Curso Rápido de Manejo Defensivo
Curso Rápido de Técnicas de Conducción Defensiva

Curso Rápido de Conducción Defensiva: Dominar las Técnicas de Manejo Seguro

Updated 28 de Enero de 2021

Como estudiante de manejo seguramente te has cruzado con la idea de la “conducción segura” antes de encontrarla aquí. En cada manual de manejo estatal, todos los materiales impresos de educación vial y cada sitio web de seguridad en la carretera, la conducción defensiva se anuncia como la solución a la amenaza que enfrentamos en las autopistas de nuestra nación. Con aproximadamente 40.000 muertes relacionadas con el tráfico cada año, claramente se requiere una solución de algún tipo. ¿Pero qué significa el manejo defensivo?

El término fue acuñado por primera vez en 1964, cuando el empleado del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), Chris Imhoff, lo usó para describir una técnica de manejo que los automovilistas podrían aprender para aumentar la seguridad en la carretera y reducir los accidentes y las colisiones. Hoy, el curso de conducción defensiva del NSC define la técnica como “conducir para salvar vidas, tiempo y dinero, a pesar de las condiciones a tu alrededor y las acciones de los demás”. Aprender a manejar de forma defensiva es lo más importante que puedes hacer como aprendiz de conductor.

¿Qué es conducción defensiva?

La conducción defensiva es un conjunto de estrategias que reducen el riesgo de sufrir daños materiales, lesiones o la muerte, como resultado de accidentes de tránsito o colisiones. La técnica funciona ayudándote a evitar conflictos y situaciones peligrosas cuando manejas. También te preparar para lidiar con situaciones peligrosas que no puedes evitar. El manejo defensivo reconoce que no puedes controlar las acciones de otros conductores y usuarios de carretera, con lo cual la única forma de mantenerte seguro es establecer una posición fuerte que te permita evitar o responder ante los errores de los demás.

Un automovilista que conduce de manera defensiva será proactivo para identificar y evitar las situaciones riesgosas en lugar de reaccionar a los peligros inmediatos a medida que suceden. La conducción reaccionaria es un error común por parte de automovilistas novatos y experimentados por igual. Si no actúas contra el peligro hasta que el peligro está sobre ti, tendrás más probabilidades de terminar en una colisión o un accidente. La conducción defensiva te enseña a detectar situaciones futuras que podrían volverse peligrosas y tomar medidas para evitarlas. Es prevenir antes de que curar.

Evitar el peligro vs. Evadir el peligro

Evitar el peligro SIEMPRE será una estrategia más segura que evadir el peligro, que implica hacer una maniobra dramática de último momento para no sufrir el accidente. Considera este escenario:

Te estás aproximando a un conductor borracho en la carretera adelante, entrando y saliendo del carril. Existe la posibilidad de que el conductor pueda chocar contra tu vehículo, haciendo que pierdas el control y termines lesionado o muerto. Reconoces esta amenaza y tienes dos opciones para mantenerte seguro:

  1. 1

    No haces ajustes de rumbo o velocidad.
    Si el conductor borracho actúa de forma tal que podría causar una colisión a medida que te acercas, intentarás evadir el peligro haciendo una parada de emergencia o maniobrando para alejarte.

  2. 2

    Al identificar un conductor borracho, de inmediato reduces la velocidad y aumentas la distancia de seguimiento.
    Como resultado, no te acercarás lo suficiente para que ninguna acción peligrosa o impredecible te afecte.

¿Qué opción debes elegir? Si estás pensando que la opción 2 suena como la respuesta más efectiva y menos estresante, estás en lo correcto. ¿Por qué arriesgarte a hacer una maniobra evasiva molesta y llena de adrenalina en respuesta el peligro cuando puedes evitar completamente que la situación peligrosa ocurre desde un principio? De eso se trata el manejo defensivo.

Cómo ser un conductor defensivo

La conducción defensiva depende de que seas responsable de tu propia seguridad. Los accidentes de tránsito y las colisiones rara vez son por culpa del azar. Por tanto, son en gran medida evitables. Tienes una considerable cantidad de poder sobre tu destino cuando estás detrás del volante. Puedes examinar la carretera en busca de peligros potenciales, actuar contra ellos de inmediato y mantenerte seguro o aumentar las probabilidades de verte involucrado en una colisión esperando que las situaciones peligrosas se desarrollen a tu alrededor antes de ejecutar una acción. ¡Es sencillo!

Tu viaje de conducción defensiva comienza aquí. Las lecciones de este curso rápido de manejo defensivo te equiparán con las herramientas y estrategias necesarias para convertirte en un conductor defensivo competente.

Consejos de manejo defensivo

Antes de discutir los temas que se tocarán en el resto del curso, repasemos algunos consejos esenciales sobre conducción defensiva:

  1. 1

    Busca más adelante en la carretera.

    No podrás actuar de manera preventiva ante un peligro potencial si solo te enfocas en el vehículo que tienes frente a ti.

  2. 2

    Mantén tus ojos en movimiento.

    Mirar fijamente un solo punto podría hacer que pierdas la concentración o no veas detalles importantes en otras partes de la carretera.

  3. 3

    Evita las distracciones.

    Para detectar los peligros debes mantenerte totalmente enfocado en la tarea de manejo.

  4. 4

    Asegúrate de estar en forma para conducir.

    Cansancio, enfermedades, lesiones e intoxicaciones limitarán tu capacidad de detectar los peligros.

  5. 5

    Espera lo inesperado.

    No confíes en que los demás usuarios de carretera se comportarán como tú lo harías en una situación determinada.

  6. 6

    Controla tu velocidad.

    Cuanto más rápido viajes, más difícil será identificar los peligros.

  7. 7

    Maneja tu espacio.

    Mantener una burbuja segura de espacio alrededor de tu automóvil te dará el tiempo necesario para reaccionar ante un peligro inmediato.

  8. 8

    Brinda mantenimiento a tu vehículo.

    Es posible que un vehículo que se deteriora no pueda manejarse tan bien en caso de emergencia.

  9. 9

    Elige siempre la acción MÁS SEGURA.

    Si una acción implica menos riesgo que todas las otras acciones posibles, esta es la acción que debes ejecutar.

  10. 10

    Utiliza un sistema de gestión de espacio.

    Esto te ayudará a mantener el área inmediatamente alrededor de tu vehículo libre de peligros.

Gestión de espacios al conducir

Si la idea de un sistema de gestión de espacios es nueva para ti, no te preocupes. Nuestro próximo módulo te actualizará rápidamente. Como el objetivo de la conducción defensiva es evitar caer en una situación peligrosa inmediata, debes adoptar un procedimiento de detección de peligros que te permita lidiar con un peligro antes de que ocurra en el área alrededor de tu vehículo. Los sistemas de gestión de espacios te lo facilitan.

La gestión del espacio no es un concepto nuevo. Hay una variedad de sistemas diferentes que se han enseñado en los programas de educación vial desde hace décadas. ¡En este módulo te presentaremos algunos de los sistemas principales! Verás que si bien parecen diferentes a primera vista, todos los sistemas de gestión de espacio están diseñados con un mismo principio: mantener suficiente espacio alrededor de tu vehículo para ver, considerar y responder ante un peligro.

El sistema SEE

Como muchos de los programas de educación vial de la actualidad, en nuestros materiales hacemos referencia al sistema SEE de gestión de espacio. SEE significa “Search, Evaluate, Execute”. O sea, Buscar, Evaluar y Ejecutar. Es ampliamente considerado el método de gestión de espacio más simple y efectivo al conducir. Con el sistema SEE, verás la carretera en busca de peligros potenciales, evaluarás la situación para definir una respuesta adecuada y ejecutarás la maniobra elegida para evitar el peligro.

Una explicación completa de este sistema y las técnicas requeridas para utilizarlo las encuentras en el segundo módulo de este bloque. Luego pasaremos a explorar cada etapa del sistema SEE de manera individual en las lecciones restantes del curso de conducción defensiva.

Buscar en la carretera

Aquí aprenderás exactamente cómo debes buscar peligros potenciales en la carretera. ¡Mantener tus ojos abiertos y mirar hacia adelante no es suficiente! Debes saber dónde buscar y cómo alternar la mirada entre diferentes puntos para recopilar la máxima cantidad de información sobre la carretera. Por supuesto, no toda la información visual es igual de importante cuando se trata de evitar un peligro. Por consiguiente, también debes saber qué buscar y cuál información debe ser prioridad mientras realizas la búsqueda.

Identificar los peligros

Un conductor defensivo detecta de forma activa los elementos que aumentan el riesgo en el entorno de la carretera y los clasifica en orden de gravedad. Estos elementos pueden incluir dispositivos de control de tráfico, curvas cerradas en la carretera, niños jugando a un costado del camino, camiones grandes y agua sobre la superficie de la carretera. Muchos riesgos no parecen demasiado “peligrosos” pero no dejes que esto te confunda. Mientras buscas en la carretera tratarás de identificar cualquier objeto o situación que podría llevar a un conflicto o requiera un cambio en tu comportamiento de manejo. Al emplear una estrategia de búsqueda completa, puedes garantizar que no pasarás por alto ningún detalle. Una vez que recolectas esta información, el próximo paso es la evaluación.

Evaluar los peligros

Con tu conocimiento de reglas de carretera, leyes de tránsito y tus propias habilidades de manejo, podrás evaluar una situación potencialmente peligrosa que hayas identificado para determinar un curso de acción adecuado. Esto implicará cierto nivel de esfuerzo mental cuando recién aprendes a manejar, aunque se volverá más natural con el paso del tiempo.

Existen cientos de factores diferentes que pueden incluir en cómo debes responder a un peligro. En cualquier situación, la mayoría de los peligros se pueden evitar modificando tu velocidad, ruta de viaje o posición de carril. En algunas instancias, podrías realizar estas tres acciones. En otras, la opción más segura será no ejecutar ninguna acción. El módulo “Evaluar y Responder a los Peligros” describirá las tácticas más comunes para evitar peligros y discutirá algunas situaciones en las que se pueden utilizar. Cuando hayas aprendido a evaluar los peligros de la carretera, la ejecución es el único paso del sistema SEE que resta por analizar.

Ejecutar una maniobra

La forma en que ejecutarás una maniobra de manejo dependerá de si pudiste actuar de manera preventiva contra un peligro potencial o un peligro inmediato te ha tomado por sorpresa. Lamentablemente, eso les sucederá incluso a los conductores defensivos más precavidos. Ten la seguridad de que en este último módulo encontrarás todo lo que necesitas para prepararte para las emergencias de manejo inesperadas. También cubriremos las respuestas adecuadas para situaciones peligrosas comunes para que tu trabajo con el sistema SEE comience sin problemas. Descubre cómo lidiar con los peligros a un costado de la carretera, los peligros en las intersecciones, los cambios de carril inesperados y las paradas repentinas. Recuerda que siempre debes elegir el curso de acción más seguro y con frecuencia esto significará ceder el derecho de paso cuando otro usuario de carretera cometa un error.

Manejo del espacio como conductor defensivo

En la conducción defensiva, nada es más importante que un manejo efectivo del espacio. Si puedes mantener el espacio alrededor de tu vehículo libre de obstáculos y peligros, tienes una situación en la que es prácticamente imposible que ocurra una colisión. Empecemos descubriendo lo que un sistema de gestión de espacios hace para ti y para tu conducción.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Diferentes Sistemas de Gestión de Espacios
Curso Rápido de Manejo Defensivo 2 of 7

Sistemas de Gestión de Espacios para Conducir

Un manejo efectivo del espacio es la línea de defensa más poderosa de un conductor contra peligros y accidentes de tránsito. Hay varios sistemas de gestión de espacios que se enseñan habitualmente en los programas de educación vial. Cada uno de estos sistemas trabaja para alcanzar el mismo objetivo: mantener una “burbuja” segura de espacio alrededor de tu vehículo.

El Sistema SEE para Gestión de Espacios
Curso Rápido de Manejo Defensivo 3 of 7

El Sistema SEE

El sistema SEE es una estrategia de conducción defensiva que permite evitar colisiones manteniendo un espacio libre de obstáculos alrededor de tu vehículo. Es un sistema de gestión de espacios. Los conductores que manejan el espacio alrededor de sus vehículo de forma efectiva pueden predecir situaciones peligrosas antes de que sucedan o cambiar su comportamiento de manejo para evitar que esa situación ocurra.

Examinar la Carretera - Técnicas de Manejo Defensivo
Curso Rápido de Manejo Defensivo 4 of 7

Examinar la Carretera

La primera etapa del sistema SEE, o de cualquier estrategia de manejo defensivo, es examinar la carretera para detectar peligros potenciales y cambios futuros que podrían requerir modificaciones a tu comportamiento de conducción. Este paso es crucial, ya que tu capacidad de tomar decisiones de manejo seguras depende de formar una imagen precisa de la situación alrededor de tu vehículo.

Review
Evitar Distracciones al Conducir 8 of 13

Comer y Beber al Conducir

Es imposible comer y beber sin quitar al menos una mano del volante, y ese es tiempo en que no estarás en control total de tu vehículo. Un conductor distraído por comer y beber de un recipiente abierto tiene 39% más probabilidades de experimentar un accidente o una situación cercana a un accidente que un conductor atento.

Evitar Distracciones al Conducir 9 of 13

Aseo Personal Detrás del Volante

Las actividades típicas de aseo personal requieren que una o dos manos se quiten del volante, cierto nivel de enfoque mental y el uso de tus ojos para ver lo que haces. Lo más seguro que puedes hacer es darte tiempo adicional en casa para completar tu rutina de cuidado personal antes de emprender viaje.

Evitar Distracciones al Conducir 10 of 13

Actividades de Distracción Menos Comunes

Hay innumerables tareas menores que realizamos diariamente sin pensar, que podrían ser distracciones peligrosas al conducir. Puede que no lo pienses dos veces acerca de fumar, permitir que tu mente divague, deshacerte de un insecto o recoger un objeto caído mientras caminas por la calle, pero debes evitar estas actividades lo más que puedas cuando estés al volante.

Evitar Distracciones al Conducir 11 of 13

Conducir con Pasajeros

Como conductor, tu responsabilidad es mantener a los pasajeros seguros, no entretenidos. Cualquier pasajero que transportes debe respetar tu necesidad de prestar atención a la carretera y no distraerte de la tarea de conducir. Recuerda: tu auto, tus reglas.

Evitar Distracciones al Conducir 12 of 13

Distracciones Fuera del Automóvil

Las distracciones dentro del automóvil no son el único problema que enfrentas al conducir. Tu atención estará enfocada en los eventos alrededor de tu vehículo y en la carretera adelante, lo que significa que tienes el riesgo de distraerte con cosas que pasen fuera del auto y al costado del camino.

Evitar Distracciones al Conducir 13 of 13

Lidiar con Conductores Distraídos

Incluso los conductores más atentos del mundo se distraen de vez en cuando. Lamentablemente, la conducción distraída es una epidemia en todo Estados Unidos, así que es algo que te encontrarás con frecuencia. Debes saber cómo lidiar con los conductores distraídos, o de lo contrario podrían terminar distrayéndote a ti.