riesgos de Manejo

Cada vez que te deslizas al asiento del conductor básicamente te estás amarrando a una máquina poderosa, peligrosa y potencialmente letal. Tomar decisiones de manejo seguras y sensatas es crucial, ya que estarás sujeto a un riesgo considerable con tan solo elegir conducir en un primer momento.

Reducir Riesgos al Conducir 2 of 9

Reconocer los Riesgos de Manejo

El primer paso para crear el entorno de manejo más seguro posible es saber a lo que te enfrentas. Cuando conoces los riesgos que tienes por delante, es posible forjar hábitos de manejo seguros que reducirán las posibilidades de una colisión. Sin importar lo peligrosa que sea una situación, siempre habrá algo que puedes hacer para disminuir el riesgo y mejorar tu seguridad.