Reducir Riesgos al Conducir
Comportamientos de Manejo Peligrosos

Comportamientos de Manejo Peligrosos y Maneras de Evitarlos: Reglas de Seguridad

Updated 26 de Enero de 2021

Ciertos comportamientos de manejo peligrosos representan una mayor amenaza para la seguridad de los usuarios de carretera que otros, ya que son repetitivos y están asociados con consecuencias graves. Para ser un conductor seguro y responsable debes adoptar una “política de tolerancia cero” hacia las prácticas de manejo peligrosas de tu parte. Permitirte conducir de forma irresponsable incluso una vez podría tener consecuencias terribles.

Además de evitar las prácticas peligrosas de manejo, debes aprender a identificar el comportamiento inseguro de los demás conductores. Cuando reconozcas el riesgo que presentan estos conductores, tendrás que actuar de forma preventiva para mitigar el riesgo cambiando tu velocidad, cediendo el derecho de paso o modificando tu posición en la carretera.

Los comportamientos de manejo peligrosos más comunes que resultan en colisiones en los Estados Unidos son los siguientes:

Exceder el límite de velocidad

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) clasifica una colisión como “relacionada con exceder el límite de velocidad” cuando al menos un conductor involucrado en el accidente superaba el límite de velocidad indicado, manejaba demasiado rápido para las condiciones actuales o estaba compitiendo con otro vehículo.

Es importante considerar que el “speeding” no solo se refiere a exceder el límite de velocidad publicado. Técnicamente, estarás superando el límite de velocidad y podrías recibir una infracción de tránsito a cualquier velocidad que se determine como “insegura para las condiciones actuales”, incluso cuando la velocidad sea sustancialmente inferior al límite indicado.

Según la NHTSA, los accidentes relacionados con exceder el límite de velocidad representaron más del 25% de todas las muertes de tránsito en Estados Unidos en 2016.

Superar el límite de velocidad al mismo tiempo aumenta las probabilidades de que ocurra una colisión e incrementa la gravedad de la probable colisión. En resumen, si excedes el límite de velocidad segura tendrás más opciones de verte involucrado en un accidente y tendrás muchas más probabilidades de morir o sufrir lesiones graves como resultado.

Exceder el límite de velocidad es fácilmente el comportamiento de manejo más peligroso porque cuanto más rápido viajes:

Todos los conductores deben saber que el riesgo aumenta exponencialmente cuanto más rápido viajen. Con cada 10 mph de aumento en la velocidad, tienes EL DOBLE DE PROBABILIDADES de sufrir un accidente que resulte en lesiones graves y desfiguraciones o la muerte.

Cómo lidiar con un conductor que supera el límite de velocidad

Si te encuentras con un conductor que excede el límite de velocidad, dejarlo pasar es el único curso de acción que debes considerar. Intentar bloquear a un conductor que supera el límite de velocidad o reclamar con tu bocina o gritos solo lo enojará y aumentará las posibilidades de que suceda un accidente o una colisión.

Conducir bajo la influencia

La NHTSA reporta que en 2016 hubo un total de 10.497 fallecimientos como resultado de accidentes relacionados con el alcohol en los Estados Unidos. De manera alarmante, esto equivale a una víctima de conductores borrachos cada 50 minutos. La mayoría de estos incidentes involucraron víctimas entre los 25 y 34 años de edad.

En todos los 50 estados y el Distrito de Columbia, una persona no puede conducir legalmente con una concentración de alcohol en la sangre (BAC, por sus siglas en inglés) de 0.08 o mayor. Si bien este es el “punto de referencia” legal, no debes asumir que estás seguro para manejar con un BAC de 0.07, 0.05 o si has consumido cualquier otra cantidad de alcohol. El alcohol siempre afectará los reflejos, los sentidos y las habilidades de juicio hasta cierto punto, por lo que si tienes pensado tomar algo mejor no hagas planes para conducir.

Una persona bajo la influencia del alcohol tendrá:

  • Reacciones afectadas. Se sabe que el alcohol disminuye los reflejos, incluso en pequeñas cantidades.
  • Visión borrosa. El alcohol hace más lentas las funciones de los músculos oculares y altera el movimiento normal del ojo. También puede afectar tu capacidad de ver en la oscuridad y tu percepción de colores.
  • Incapacidad de juzgar distancias. Tendrás más dificultades para determinar dónde se encuentra tu vehículo con respecto a otros vehículos, la línea central, las señales de tránsito y otros objetos.
  • Mala atención. El alcohol provoca sueño y hace difícil que te enfoques en tareas complejas (o en extremos casos de intoxicación, ¡hasta las tareas sencillas!).
  • Alteración del juicio. El alcohol afecta la capacidad de una persona de tomar decisiones racionales y seguras según la información que tiene entre manos.
  • Coordinación física limitada. El alcohol altera la coordinación de los ojos, las manos y los pies. Como resultado de esto, puede evitar que mantengas el control del vehículo.

Cómo lidiar con un conductor borracho

Es mucho más probable que encuentres un conductor alcoholizado de noche, especialmente durante los fines de semana. De ser posible, evita conducir durante estas horas ya que siempre te expondrás a un riesgo aumentado. Si detectas un vehículo que se mueve en zigzag en la carretera, supera el límite de velocidad o hace movimientos erráticos, es probable que el conductor del vehículo esté intoxicado. Los conductores borrachos son particularmente peligrosos ya que las habilidades de manejo afectadas y el juicio limitado los hace increíblemente impredecibles. Para protegerte de un conductor borracho, mantente lo más lejos como físicamente sea posible.

Cuando el conductor en cuestión esté moviéndose de un lado hacia otro entre carriles de la carretera adelante, aumenta tu distancia de seguimiento y quédate lo más lejos detrás del vehículo como puedas sin afectar el resto del tráfico. Si el supuesto conductor borracho se aproxima por detrás, reduce la velocidad ligeramente y mantén tu rumbo. Lo último que quieres es tomar por sorpresa a un conductor alcoholizado haciendo una maniobra inesperada frente a él. Si tienes tiempo y espacio, detente a un costado del camino y deja que el conductor te pase. Si tienes el celular a la mano, deberías llamar a la policía para reportar el incidente.

Conducción distraída

La “conducción distraída” es una sombrilla que abarca cualquier actividad o situación que evita que el conductor esté completamente enfocado en la tarea de manejo y monitoreando el entorno de la carretera. La Asociación Americana del Automóvil (AAA) cree que la distracción al volante juega un papel hasta en un 50% de todos los accidentes automovilísticos, incluso aquellos que se atribuyen a otras causas como exceso de velocidad o conducir ebrio.

Las causas más comunes de la conducción distraída son las siguientes:

  • Curiosear. Los automovilistas suelen quitar los ojos de la carretera para mirar la escena de un accidente. ¡No solo es de mal gusto sino también peligroso! Curiosear representa un 16% de todos los incidentes de distracción al volante.
  • Mensajes de texto. El Consejo Nacional de Seguridad estima que 1 de cada 4 accidentes de autos en los Estados Unidos son causados por enviar o recibir mensajes de texto al conducir. Como resultado de esto, es una actividad ilegal en muchos estados.
  • Ver el paisaje. Aproximadamente un 10% de todos los accidentes relacionados con conducción distraída se dan por observar el paisaje en lugar de tener el enfoque en la carretera.
  • Fatiga al volante. Los conductores cansados pueden distraerse fácilmente por alguna molestia o eventos menores cerca de la carretera. La distracción al volante relacionada con la fatiga representa un 12% de los accidentes relacionados con distracciones.
  • Pasajeros. Cerca de un 9% de los accidentes por conducción distraída son provocados por otros adultos que hablan o distraen o bien por niños que viajan en el asiento trasero.

Incluso cuando manejes en escenarios relativamente de bajo riesgo, DEBES dedicar tu atención total a examinar la situación de la carretera y controlar tu vehículo. Solo se necesita un momento de distracción para no ver a un peatón que sale a la carretera, un vehículo que entra en una intersección o algún otro riesgo potencial que podría llevar a un accidente. ¡Solo necesitas ver las cifras descritas anteriormente para ver con qué frecuencia sucede esto!

Cómo lidiar con un conductor distraído

Lamentablemente, es poco lo que puedes hacer para combatir el riesgo que presentan los conductores distraídos. Si tienes una concentración total en la tarea de manejo, es probable que ni siquiera notes cuando un conductor cercano está distraído. Para protegerte de los conductores distraídos, debes tener más precaución en las situaciones donde los automovilistas suelen distraerse con facilidad. Mantén la velocidad al mínimo y monitorea el área alrededor del vehículo cuando te aproximes a un sitio de un accidente. No voltees tu mirada para curiosear.

Si puedes ver que una colisión está a punto de ocurrir y uno o más de los conductores involucrados no han visto la amenaza inminente, puedes tocar la bocina una vez para advertirles. Nunca uses la bocina para reclamar a los conductores distraídos que no están en peligro inmediato, ya que terminarás distrayendo a todos los conductores de la carretera innecesariamente.

Conducción imprudente

La “conducción imprudente o agresiva” cubre toda acción peligrosa o irresponsable que una persona realizar de manera intencional al conducir. Esto incluye seguir muy de cerca a otro vehículo, cambiar de carril de forma insegura, hacer caso omiso de los dispositivos de control de tráfico y no ceder el derecho de paso. Estas dos últimas infracciones son por mucho las más frecuentes y a menudo resultan en colisiones.

Ignorar las reglas de derecho de paso

Las reglas de derecho de paso se establecieron para evitar los conflictos entre los conductores y otros usuarios de carretera que desean ocupar la misma parte de la carretera prácticamente al mismo tiempo. Si no cedes el derecho de paso cuando sea apropiado, el conflicto está casi garantizado. A menos que el conductor al que debas ceder el paso esté prestando mucha atención, es probable que todo resulte en una colisión debido a tu comportamiento de manejo peligroso.

No solo los automovilistas se ven afectados por las infracciones de derecho de paso. En las intersecciones, los peatones a menudo se ven involucrados en colisiones con un vehículo que no ha cedido el derecho de paso. En 2016, “no ceder el derecho de paso” fue la causa principal de muerte del 29% de todos los peatones fallecidos en accidentes automovilísticos.

Tienes el deber de respetar a todos los usuarios de carretera y compartir el camino de forma justa, como establecen los dispositivos de control de tráfico y las reglas de derecho de paso. En ninguna circunstancia debes ignorar las reglas de derecho de paso, sin importar la prisa que tengas para llegar a tu destino. Forzar tu camino solo te hará ganar una fracción de segundo y podría demorar tu viaje considerablemente en caso de una colisión.

Cómo lidiar con conductores que no ceden el paso

Si otro automovilista no cede el derecho de paso cuando debería hacerlo, tú debes ceder el paso y dejarlo pasar. Intentar imponer tu derecho de paso a la fuerza solo aumentará las probabilidades de que ocurra una colisión. Además, solo tienes el derecho de paso legal cuando otro automovilista o usuario de carretera lo cede. Si se produce una colisión debido a tu negativa a ceder el paso, serás responsable ante la ley.

Ignorar las señales de tránsito y los semáforos

Un conductor que no obedece las señales de tránsito, los semáforos y otros dispositivos de control de inmediato se pone en peligro, al igual que a todos los usuarios de carretera cercanos. Dos de las infracciones más peligrosas en esta categoría son conducir a través de un semáforo en rojo y no parar en señales de STOP. También ocurren colisiones con frecuencia cuando un conductor no obedece la señal de “WRONG WAY” o las señales colocadas cerca de los sitios de construcción.

No importa si la infracción fue deliberada o producto de una desatención, ya que las consecuencias son las mismas. En 2014, hubo 13.627 vehículos involucrados en accidentes donde la causa principal del incidente fue no respetar una señal de STOP. Un reporte de seguridad del tránsito más reciente indica que, en promedio, dos personas mueren cada día en accidentes automovilísticos como resultado de sobrepasar un semáforo rojo.

Los automovilistas deben obedecer TODAS las señales, los semáforos y las marcas en el pavimento. La única excepción para esto es cuando una persona que controla el tráfico (como un oficial de policía o un señalizador) te indica que debes tomar una acción contraria a las señales o semáforos. Recuerda que “no ver” una señal o un semáforo no es una excusa para la conducción peligrosa. Es tu responsabilidad prestar atención a la carretera.

Toma en cuenta que “rodar lentamente” a través de las señales de alto es igual de ilegal y casi igual de peligroso que sobrepasar la señal sin reducir la velocidad. Debes hacer una parada completa antes de cada señal de alto, ya que si no lo haces sería confuso para otros usuarios de carretera y los podría hacer reaccionar de manera insegura.

Cómo lidiar con conductores que ignoran señales y semáforos

Desafortunadamente, vas en camino de encontrarte con un conductor que desobedecerá una señal colocada o un semáforo en algún punto. Esto sucede con frecuencia y por lo general es algo accidental. La única manera de mantenerte seguro en estas situaciones es estar preparado. Nunca confíes en que los demás automovilistas seguirán las reglas. Siempre verifica el tráfico que se mueve en todas las direcciones antes de pasar a través de una intersección, ya sea que el derecho de paso deba ser tuyo o no. De esta forma, podrás responder cediendo el paso en lugar de ejecutar una acción evasiva para evitar una colisión.

Tres reglas de seguridad

Si bien los riesgos a los que estamos expuestos al conducir son complejos, las tácticas que debemos emplear para mitigar esos riesgos son sencillas. Cuando se trata de un comportamiento de manejo peligroso que puede amenazar tu seguridad o la seguridad de otros usuarios de carretera, recuerda estas tres reglas de oro:

  • Debes obedecer la ley, siempre.
  • Debes prestar atención a la carretera.
  • Si tienes dudas, CEDE EL PASO. No es tu trabajo reprender a otros conductores. Si otros automovilistas rompen las reglas, aléjate de ellos lo más que puedas de manera segura.

A continuación, profundizamos sobre un aspecto menos considerado sobre la seguridad en las carretera y los comportamientos de manejo peligrosos: el flujo de tráfico. Todos los usuarios de carretera deben actuar de forma que optimicen el flujo de tráfico en cualquier situación, ya que no hacerlo aumentará el riesgo para todas las personas que utilizan la carretera.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Peligros de Interrumpir el Flujo de Tráfico
Reducir Riesgos al Conducir 5 of 9

Peligros de Interrumpir el Flujo de Tráfico

En carreteras transitadas, la forma de girar, cambiar de carril, incorporarte, rebasar e interactuar con el tráfico a tu alrededor influye en el nivel de riesgo al que te expones. Para crear el entorno más seguro posible, los automovilistas deben maniobrar para mantener el flujo de tráfico sin problemas.

Conductores Adolescentes - Estadísticas de Conductores Inexpertos
Reducir Riesgos al Conducir 6 of 9

Estadísticas de Conductores Inexpertos

Personas de todas las edades están en riesgo al conducir. Sin embargo, los conductores adolescentes corren el mayor riesgo, en gran medida debido a su inexperiencia y su escasa capacidad de juicio. Trágicamente, los accidentes automovilísticos son la causa principal de muerte en personas entre 15 y 20 años en los Estados Unidos. De hecho, los conductores menores de 20 año tienen casi tres veces más probabilidades de morir en un accidente automovilístico que los conductores mayores.

Errores de Conductores Jóvenes
Reducir Riesgos al Conducir 7 of 9

Errores de Conductores Novatos

Como conductor que acaba de obtener la licencia, cometerás errores al volante. Es inevitable. Sin embargo, si conoces los errores más comunes que los conductores nuevos cometen, podrás evitar exponerte a ti y a otros usuarios de carretera a riesgos graves.

Review
Manejar con Sueño 5 of 7

Mitos de Conducir con Sueño

Conducir con sueño o fatiga es tan peligroso como manejar bajo la influencia del alcohol. La mayoría de los conductores conocen el efecto que tiene el alcohol en su capacidad de manejo y dudarían de ponerse al volante si han bebido, incluso si creen que se encuentran dentro del límite legal de alcoholemia.

Manejar con Sueño 6 of 7

Cómo Evitar Conducir con Sueño

La única cura para la fatiga es el descanso. Cuando tengas cansancio o agotamiento mental o físico, la única forma de mantenerte seguro es descansar antes de conducir o no conducir del todo. Después de un día de escuela difícil o un turno de trabajo cansado, las personas se obligan a manejar, pensando que descansarán al llegar a casa.

Manejar con Sueño 7 of 7

Hipnosis de la Autopista y Velocitation

La hipnosis de la autopista es un estado peligroso parecido a un trance, en el que un conductor puede viajar una distancia corta (o muchas millas) sin tener ningún recuerdo de la experiencia. “Velocitation” es un fenómeno psicológico producido por la conducción a alta de velocidad por periodos extendidos y monótonos. Cuando la velocitation ocurre, un conductor pierde la noción lo rápido que está viajando y a menudo cree que va más lento de lo que realmente se mueve.

Reducir Riesgos al Conducir 1 of 9

Reducir los Riesgos de Manejo

Cada vez que te deslizas al asiento del conductor básicamente te estás amarrando a una máquina poderosa, peligrosa y potencialmente letal. Tomar decisiones de manejo seguras y sensatas es crucial, ya que estarás sujeto a un riesgo considerable con tan solo elegir conducir en un primer momento.

Reducir Riesgos al Conducir 2 of 9

Reconocer los Riesgos de Manejo

El primer paso para crear el entorno de manejo más seguro posible es saber a lo que te enfrentas. Cuando conoces los riesgos que tienes por delante, es posible forjar hábitos de manejo seguros que reducirán las posibilidades de una colisión. Sin importar lo peligrosa que sea una situación, siempre habrá algo que puedes hacer para disminuir el riesgo y mejorar tu seguridad.

Reducir Riesgos al Conducir 3 of 9

Actitud de Manejo Responsable

Para desarrollar una actitud de manejo responsable y segura, primero debes entender el poder de tus acciones. Al conducir, una sola acción puede desencadenar una serie de eventos que terminarán en un accidente o una colisión. Cada conductor que actúa o reacciona en esa secuencia de eventos tiene el poder de empeorar la situación o llevarla a un resultado más positivo.