Evitar la Ira de Carretera
Conducción Agresiva e Ira de Carretera

Ira de Carretera y Conducción Agresiva: Comportamientos, Incidentes, Multas y Sanciones

Updated 30 de Enero de 2021

La conducción agresiva es un comportamiento que puede resultar de emociones descontroladas o un estrés excesivo al volante. Una acción peligrosa e intencionada alimentada por frustración, impaciencia, enojo o estrés se considera conducción agresiva. Es importante entender que todos somos capaces de convertirnos en conductores agresivos en las circunstancias indicadas. Existe una línea muy delgada entre los sentimientos de enojo o estrés y el comportamiento agresivo, especialmente cuando se trata de personas con disposiciones naturalmente negativas.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) define el término conductor agresivo como una persona que “comete una combinación de infracciones de tránsito en movimiento para poner en peligro a otras personas o propiedad”. Otras definiciones expanden esta idea, diciendo que el manejo agresivo es “una secuencia continua de actos peligrosos de manejo que pueden poner en peligro a las personas o propiedades” O “cualquier infracción intencional que requiere una acción defensiva por parte de otro conductor”.

La conducción agresiva ocurre cuando un conductor se siente abrumado por el estrés, el enojo o la frustración a tal punto que está dispuesto a ignorar los dispositivos de control de tráfico, las reglas de carretera y la seguridad de los demás usuarios de carretera. Manejar de forma agresiva obliga a otros usuarios de carretera a realizar acciones defensivas o evasivas para evitar daños. Es una infracción seria y a menudo termina en accidentes.

Ejemplos de comportamiento de conducción agresiva

Aquí te presentamos algunos ejemplos típicos de comportamiento de manejo agresivo, según lo identificado por la NHTSA en su sistema de análisis de accidentes:

  • Seguir demasiado de cerca a otro vehículo
  • Frenar de repente cuando otro vehículo te sigue muy de cerca
  • Cambios erráticos de carril
  • Conducir sobre el hombro de la carretera, la acera o la mediana para adelantarse al tráfico
  • Rebasar en un área donde está prohibido rebasar
  • No señalar un giro o un cambio de carril
  • Manejar demasiado rápido según las condiciones
  • Hacer carreras con otro usuario de carretera
  • No ceder el derecho de paso
  • Pasar un semáforo rojo
  • Rodar sobre un cruce peatonal mientras aún está ocupado por peatones

Un conductor agresivo a menudo comete varias infracciones en simultáneo o sucesivamente. Hasta como eventos aislados, cada una de estas acciones de la lista pondrán en peligro a la persona que las comete y a todas las personas en las cercanías.

¿Qué es la ira de la carretera?

Los términos “conducción agresiva” e “ira de la carretera” suelen usarse como sinónimos, aunque se refieren a comportamientos diferentes. La conducción agresiva es la menos grave de los dos comportamientos pero con frecuencia conduce a la ira de la carretera. Si un conductor agresivo se abruma por el enojo de tal forma que no le importan las consecuencias de sus acciones y busca hacer daño a los usuarios de la carretera a propósito, se conoce como ira de carretera. Cuando la ira de la carretera aparece, un conductor puede hacer todo lo posible para lastimas a otras personas utilizando su automóvil como arma o saliendo del auto para lanzar un ataque físico con sus puños, una llave de hierro o incluso una pistola.

En general, la ira de carretera ocurre cuando un conductor agresivo “supera su límite” con un incidente en la carretera. Por ejemplo, es posible que esté experimentando enojo y comportándose de forma imprudente por ir tarde al trabajo mientras conduce en el tráfico pesado, solo para abrumarse por completo por la ira de la carretera cuando otro automovilista corta el camino adelante de él de manera desconsiderada. Irónicamente, el comportamiento de manejo agresivo suele llevar a accidentes, colisiones e incidentes en la vía, ¡que a su vez generan la ira en la carretera!

Nunca entres en interacción con un conductor que está experimentando la ira de carretera. Este esto de enojo extremo puede volver a una persona calmada y respetuosa de la ley en un criminal violento. Puede que ataque a los transeúntes que ni siquiera estuvieron involucrados en el incidente original.

Comportamientos típicos de ira de carretera

¿Entonces cómo se ve la ira de la carretera? ¡Los conductores que actúan por la ira de carretera son difíciles de ignorar! Mientras están abrumados por la furia, podrían hacer lo siguiente:

  • Golpear deliberadamente o amenazar con golpear a otro vehículo con el suyo
  • Salir del vehículo dentro del tráfico en movimiento o detenido para amenazar a otra persona
  • Cortar el camino o bloquear a otro vehículo de manera intencional
  • Seguir muy de cerca a otro vehículo
  • Frenar de forma repentina, quizás de manera que haga que otro vehículo lo choque
  • Abrir la puerta del automóvil de repente, a menudo en dirección hacia el camino de otro vehículo, peatón o ciclista
  • Acelerar para evitar que alguien los rebase
  • Acelerar para “perseguir” a otro vehículo o usuario de carretera que los haya enojado

Los comportamientos de ira de carretera son tan peligrosos que están considerados ampliamente como actos delictivos en lugar de delitos menores. Un automovilista atrapado por conducción agresiva y poner en peligro a otras personas probablemente será castigado con una prohibición de manejo, una multa considerable y, en casos extremos, una pena de prisión. El peligro que presentan estos conductores es extremo ya que no les importan las consecuencias en el momento que están cometiendo la infracción, ya que están cegados por la ira. Como las multas y las sanciones rara vez funcionan como un impedimento para evitar que una situación de ira en la carretera se salga de control, los conductores que sufren de furia de carretera se deben evitar a toda costa.

Evitar los incidentes por la ira de carretera

Los conductores que están experimentando ira de carretera se deben considerar como peligros de alta prioridad. Son bombas de tiempo capaces de casi cualquier cosa si algo no sale como desean. La ira extrema se manifiesta de diferentes maneras en diferentes personas. Puedes detectar un conductor con ira de carretera en uno de los comportamientos revelados que se enumeran a continuación. Si lo haces, dales el mayor espacio posible en la vía:

  • Gritar, hacer gestos, decir malas palabras, tocar la bocina y abusar verbalmente a los otros usuarios de carretera.
  • Murmurar entre tientes y agarrar el volante con mucha fuerza, posiblemente al exceder la velocidad o hacer zigzag en los carriles de tráfico.
  • Tener una fijación con un solo conductor, seguirlo, cortarle el camino o rehusarse a dejarlo tranquilo.
  • Forzar el derecho de paso o bloquear a otro vehículo para que no lo ceda.
  • Pasar las señales de alto e ignorar los dispositivos de control de tráfico.

Si bien la presencia de un conductor agresivo en la carretera aumenta drásticamente el riesgo para todos los usuarios de carretera cercanos, recuerda que todavía tienes el poder de minimizar el peligro si tomas decisiones seguras. No dejes que el comportamiento de los demás conductores te afecte. Mantén la calma, deja una distancia y considera cada acción que tomes de manera cuidadosa. Si crees que un conductor agresivo podría lastimar a alguien o provocar una colisión, puedes estacionarte ante la próxima oportunidad segura que tengas para llamar a la policía.

Entender los peligros de la ira en la carretera

Las autopistas concurridas de nuestra nación son un caldo de cultivo para la ira de carretera. Las personas estamos más presionadas y con demasiado trabajo ahora más que nunca y, cada año, más y más vehículos aparecen en las congestionadas carreteras. La ira de la carretera es un problema creciente que pone en peligro a todos los usuarios de carretera en un momento u otro. Comprendamos el panorama completo de este tema.

Utilizando la información recopilada por el Sistema de Reporte de Accidentes (FARS) de la NHTSA, la Asociación Americana del Automóvil determinó que la conducción agresiva fue un factor en al menos 56% de los accidentes de tránsito mortales de 2003 a 2007. Decimos “al menos” debido a que los incidentes relacionados con el manejo agresivo o la ira de la carretera son difíciles de registrar de forma precisa. Para calificar un incidente como conducción agresiva, debe ser evidente que uno o más conductores involucrados efectuaron una acción deliberada motivada por la agresividad. El verdadero porcentaje de los choques mortales que pueden atribuirse a la conducción agresiva probablemente es mucho mayor.

Los datos del FARS usados en el estudio mencionado anteriormente incluyeron un amplio rango de comportamientos agresivos de manejo, como no ceder el derecho de paso, conducción errática o temeraria, rebasar ilegalmente y no señalizar. Aunque se debe indicar que exceder la velocidad fue por mucho la infracción de conducción agresiva más mortal y la cometida con mayor frecuencia. El impacto mortal de exceder la velocidad ha sido destacado de manera constante por estadísticas antiguas y más recientes por igual. En 2016, un total de 9.234 accidentes mortales fueron causados por “conducir demasiado rápido para las condiciones, exceder los límites publicados en las señales o hacer carreras”, según el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Autopistas (IIHS). A pesar del crecimiento conocimiento público de este problema, muchos conductores todavía admiten que manejan a velocidades inseguras. Un estudio determinó que:

  • Un 78% de los conductores cree que la conducción agresiva es un problema grave.
  • Sin embargo, más del 50% de los conductores admitieron haber conducido 15 mph sobre el límite de velocidad indicado en los últimos 30 días.

Para hacer tu parte en la lucha contra la ira de carretera, debes practicar el manejo defensivo y hacer todo lo posible para reducir el riesgo causado por el comportamiento agresivo de otra persona. Por supuesto, también debes monitorear tus propios niveles de estrés y tu estado mental cada vez que estés detrás del volante. El enojo y la frustración son como arena movediza que rápidamente puede llevarte a una ira incontrolable si no se abordan.

Multas y sanciones de la ira de carretera

Dependiendo del daño provocado por la infracción, el manejo agresivo puede resultar en una pérdida completa tu licencia o una suspensión de licencia a largo plazo. Si se ha provocado una lesión grave o una muerte por las acciones del perpetrador, es probable que la conducción agresiva resulte en una sentencia de prisión. También se aplican multas considerables y otras sanciones como cursos obligatorios de manejo de la ira.

Para más información sobre las multas y sanciones por manejo agresivo en tu estado, consulta una copia actualizada de tu manual de manejo o el sitio web del DMV. Las leyes de tránsito, las infracciones y los castigos difieren un poco de un estado a otro. Como la ira de la carretera y la conducción agresiva son infracciones graves y potencialmente mortales, las multas y sanciones por incurrir en ellas son muy graves en todas partes de los Estados Unidos.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Un Conductor Agresivo Atascado en el Tráfico
Evitar la Ira de Carretera 2 of 6

Causas de la Conducción Agresiva y la Ira de Carretera

Para hacer frente a la amenaza de la conducción agresiva debemos entender sus causas. El número creciente de vehículos en nuestras carreteras, el estrés diario, el cansancio y la prevalencia de un comportamiento irrespetuoso han creado un ambiente en el que abunda el manejo agresivo.

Comportamientos Comunes de Ira de la Carretera
Evitar la Ira de Carretera 3 of 6

Comportamientos Comunes de Ira de Carretera

Al examinar la carretera en busca de amenazas potenciales, debes detectar a los automovilistas con comportamientos agresivos. Si encuentras un conductor con ira de carretera, es probable que sea el mayor peligro del entorno de manejo. Debes prestar atención y actuar de forma defensiva para protegerte contra la amenaza que representan estos conductores.

Cómo Evitar Provocar Ira en la Carretera
Evitar la Ira de Carretera 4 of 6

Cómo Evitar Provocar Ira en la Carretera

Como parte de tu entrenamiento de seguridad vial, debes aprender a evitar ser el objetivo de la ira de carretera de otro conductor. Todos los días compartirás el camino con conductores estresados y frustrados, muchos de los cuales son capaces de sucumbir ante la ira en la carretera si las cosas no salen como quieren.

Review
Curso Rápido de Manejo Defensivo 6 of 7

Evaluar los Peligros de la Carretera

Una vez que realizas la búsqueda en la carretera para recopilar información visual, debes evaluar lo que has visto para elegir una respuesta adecuada. De acuerdo con el sistema SEE, el paso final será ejecutar esa respuesta. La respuesta que elijas debe reflejar el curso de acción más seguro para esa situación de manejo.

Curso Rápido de Manejo Defensivo 7 of 7

Ejecutar una Respuesta

El paso final del sistema SEE es ejecutar una respuesta basada en tu evaluación de las condiciones de la carretera. Tu respuesta puede requerir una maniobra drástica y evasiva o, en el otro extremo de la escala, un pequeño ajuste de posición de carril. Habrá muchas ocasiones donde tu respuesta será simplemente no hacer nada, sosteniendo tu rumbo y velocidad actuales.

Actitud al Conducir 1 of 4

Ira de Carretera

“Ira de carretera” describe un estado mental extremadamente agresivo que resulta en un comportamiento de manejo desconsiderado, peligroso y a menudo violento. Un automovilista que sufre de ira en la carretera puede ignorar completamente las leyes de tránsito, los protocolos de manejo defensivo, su propia seguridad y la seguridad de los demás a su alrededor.

Actitud al Conducir 2 of 4

Adoptar la Actitud Correcta

Dependiendo de las acciones de otros usuarios de carretera y los eventos en el entorno de la carretera, es posible que experimentes ansiedad, nerviosismo, frustración o enojo. Adoptar una actitud positiva y autorreflexiva desde el inicio de tu viaje de aprendizaje te ayudará a controlar estas emociones y mantenerte seguro detrás del volante.

Actitud al Conducir 3 of 4

Emociones que Afectan la Conducción

Las emociones humanas son fuerzas poderosas que fácilmente pueden afectar un estado mental ideal si no se controlan. Piensa cuántas veces al día tus emociones afectan las decisiones que tomas y la forma en que haces las cosas. Imagina lo fácil que sería vivir una vida exitosa, productiva y eficiente sin que las emociones se interpusieran en tu camino.

Actitud al Conducir 4 of 4

Afrontar el Estrés al Volante

Conducir es una actividad estresante, ya que implica permanecer alerta, alternar entre múltiples tareas y evitar situaciones peligrosas. Si estás detrás del volante mientras sufres estrés por otros eventos o presiones, podrías estresarte demasiado para prestar atención, evaluar la carretera de forma adecuada y tomar decisiones de manejo sensatas.