Manejar en Zonas Urbanas
Lidiar con Atascos de Tráfico

Estrategias para Conducir en la Ciudad: Lidiar con Atascos y Congestión del Tráfico

Updated 19 de Enero de 2021

El tráfico de la ciudad está en su peor momento durante las horas pico de la mañana y de la tarde. Es prácticamente imposible mantener un espacio seguro alrededor de tu vehículo en estos periodos de congestión vehicular, ya que los automovilistas estarán en fila defensa contra defensa en todos los carriles. En esta situación, puedes esperar que el tráfico se mueva extremadamente lento y pare con frecuencia. Cubre el freno para minimizar el tiempo de reducción de velocidad y parada, ¡pero ten cuidado de no excederte en el uso de los frenos!

Cómo conducir en tráfico pesado

Ciertos comportamientos de manejo pueden empeorar el congestionamiento, retrasando el flujo de tráfico e incrementando tus probabilidades de verte involucrado en un accidente. Se deben evitar estas prácticas en todas las situaciones de conducción pero son especialmente problemáticas en el tráfico pesado. No hagas lo siguiente:

  1. 1

    Seguir muy cerca a los demás.
    Puedes chocar por detrás al conductor que va adelante de ti si frena de repente. Al seguir muy cerca a otros vehículos también se reducirá tu visión de la carretera.

  2. 2

    Curiosear.
    Reducir la velocidad para mirar los accidentes de tránsito o cualquier otra cosa que te llame la atención retrasará el flujo de tráfico.

  3. 3

    Cambiar de carril innecesariamente.
    Esto afecta el tráfico y eleva el riesgo de una colisión.

  4. 4

    Manejar un vehículo en mal estado o que funciona mal,
    o uno que se está quedando sin gasolina.

Manejar el espacio en el tráfico pesado

Es difícil dejar el espacio adecuado al frente de tu vehículo en el tráfico pesado. Otros conductores podrían intentar incorporarse al carril adelante de ti si hay un espacio demasiado grande. De igual manera, debes dejar el espacio suficiente para poder mirar hacia adelante y reaccionar si el automovilista adelante frena. Con práctica, eventualmente podrás desarrollar el juicio necesario para manejar el espacio frente a tu vehículo en las calles congestionadas de la ciudad de manera efectiva. Por el momento, ten paciencia y no te frustres con otros conductores.

Lidiar con atascos de tráfico

Los atascos son situaciones que suelen ocurrir en el tráfico extremadamente pesado, cuando los vehículos quedan atrapados a mitad de una intersección debido a que no hay espacio suficiente para acomodar sus vehículos del otro lado. Cuando más vehículos entran a la intersección desde diferentes carriles, se crea un callejón sin salida en el que nadie se puede mover y todos compiten por salir de la intersección. Esto es increíblemente peligroso, especialmente para los peatones, ciclistas y motociclistas.

La vigilancia es la clave para evitar los atascos. Siempre mira hacia adelante antes de ingresar a una intersección, incluso si los semáforos están en verde, y no avances a menos que haya suficiente espacio para tu vehículo del otro lado.

No bloquear las intersecciones

Los conductores deben siempre tener cuidado adicional cerca de las intersecciones. A medida que los múltiples carriles de tráfico de diferentes direcciones atraviesan las intersecciones, un bloqueo podría causar un atasco de varias cuadras en todas las calles de los alrededores. Presta atención a la carretera adelante y a la situación alrededor de tu vehículo, evitando cualquier acción que pueda afectar o bloquear de alguna forma el tráfico que se mueve a través de la intersección.

Esto significa que debes confiar en el sentido común además de obedecer las señales de tránsito. Si un semáforo te indica que puedes entrar a la intersección pero claramente no hay espacio para hacerlo, debes esperar hasta que el camino adelante se despeje. Prepárate para que los conductores detrás de ti, que no pueden ver la obstrucción, toquen sus bocinas para que te muevas. Si esto sucede, mantén la calma y no tomes represalias.

Cuidado con los conductores agresivos

Las condiciones de manejo de mucho estrés son terreno fértil para los conductores agresivos y las situaciones peligrosas que ellos crean. Pocos escenarios de manejo son más estresantes que el centro de la ciudad en hora pico, tomando en cuenta el ruido, los peligros, conducir defensa contra defensa y la amenaza de llegar tarde al trabajo.

Los automovilistas frustrados pueden tocar la bocina, hacer gestos, gritar o amenazar de otra forma a los demás usuarios de carretera, desviando su atención de la carretera y distrayendo a los conductores cercanos. En casos más graves, los conductores pueden seguir muy de cerca intencionalmente, bloquear a otros vehículos o forzar su ingreso a un carril.

Trata de mantener la calma en caso de que los conductores a tu alrededor exhiban alguno de estos comportamientos agresivos. Cuando esto suceda, no tomes represalias. Las represalias podrían crear una situación todavía más peligrosa al desviar tu atención de la carretera y molestar aún más al otro conductor.

Elegir rutas más tranquilas

Podría ser posible escoger una ruta menos congestionada para llegar a tu destino. Escucha las actualizaciones del tráfico en la radio o revisa los reportes de TV o Internet antes de emprender tu viaje. En caso de accidentes, condiciones climáticas adversas o algún otro evento que haya detenido el tránsito, esto suele reportarse en los medios.

Usar las calles laterales y las calles de una sola vía en lugar de quedarse en el tráfico pesado de las las carreteras principales puede ser beneficioso. Aunque debes tomar en cuenta que hay otros peligros asociados con las calles menos transitadas, como mala señalización, conductores menos atentos e intersecciones no controladas.

Cualquiera sea la ruta que elijas, date el tiempo suficiente para llegar a destino, especialmente si viajas en hora pico. Con frecuencia, usar el transporte público es una opción mucho más sensata.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Conducir por Zonas de Trabajo y Construcción
Manejar en Zonas Urbanas 5 of 5

Conducir por Zonas de Construcción

Al conducir por la ciudad puedes encontrar zonas de construcción y desvíos marcados con señales de advertencia y dispositivos de señalización. Estos se usan para guiar de manera segura a los usuarios de carretera y los peatones a través de una zona de trabajo. Siempre reduce la velocidad al acercarte a un área de construcción o mantenimiento ya que podría haber trabajadores a pie.

Conducir en Áreas Residenciales
Conducir en Áreas Residenciales 1 of 3

Manejar en Barrios Residenciales

Los automovilistas generalmente están expuestos a menos peligro al manejar en barrios residenciales que cuando conducen en la ciudad o en una autopista importante. Sin embargo, el riesgo de verse involucrado en un accidente o colisión en un barrio residencial es alto, especialmente cuando transitas cerca de casa.

Carriles Especiales de Manejo
Conducir en Áreas Residenciales 2 of 3

Carriles Especiales

Una de las primeras cosas que debes aprender al conducir en barrios residenciales, suburbanos y urbanos es que no todos los carriles de tráfico están diseñados para usarse de la misma forma. Para aumentar la seguridad pública y minimizar la congestión vehicular, algunas áreas cuentan con carriles “especiales” y características viales como calles de una sola vía, carriles centrales para girar a la izquierda, carriles reversibles y rotondas.

Review
Trenes y Cruces Ferroviarios 2 of 2

Reglas de Seguridad de Cruce Ferroviario

Cruzar las líneas del tren es increíblemente peligroso, ya que debido al tamaño y el peso de los trenes los automovilistas siempre saldrán con la peor parte en caso de colisiones. No te aventures ni tengas un comportamiento riesgoso cerca de las intersecciones de vías férreas y autopistas. En estas situaciones, la poca paciencia o la falta de concentración podrían costarte tu vida y las vidas de tus pasajeros.

Conducir en Diferentes Entornos 1 of 2

Manejar en Diferentes Escenarios

Controlar el vehículo no es la única batalla que afrontarás al aprender a conducir. Los estudiantes de manejo deben aprender a ajustar su comportamiento de conducción y sus nuevas habilidades de control del vehículo para adaptarse a diferentes escenarios de manejo y mitigar los riesgos que conllevan. El tipo y nivel de peligro al que te expones al manejar puede cambiar decenas de veces en un solo viaje corto.

Conducir en Diferentes Entornos 2 of 2

Riesgo en Escenarios de Manejo

Los desafíos que enfrentas al conducir dependen en gran medida del tipo de carretera que usas y de si esa carretera está en un entorno urbano o rural. Como parte de tu entrenamiento de manejo debes aprender a identificar los riesgos asociados a cada escenario de conducción y actuar de forma preventiva para evitar el peligro. Los diferentes escenarios de manejo se incluyen en una de las cuatro categorías de riesgo: controlado, bajo, moderado y complejo.

Manejar en Zonas Urbanas 1 of 5

Conducir en la Ciudad

Los conductores nuevos no suelen darse cuenta del desafío que representa conducir en la ciudad. Puede que no estés viajando a altas velocidad al manejar en un área metropolitana concurrida pero tendrás poco tiempo para detectar y reaccionar ante las situaciones peligrosas. Es fácil distraerse y cometer errores peligrosos conduciendo al lado de tantos automovilistas, peatones, autobuses, camionetas repartidoras y ciclistas, en lugares tan cerrados.

Manejar en Zonas Urbanas 2 of 5

Peligros de Conducir en la Ciudad

Hay pocos escenarios de manejo más desafiantes que las áreas urbanas concurridas. Al conducir en la ciudad debes compartir el camino de manera segura con todo tipo de tráfico y peatones. Además, lidiarás con una gran variedad de obstáculos y dispositivos de control de tráfico. Como hay tanta información que procesar al manejar en la ciudad, se suelen pasar por alto los peligros.

Manejar en Zonas Urbanas 3 of 5

Estrategias para Conducir en la Ciudad

Con tantos otros usuarios de carretera y peligros con los que lidiar, conducir en la ciudad puede ser estresante y riesgoso. Conducir en la ciudad de manera segura depende de tu habilidad para detectar peligros y reaccionar de forma adecuada. Con el entrenamiento apropiado siempre podrás tener tiempo para evitar un accidente.