Uso de Carriles
Cambiar de Carril en la Carretera

Cambiar de Carril como un Profesional: Guía para Evitar Cambios de Carriles Inseguros

Updated 16 de Enero de 2021

Los conductores nuevos deben aprender a cambiar de carril de manera segura y practicar la maniobra con la mayor frecuencia posible. ¡Cambiar carriles de forma insegura te pone en peligro a ti y a todos con los que compartes la carretera! Una mala calificación por un cambio de carril inseguro en el examen de manejo probablemente te costará tu licencia.

Aquí te enseñaremos cómo cambiar de carril con seguridad y responsabilidad. ¡Sigue estos pasos a continuación y cambiar carriles no debería causarte problemas en el examen de manejo del DMV ni en ningún momento después! Analizaremos cuál carril debes elegir en diferentes lugares. Asegúrate de revisar la información antes de conducir tu automóvil en carreteras o autopistas de múltiples carriles.

¿Cuándo cambias de carril?

Cada vez que cambies de carril te pondrás en riesgo. Es importante entender esto y evitar cambiar de carril a menos que tengas una buena razón para hacerlo. Moverse hacia un lado y el otro del tráfico con cambios de carriles frecuentes es un hábito de manejo extremadamente peligroso. Hacer cambios de carril apresurados es igualmente peligroso. Siempre planifica con anticipación y toma el tiempo suficiente para maniobrar.

Estas son algunas situaciones en las que puede ser necesario cambiar de carril:

  1. 1

    Hay un peligro u obstáculo en tu carril que no puede evitarse cambiando la posición de carril.

  2. 2

    Debes cambiar de carril para dar vuelta en una intersección.

  3. 3

    El carril en el que te encuentras está por terminarse.

  4. 4

    Deseas rebasar un vehículo que está frente a ti. Toma en cuenta que hay más en torno a rebasar a otros vehículos de manera segura que solamente aprender a cambiar de carril.

  5. 5

    Cuando debes moverte hacia un lado debido a un vehículo estacionado por una emergencia en el camino.

Cómo cambiar de carril de manera segura

Solo debes cambiar carril cuando tengas la certeza de que hay suficiente espacio en el tráfico para hacerlo cómodamente. Encontrarás una guía más específica acerca del espacio requerido para cambiar de carril en tu manual de manejo del estado. La mayoría de los manuales instruyen a los conductores a incorporarse al carril adyacente solo cuando haya cuatro segundos de espacio en el tráfico. 

Moverse a un espacio de este tamaño te dará una brecha de solo dos segundos entre tú y los vehículos frente y detrás de ti. Una vez completado el cambio de carril tendrás que aumentar tu distancia de seguimiento para expandir esos espacios. No frenes repentinamente después de cambiar carriles, ya que el conductor que va detrás podría golpearte.

Estos consejos te ayudarán a cambiar de carril de forma segura:

  1. 1

    Empieza por señalizar tu intención de cambiar de carril con los intermitentes. Se pueden usar señales manuales cuando las luces de señales estén rotas o defectuosas.

  2. 2

    Utiliza los espejos retrovisores y laterales para comprobar que hay suficiente espacio detrás de ti para completar el cambio de carril.

  3. 3

    Revisa alrededor de tu vehículo a ver si hay tráfico.

  4. 4

    Debes verificar los puntos ciegos de tu vehículo al mirar por encima del hombro, ya que los espejos no cubren todo. Es probable que pierdas puntos en el examen de manejo si no volteas tu cabeza a la hora de cambiar carriles.

  5. 5

    Incorpórate al carril adyacente solo cuando veas que hay suficiente espacio y que ningún otro conductor se interpondrá en el camino.

  6. 6

    Cuando la maniobra esté completa, desactiva el intermitente.

Verificar las marcas viales al cambiar de carril

Siempre comprueba las marcas en la carretera que separan tu carril del carril adyacente al que deseas incorporarte antes de empezar la maniobra. Una línea blanca discontinua indica que está permitido cambiar de carril y puedes proceder con cuidado. Cambiar carril no se permite cuando una línea sólida blanca separa dos carriles. Los cambios de carril generalmente están prohibidos debido a una mala visibilidad o algún otro factor ambiental que haría insegura la incorporación.

Cambiar de carril en una intersección / cambio de carril inseguro

La mayoría de los conductores creen que es ilegal cambiar de carril en una intersección, aunque esto suele ser un error. Solo unos pocos estados tienen leyes que prohíben explícitamente los cambios de carriles en una intersección. Asegúrate de consultar tu manual de manejo para más detalles.

Es esencial entender que los cambios de carril inseguros están prohibidos en todas partes. Por tanto, si cambiar de carril en una intersección no es ilegal en tu estado, aún podrías recibir una multa por hacerlo de manera insegura si un policía te observa. Por lo general, no es seguro cambiar de carril en una intersección y habitualmente se considera una práctica de manejo irresponsable. ¡Te recomendamos encarecidamente evitar los cambios de carril en una intersección a menos que sea necesario para evitar una colisión!

Cambiar de carril en una rotonda

Nunca es seguro cambiar carril mientras avanzas en una rotonda o rebasas a otros conductores. Los automovilistas deben mantenerse en el carril que hayan elegido inicialmente hasta que estén listos para salir de la rotonda o glorieta. Asegúrate de salir apropiadamente según el carril en el que te encuentras y el tráfico. Recuerda que tienes la opción de salir y dar la vuelta más adelante en la carretera para pasar nuevamente por la rotonda en caso de que accidentalmente termines en el carril equivocado.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Instrucciones Paso a Paso para Entrar en una Autopista
Uso de Carriles 4 of 4

Incorporarse a una Autopista

Sin importar qué tan bien te prepares mentalmente para el desafío de manejar en una autopista, tu primera vez será estresante. Saber lo que debes hacer sobre el papel no es lo mismo que poder ejecutar las maniobras avanzadas requeridas para conducir en la carretera. Estar rodeado de otros automovilistas que viajan a gran velocidad es intimidante pero te adaptarás rápidamente con práctica regular y la guía de tu instructor. Descubramos lo que necesitas saber sobre entrar en una autopista e incorporarte al tráfico de forma segura.

Hacer Giros de Manera Segura
Dar Vuelta 1 of 9

Hacer Giros

El arte de hacer giros correctamente es una habilidad que los conductores principiantes suelen descuidar. Hay más técnicas involucradas en dar vuelta que solo mover el volante en la dirección que quieres ir. Cuando giras para revertir completamente tu dirección de viaje, quizás porque has perdido tu destino o vas por el camino equivocado, tienes tres opciones principales: vueltas en U, vueltas en dos puntos y vueltas en tres puntos.

Giro Protegido
Dar Vuelta 2 of 9

Giros Protegidos

Los giros protegidos se realizan en intersecciones controladas cuando hay un semáforo de flecha verde presente. Cuando una vuelta está protegida, todas las demás corrientes de tráfico, ciclistas y peatones se detienen por semáforos en rojo. Esto hace que los giros protegidos sean más seguros y fáciles de completar que los giros no protegidos, ya que se minimizan las probabilidades de colisiones.

Review
Señalizar 1 of 4

Señalizar

Los conductores deben comunicarse con los otros automovilistas por todos los medios posibles, utilizando las luces delanteras, señales de parada, intermitentes, luces de emergencia, bocina y señales manuales. La situación determinará cuáles dispositivos de comunicación debes utilizar. Las señales de mano solo deben usarse si otras herramientas para señalizar como los indicadores de dirección y luces de frenos no funcionan. Se evaluará tu conocimiento de señales manuales en el examen de manejo, así que dominarlas es esencial.

Señalizar 2 of 4

Señales Manuales para Conducir

La mayoría de los conductores asumen que recordar las señales manuales solo será necesario en el improbable caso de que fallen los intermitentes, pero no es así. Tendrás que reconocer las señales de mano de otros usuarios de carretera con mucha más frecuencia de la que necesitarás para utilizarlas tú mismo. Es posible que otros conductores usen las señales con la mano si los intermitentes están rotos, aunque es mucho más probable encontrar ciclistas que las utilicen.

Señalizar 3 of 4

Parpadeo de Luces Delanteras

Los conductores habitualmente hacen parpadear las luces delanteras para llamar la atención de otros automovilistas por varias razones. Sin embargo, casi todos los manuales de manejo recomiendan el parpadeo de luces solo para notificar a otros conductores que sus luces altas están encendidas cuando se aproximan. Dejar tus luces altas encendidas puede cegar temporalmente a otros conductores y provocar una colisión.

Señalizar 4 of 4

Usar la Bocina del Auto

Tocar la bocina del auto es la forma más efectiva de llamar la atención de otro usuario de carretera. También es el medio de comunicación más agresivo y, como tal, debe usarse con moderación. Algunos conductores utilizan la bocina del auto para expresar ira o frustración cuando las cosas no salen como ellos quieren. De todas las razones incorrectas para usar la bocina, estar enojado con otro usuario de carretera es la peor ofensa.

Uso de Carriles 1 of 4

Usar los Carriles de Manejo

Usar los carriles de manejo implica mucho más que simplemente quedarte dentro de las marcas viales que separan una fila de tráfico de otra. Cuál carril debes ocupar y cómo debes conducir dentro de ese carril depende de tu velocidad, dirección de viaje, si tienes la intención de girar y una gran cantidad de otros factores.

Uso de Carriles 2 of 4

Elegir un Carril

Aprender a usar los carriles de forma adecuada es esencial para cualquier conductor que utilizará carreteras y autopistas grandes donde hay múltiples carriles de tráfico. El uso incorrecto del carril puede poner en peligro a todos los usuarios de carretera, retrasar el tráfico e incurrir en una multa.