Antes de Empezar a Conducir
Técnicas de Aceleración para una Conducción Tranquila

Técnicas de Aceleración para una Conducción Tranquila y un Control Total

Updated 26 de Octubre de 2020

Cuando pisas el acelerador, llega más combustible al motor y la velocidad del vehículo aumenta. Hasta qué punto y qué tan rápido acelera tu vehículo está determinado por la fuerza que aplicas al pedal del acelerador y por cuánto tiempo aplicas esa presión. Algunas situaciones de manejo exigirán un aumento sutil de la velocidad mientras otras pedirán una aceleración rápida. Los conductores nuevos deben aprender a controlar la velocidad con técnicas de aceleración efectivas y utilizar estas habilidades de manera adecuada en las carreteras.

Aumentar la velocidad del vehículo

No presiones el acelerador hasta el fondo cuando necesites aumentar la velocidad. Se consigue una aceleración efectiva y controlada al presionar el pedal del acelerador con la bola del pie derecho (la base de los dedos), mientras el talón permanece en el piso. Dominar este movimiento es importante ya que te permite una aplicación precisa de presión sobre el pedal. Sin tener tu talón en el piso, es posible que no puedas aumentar la velocidad suavemente o frenar de repente de ser necesario.

Los conductores deben verificar regularmente el velocímetro mientras aceleran para identificar cuándo se ha alcanzado la velocidad deseada. En este punto, debes soltar ligeramente el pie del acelerador para mantener la velocidad sin acelerar más. Toma en cuenta que es extremadamente fácil subestimar lo rápido que viajas, especialmente en carreteras de alta velocidad.

Al principio, acelerar y mantener la velocidad adecuada exigirá concentración. A medida que te familiarizas con tu vehículo será menos trabajoso, ya que instintivamente sabrás cuánta presión aplicar al acelerador para lograr el efecto deseado.

Técnicas de aceleración

Por lo general, la aceleración es tranquila, rápida o algo intermedio. La mayoría de las situaciones de manejo requieren de una aceleración tranquila con un aumento constante de la presión al pedal del acelerador para un incremento gradual de la velocidad. La aceleración rápida se consigue al aplicar presión al acelerador con más fuerza. Solo utilizarás esta técnica en situaciones que justifiquen un aumento de velocidad en muy poco tiempo.

La “aceleración lenta” es otra técnica, menos utilizada, que facilita un aumento extremadamente suave y gradual de la velocidad. La aceleración lenta será útil en condiciones adversas del entorno que no permitan las técnicas de aceleración habituales.

Aceleración tranquila

Se logra la aceleración tranquila o aceleración fluida al mantener la presión suficiente sobre el acelerador para que el velocímetro siga en constante movimiento hacia arriba hasta alcanzar la velocidad deseada. Algunas veces esto significa pisar el acelerador de manera parcial sin agregar más presión y otras veces exigirá un aumento gradual de presión. Esto último suele ser cierto al acelerar en una pendiente.

Los conductores siempre deben buscar una aceleración tranquila cuando la situación lo permita, ya que esta técnica facilitará el control del vehículo. La aceleración tranquila significa que no tendrás que lidiar con transferencias de peso repentinas hacia la parte trasera del vehículo que podrían causar pérdida de tracción. Mantener el equilibrio del peso a través de la aceleración tranquila te ayudará a prolongar la vida de las llantas.

La aceleración tranquila es la forma de conducir más eficiente en términos de combustible. Libera solo la cantidad de gasolina que el motor necesita y no fuerza al automóvil a trabajar más de lo necesario. La aceleración y la desaceleración constantes consumirán combustible rápidamente y lo mismo sucederá con los contenidos de tu billetera.

Usa la aceleración tranquila cuando:

  • Pases el punto medio de un giro o una curva en la carretera. El cambio de peso suave hacia la parte trasera del vehículo mejorará tu agarre en la superficie de la carretera.
  • Te muevas después de estar detenido.
  • Llegues a un tramo de la carretera con un límite de velocidad más alto (ten en cuenta que se requiere la aceleración rápida en las rampas de aceleración de las autopistas tipo expressway).

Recuerda que detener la aceleración y disminuir la velocidad con solo quitar el pie del acelerador. Frenar puede ser innecesario, pues con certeza utilizará más combustible y puede causar un derrape si se usa con demasiada fuerza.

Aceleración rápida

Tendrás que usar la técnica de aceleración rápida cuando debas aumentar la velocidad drásticamente en una distancia corta. A diferencia de la aceleración tranquila, esta técnica gastará más combustible y desgastará las llantas si se utiliza con demasiada frecuencia. Aquí hay algunas situaciones que podrían exigir una aceleración rápida:

  • Usar un carril de aceleración para ganar velocidad antes de entrar a una autopista tipo expressway.
  • Rebasar a otro conductor o cambiar de carril a alta velocidad.
  • Evitar una colisión o un accidente.

Recuerda evitar golpear el acelerador con tu pie cuando aceleres rápidamente. Tendrás que aplicar una fuerza sustancial al acelerador pero hacerlo demasiado rápido podría provocar un giro de las llantas, algo totalmente opuesto al aumento de velocidad deseado.

Aceleración lenta

Las condiciones de manejo peligrosas pueden exigir una aceleración lenta o aceleración progresiva para mantener el control de vehículo. Si la nieve, el hielo, el barro u otros peligros ambientales disminuyen tu agarre a la superficie de la carretera, usa la aceleración lenta presionando tu pie al pedal del acelerador con mucho cuidado.

Toma en cuenta que los vehículos con transmisión manual empezarán a moverse hacia adelante lentamente tan pronto sueltes el pedal de freno sin necesidad de pisar el acelerador. En situaciones extremas, esta mínima aceleración podría ser todo lo que necesitas.

Acelerar cuesta arriba

Al conducir en un tramo nivelado de la carretera, los conductores deben poder mantener una presión consistente sobre el acelerador a medida que aumentan la velocidad. Acelerar cuesta arriba exigirá un aumento gradual de la presión en el pedal del acelerador para contrarrestar la fuerza de gravedad que actúa contra tu vehículo.

Cuando se trata de colinas extremadamente empinadas, por lo general es mejor conducir en una marcha más baja. Trata de usar primera o segunda, ya que perder el impulso usando la tercera podría hacer que tu vehículo se mueva hacia atrás mientras intentas de bajar una marcha.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 1 votos.

Sigue con otros módulos

Técnicas de Frenado
Antes de Empezar a Conducir 10 of 10

Técnicas de Frenado

Existe una gran variedad de técnicas para reducir la velocidad o detener tu vehículo y frenar de golpe rara vez es el mejor curso de acción. Recuerda que es posible que puedas lograr la reducción de velocidad deseada solo con quitar el pie del acelerador. Aplicar los frenos no siempre es necesario. Si necesitas volver a aplicar los frenos, hazlo con una presión suave y creciente.

Señalizar Tus Intenciones a Otros Usuarios de Carretera
Señalizar 1 of 4

Señalizar

Los conductores deben comunicarse con los otros automovilistas por todos los medios posibles, utilizando las luces delanteras, señales de parada, intermitentes, luces de emergencia, bocina y señales manuales. La situación determinará cuáles dispositivos de comunicación debes utilizar. Las señales de mano solo deben usarse si otras herramientas para señalizar como los indicadores de dirección y luces de frenos no funcionan. Se evaluará tu conocimiento de señales manuales en el examen de manejo, así que dominarlas es esencial.

Señales Manuales para Conducir un Auto
Señalizar 2 of 4

Señales Manuales para Conducir

La mayoría de los conductores asumen que recordar las señales manuales solo será necesario en el improbable caso de que fallen los intermitentes, pero no es así. Tendrás que reconocer las señales de mano de otros usuarios de carretera con mucha más frecuencia de la que necesitarás para utilizarlas tú mismo. Es posible que otros conductores usen las señales con la mano si los intermitentes están rotos, aunque es mucho más probable encontrar ciclistas que las utilicen.

Review
Antes de Empezar a Conducir 3 of 10

Colocación en el Carril

Puede que te sorprenda descubrir que la colocación en el carril no es solo una preocupación para los motociclistas y ciclistas. Los conductores de automóviles deben aprender a posicionarse en los carriles de forma adecuada. No es solo cuestión de permanecer centrado en el carril o, como los conductores piensan, mantenerse a la derecha. Diferentes situaciones de manejo requieren diferentes posiciones de carril.

Antes de Empezar a Conducir 4 of 10

Espacio Operativo del Vehículo

Aprender a gestionar el espacio alrededor de tu vehículo de manera efectiva te ayudará a mejorar la seguridad y limitar las probabilidades de una colisión. El área inmediatamente alrededor de tu vehículo se conoce como “espacio operativo del vehículo”. Este espacio consta de siete “zonas” tan amplias como un carril y que se extienden hasta donde el conductor pueda ver en esa dirección.

Antes de Empezar a Conducir 5 of 10

Puntos de Referencia del Automóvil

Uno de tus mayores desafíos como conductor nuevo será aprender a identificar dónde se encuentra tu vehículo en relación con la carretera. Los puntos de referencia son la clave para colocar y maniobrar tu automóvil con precisión. Dominar estas guías visuales y las complejas maniobras como estacionar en paralelo pronto será pan comido.

Antes de Empezar a Conducir 6 of 10

Lista de Verificación Antes de Conducir

Los conductores nunca deben subestimar la importancia de la lista de verificación antes de conducir. Ver detrás del vehículo para asegurarte de que no haya niños ni animales allí, comprobar que el cinturón de seguridad esté puesto, ajustar el asiento y los espejos, asegurarte de que el parabrisas esté limpio. Debes pasar por todas estas cosas cada vez antes de empezar a manejar.

Antes de Empezar a Conducir 7 of 10

Técnicas de Dirección del Volante

Familiarizarte con las diversas técnicas de dirección del volante empieza con aprender a colocar tus manos en el volante de manera adecuada para la situación de conducción inmediata y con el conocimiento y la práctica de diferentes métodos de manejo del volante. Esto incluye la técnica “mano a mano” (empujar y tirar) y la técnica “mano sobre mano”.

Antes de Empezar a Conducir 8 of 10

Retroceder un Automóvil

Junto con el estacionamiento en paralelo, retroceder es una de las maniobras más temidas del examen de manejo práctico. Los conductores deben usar el volante y los pedales frente a ellos mientras miran hacia atrás para colocar el vehículo y verificar si hay obstáculos. Con suficiente práctica será tan fácil que conducir hacia adelante.