Evitar Distracciones al Conducir
Lidiar con las Distracciones al Conducir

Conducción Distraída: Cómo Reducir el Impacto de las Distracciones

Updated 27 de Enero de 2021

En este módulo exploraremos el gran problema de seguridad pública que representa la conducción distraída y discutiremos las estrategias efectivas que se pueden utilizar para combatir el riesgo. Si bien se pueden evitar algunas distracciones, no hay forma de eliminar todas las posibles distracciones de un entorno de manejo. Por tanto, debemos saber manejarlas de forma segura cuando ocurran.

Reducir el impacto de las distracciones

Pese a que a conducción distraída es un problema grave, complejo e investigado, la solución para el problema que presenta es increíblemente sencilla. Los automovilistas se deben enfocar en la carretera y permanecer atentos a la tarea de conducción todo el tiempo mientras estén al volante y el motor esté encendido. Lograr esto es cuestión solo de decidir hacerlo de manera consciente. Presta atención a tu estado mental y dirige la atención de forma activa hacia la carretera si una distracción te lleva por mal camino.

Debes tener un compromiso con evitar las actividades que distraen al conducir y si algunas circunstancias extenuantes implican que no puedes hacerlo, debes detenerte para lidiar con el problema. No intentes hacer tareas no relacionadas con la conducción detrás del volante, sin importar lo indefensas o urgentes que parezcan. Si tu celular suena, tienes hambre, un niño está gritando en el asiento trasero, algo se te cae o necesitas consultar un mapa, detente a un costado del camino. No vale la pena perder una vida humana para resolver estos problemas.

Se pueden evitar muchas distracciones solo con prepararte de forma adecuada antes de conducir. Asegúrate de haber comido, estar completamente vestido, arreglado y listo para empezar el día antes de subirte al asiento del conductor. Todas las llamadas que entren mientras estás en la carretera pueden esperar hasta que llegues a tu destino. En una emergencia en la que DEBAS contestar una llamada, deja que vaya al buzón de voz y devuelve la llamada tan pronto encuentres un lugar seguro para estacionar.

Las distracciones completamente inevitables como el resplandor del sol, las colisiones en otras partes de la carretera y los insectos dentro del automóvil seguirán ocurriendo. Afortunadamente, una perspectiva tranquila, clara y lógica puede ayudarte en estas situaciones para lidiar con las distracciones inevitables y mantener tu atención sobre la carretera.

Cómo entender los riesgos

Iniciemos nuestra exploración con una discusión sobre por qué exactamente las distracciones al conducir son tan peligrosas. En este módulo aprenderás a identificar las distracciones de los conductores dependiendo si son visuales, manuales, cognitivas o una combinación de las tres. Las distracciones que marcan estas tres casillas, como revisar y enviar mensajes de textos o correos electrónicos, son las que tienen más probabilidades de provocar un accidente o una colisión. A continuación, veremos las distracciones al volante más comunes, como las actividades de cuidado personal, el uso del celular y la comida, y el alcance de estos problemas entre los conductores en los Estados Unidos. En la batalla contra la conducción distraída, primero debemos entender la magnitud y el impacto de este problema.

¿Por qué las distracciones son un problema?

Nuestro segundo módulo explora la base cognitiva de la conducción distraída para entender mejor por qué resulta un problema tan peligroso. La mayoría de las personas asumen que no es un problema manejar tareas no relacionadas con la conducción, ya que los seres humanos pueden realizar multitareas. Esto es falso. Cuando creemos que estamos trabajando dos o más tareas al mismo tiempo, realmente estamos cambiando rápidamente entre las tareas, trabajando en ellas por separado. Esto significa que un automovilista que envía o revisa textos, come o se peina el cabello al conducir experimentará periodos breves de pérdida de enfoque en la carretera o con la tarea de manejo.

Además, al cambiar entre múltiples tareas se ve afectada la habilidad de una persona para completarlas con un nivel alto. Esto puede provocar un tiempo de respuesta retrasado y un sobrecarga sensorial al punto de que no veas los indicadores visuales de la carretera a tu alrededor y no puedas controlar el vehículo con seguridad.

Distracciones comunes al conducir

La mayor parte de los módulos en esta sección tienen que ver con las distracciones al volante más comunes, empezando por las peores infracciones: revisar y enviar mensajes de texto o hablar por el celular. Con esta información podrás empezar a entender los riesgos que presentan los diferentes tipos de distracciones al conducir y cómo evitarlas de la mejor manera cuando estés detrás del volante. Si quisieras conocer las leyes de tu estado acerca del uso del celular y otras distracciones al conducir, estos módulos pueden brindarte una descripción general y guiarte en la dirección correcta.

Hablar por celular

Tener conversaciones por el celular mientras conduces puede provocar pérdida del enfoque, limitaciones de visión periférica, angustias emocionales y crear un estado de distracción por un tiempo después de que la llamada haya terminado. No hay una manera 100% segura de hablar por el celular al conducir. Se sabe que incluso los dispositivos de manos libres, que sí minimizan la distracción, reducen la atención y causan accidentes.

Muchos estados han introducido prohibiciones totales o parciales sobre hablar por el celular al conducir. En la mayoría de los casos, esto se refiere solo al teléfono de mano. Debes saber que seguir esta ley al pie de la letra no significa necesariamente que estás haciendo todo lo que está en tu poder para evitar las distracciones al volante. Una acción como hablar por el celular podría no estar prohibida pero no quiere decir que sea segura.

Mensajes de texto en el celular

Una de las distracciones al conducir más peligrosas, por mucho. Enviar y recibir mensajes de texto o correos electrónicos marca todas las casillas de aumento de riesgo. Leer o escribir correspondencia escrita te distraerá de la conducción a nivel cognitivo, manual y visual. Se debe evitar en todas las circunstancias y actualmente está prohibida de forma estricta en muchos lugares de los Estados Unidos. Enviar o revisar textos al conducir es más peligroso que manejar borracho y ya ha superado a esta última como la causa principal de muerte entre los adolescentes. Por este motivo, los conductores adolescentes tienen prohibido el “texting” mientras conducen en la mayoría de los estados.

Si te sorprenden rompiendo una ley contra los mensajes de texto recibirás una multa considerable, siempre que tengas la suerte suficiente de evitar una colisión grave. Consulta las restricciones, multas y sanciones específicas de tu estado relacionadas con enviar o revisar mensajes de texto al conducir en tu manual de manejo.

Dispositivos multimedia y lectura

Cualquier dispositivo electrónico tiene el potencial de distraerte de la tarea de manejo y el monitoreo de la carretera, ¡aún los que vienen incorporados al automóvil! Todos sabemos que usar un celular, tablet, laptop u otros dispositivos similares al conducir es una mala idea, pero pocos conductores se dan cuenta del riesgo que presentan los dispositivos electrónicos integrados. Los controles de temperatura, sistemas GPS, opciones de pantalla del tablero, ajustadores de nivel de los asientos y funciones similares no están diseñadas para usarse mientras el vehículo está en movimiento. ¡Al menos, no por parte del conductor!

Siempre asegúrate de configurar tu ambiente de manejo de la forma que deseas antes de emprender el viaje. Si debes hacer ajustes que desvíen tu atención de la carretera, primero encuentra un lugar seguro para estacionarte.

Revisar mapas, leer revistas y escuchar la radio también tienen el potencial de ser distracciones de conducción extremadamente peligrosas. No puedes dedicar tu atención física o mental completa al manejo si también estás tratando de encontrar tu ubicación en un mapa o actualizando las últimas noticias. Escuchar música es un tema un poco más complejo, ya que hay maneras seguras e inseguras de hacerlo.

Escuchar música

Cuando se trata de conducción distraída y seguridad pública, escuchar música al conducir es un tema polémico. Se han hecho muchos estudios con el objetivo de establecer si escuchar música mejora o afecta la capacidad de manejo de una persona. Si bien no hay solo una respuesta concluyente, hemos aprendido mucho sobre los riesgos y beneficios de escuchar música, que compartimos en este artículo.

Como conductor novato, lo principal que debes aprender de esta discusión es que estás más susceptible a las distracciones y te iría mejor sin escuchar música mientras estás detrás del volante. Si escuchas música al conducir, no lo hagas con un volumen demasiado alto y evita distraerte cambiando de estaciones de radio o pasando canciones mientras el automóvil está en movimiento.

Comer y beber

Consumir alimentos y bebidas mientras conduces se siente como algo normal para muchos conductores en los Estados Unidos, ya que hemos llegado a tratar a nuestros automóviles como una segunda casa. Nuestros horarios de alta presión nos dejan con poco tiempo para sentarnos a comer en los tiempos de comida adecuados, así que preferimos las opciones para llevar y comer pequeñas meriendas que se pueden consumir sobre la marcha. Sin embargo, debes recordar que conducir no es un “tiempo libre” en el que se pueden realizar otras tareas como alimentarse.

¡Comer o beber al conducir es peligroso! Puedes atragantarte o derramar la comida caliente sobre ti, e incluso si evitas estas situaciones extremas, es probable que no veas información visual importante de la carretera mientras tus ojos y tu atención están en otra parte. Tu capacidad de controlar el vehículo también se verá afectada si tienes comida en tu regazo, sostienes utensilios o tus manos se ponen grasosas. Hasta beber un refresco con una pajilla o popote puede aumentar el riesgo.

Actividades de cuidado personal

Al igual que comer, se deben evitar las actividades de aseo o cuidado personal al volante. Las actividades de cuidado o aseo personal más comunes que los automovilistas realizan al conducir son maquillarse, peinarse el cabello, lavarse los dientes, ponerse los lentes de contacto y ajustar accesorios como joyas y collares. Cada una de estas actividades presenta un conjunto único de riesgos. La mayoría de ellos implica quitar tus ojos de la carretera y tener al menos una mano fuera del volante al mismo tiempo.

El cuidado personal es posiblemente una de las distracciones al conducir más absurdas, ya que muchas veces no sale según lo planeado. Además de ponerte en peligro, podrías terminar perdiendo tiempo valioso ya que tendrás que arreglar cualquier error cometido con tu cabello o maquillaje mientras el vehículo está en movimiento una vez que llegues a tu destino.

Otras actividades de distracción

Otras distracciones comunes y evitables incluyen fumar, soñar despierto y el movimiento de objetos sueltos dentro del vehículo. Un poco de disciplina y planificación previa pueden ayudarte a evitar estas trampas. Fumar al conducir (o en otro momento) no es una buena idea. Si tienes la tentación de fumar, pon tus cigarrillos fuera de tu alcance en el asiento trasero o en el maletero. Lo mismo se debe hacer con los objetos sueltos que podrían moverse por el vehículo y provocar una distracción mientras el automóvil está en movimiento.

Pasajeros que distraen

Incluso los pasajeros amables y de buen comportamiento tienen el potencial de distraer increíblemente a un conductor. Como la persona que está en control del vehículo, tienes el derecho y la responsabilidad de pedirle a tus pasajeros que hagan silencio o dejen de hacer lo que sea que esté evitando que te concentres en la tarea de manejo. Puede que te sientas un poco extraño al hacer esto pero recuerda que tu trabajo es mantener seguros a los pasajeros, no hacerlos felices.

Aprende sobre las distracciones que puedes enfrentar al transportar amigos, familiares, compañeros de trabajo, niños o mascotas en este penúltimo artículo sobre las distracciones comunes. Si crees que no puedes manejar con seguridad debido a una distracción provocada por un pasajero adolescente o adulto, no dudes en detener tu vehículo a la próxima oportunidad. Si no pueden o no quieren modificar su comportamiento, tendrán que buscar un medio de transporte alternativo.

Los niños son un tema un poco diferente, ya que es posible que no entiendan el peligro o no puedan tranquilizarse si se ponen molestos o se frustran mientras tú conduces. Si debes transportar niños, asegúrate de que tengan suficientes juguetes y actividades dentro del automóvil para mantenerlos entretenidos. Nunca disciplines a un niño mientras conduces, Si debes regañarlos o razonar con ellos, primero detente a un costado del camino para hacerlo.

Distracciones de la carretera

Las distracciones que podrías enfrentar dentro del automóvil son solo la punta del iceberg. Mientras manejas también podrías tener que lidiar con una gran cantidad de distracciones adelante, alrededor y a ambos lados del vehículo. Las distracciones externas como accidentes de tránsito, paisajes, peatones, animales, anuncios y puntos de referencia se pueden evitar en gran medida con estrategias de búsqueda visual adecuadas al conducir.

Si te encuentras con algo que llama tu atención pero no representa un peligro, regresa tu atención a la carretera de inmediato. Cuando la situación que distrae es algo que podría ser peligroso, como escombros en la carretera o un peatón que espera por cruzar, debes desviar tu atención solo lo suficiente para mantenerte seguro. Nunca mires fijamente una sola sección de la carretera demasiado tiempo. Este tema se explora a fondo en este artículo completo.

Lidiar con conductores distraídos

Esta sección finaliza con un tema crucial pero que se suele pasar por alto: lidiar con los conductores distraídos. Ningún conductor logra evitar todas las distracciones en todo momento. De hecho, la mayoría de los automovilistas se distraen con regularidad hasta cierto punto en cada viaje que hacen. No puedes influir en las acciones de otro conductor pero puedes aprender a identificar a los usuario de carretera distraídos y tomar medidas para minimizar el riesgo que presentan. Cuando encuentres un conductor distraído, reduce la velocidad y déjale el mayor espacio posible que las condiciones de la carretera te permitan.

Puede parecer injusto que debas compensar por las acciones irresponsables de los demás conductores y usuarios de carretera pero debes tomar en cuenta que habrá ocasiones en las que tú te distraerás y otros deberán manejar el riesgo. Un Sistema de Transporte de Carreteras seguro para los todos los usuarios de carretera se puede alcanzar solo con trabajo de equipo.

Manejar los riesgos

Los gobiernos federales y estatales están haciendo mucho para enfrentar las pérdidas de vidas provocadas por las distracciones al conducir, aunque al final las decisiones de los automovilistas día a día son el punto más importante. Debes elegir evitar las distracciones, así que como eliges comportarte de forma apropiada cuando hay conductores distraídos. Las consecuencias de tomar decisiones erróneas pueden ser grandes, costosas y a menudo mortales. Descubramos más sobre los riesgos y el impacto de la conducción distraída con nuestro primer artículo.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Riesgos de la Conducción Distraída
Evitar Distracciones al Conducir 2 of 13

Riesgos de la Conducción Distraída

Cualquier actividad que realices que no tenga una relación inmediata con la tarea de conducción se considera una distracción. Esto incluye actividades relacionadas con el viaje como ver un mapa o usar un dispositivo de navegación. Más allá de lo importante que consideres esa actividad, controlar tu vehículo y monitorear la carretera requieren de total atención y deben tener prioridad.

Base Cognitiva de la Conducción Distraída
Evitar Distracciones al Conducir 3 of 13

Base Cognitiva de la Conducción Distraída

Aunque a menudo podemos sentir estamos realizando dos o más tareas al mismo tiempo, no es así, ya que el cerebro humano es físicamente incapaz de hacerlo. Esto significa que siempre estarás trabajando con una tarea a la vez. Al conducir y efectuar una actividad de distracción como comer o peinar tu cabello, tu mente no estará enfocada en el manejo, al menos durante un tiempo.

Actividad de Distracción - Hablar por Celular
Evitar Distracciones al Conducir 4 of 13

Hablar por Celular

Usar un celular es uno de los errores de mayor riesgo que puedes cometer al manejar un vehículo en movimiento. Muchos automovilistas asumen que esto aplica solo para el uso del celular en la mano, pero la actividad de manos libres puede ser igual de peligrosa.

Review
Conductor Precavido 7 of 12

Propiocepción y Kinestesia

Si bien la mayor parte de la información que recibimos al conducir es visual, nuestros otros sentidos también son importantes. Además de la vista, nuestro cerebro recopila información sobre el mundo que nos rodea a través del oído, el olfato, el gusto y el tacto.

Conductor Precavido 8 of 12

Objetivos Visuales

Los objetivos visuales se crean al enfocar tu atención en objetos estacionarios que están de 12 a 20 segundos adelante de tu vehículo. A medida que te acercas al objetivo visual, debes seleccionar un nuevo objeto fijo en esa ventana de 12 a 20 segundos y repetir el proceso continuamente a medida que te mueves en la carretera.

Conductor Precavido 9 of 12

Patrones Visuales de Búsqueda

Saber dónde mirar y por cuánto tiempo puede ser confuso para los conductores nuevos, especialmente cuando hay tanto que controlar dentro del automóvil, justo frente al vehículo y 20 segundos adelante sobre la carretera. Para un manejo seguro necesitarás adoptar un método sistemático y eficiente para escanear visualmente tu entorno.

Conductor Precavido 10 of 12

Distancia de Seguimiento Segura

Es imposible manejar de manera segura y atenta sin dejar un espacio suficiente entre tu vehículo y el automóvil adelante de ti. Mantener una distancia de seguimiento adecuada es crucial para maximizar tu vista de la carretera adelante.

Conductor Precavido 11 of 12

Los Efectos de la Velocidad

Como conductor atento, mantener la velocidad al mínimo es una de las mejores tácticas para reducir el riesgo que puedes utilizar. A medida que aumenta la velocidad a la que viajas, lo mismo sucede con el peligro al que te expones y los desafíos que enfrentas.

Conductor Precavido 12 of 12

Interactuar con Otros Conductores

Sin una comunicación eficaz entre los automovilistas sería imposible predecir el movimiento de los demás vehículos y transitar la carretera de forma segura. Los automovilistas atentos y conscientes piensan cómo sus acciones afectarán a los demás conductores y se esfuerzan para tener un comportamiento considerado en todo momento. No se trata solo de ser amable. Es una cuestión de seguridad.