Conducir Bajo la Influencia del Alcohol
Concentración de Alcohol en la Sangre y Bebidas Estándar

Concentración de Alcohol en la Sangre: Calcular el BAC y Conducción Afectada

Updated 3 de Febrero de 2021

Conducir con cualquier cantidad de alcohol en tu cuerpo afectará tus habilidades físicas, tiempo de reacción, visión y capacidad de buen juicio según el entorno de la carretera. Cuanto más alta sea la concentración de alcohol en la sangre (BAC), más significativos serán los problemas.

Cuando de alcohol se trata, el curso de acción más seguro y sensato es no tomar y manejar, incluso si estás por debajo del límite BAC legal. El límite legal se basa en el BAC en que la mayoría de las personas empiezan a experimentar problemas notorios y se ha establecido para lograr cumplir con las leyes de DUI. Sin embargo, como un futuro conductor calificado, debes saber que puedes verte afectado por niveles BAC por debajo de este límite. Con tantos factores diferentes que influyen en la cantidad de alcohol que llega a la sangre y qué tan ebrio quedas como resultado de esto, los problemas por alcohol para conducir debido al consumo de alcohol son increíblemente difíciles de predecir.

Considera el problema:

  • Dos bebidas alcohólicas del mismo tamaño pueden contener cantidades totalmente distintas de alcohol.
  • Dos personas que han consumido la misma cantidad de alcohol podrían terminar con diferentes cantidades en su sangre (debido al ritmo de consumo, si han comido antes y varios otros factores)
  • Dos personas con la misma concentración de alcohol en la sangre pueden verse afectadas de diferentes maneras.

A pesar de estas variables, sabemos que la intoxicación y el deterioro de un conductor aumentan de la mano de la concentración de alcohol en la sangre. Por lo tanto, se ha establecido el límite BAC legal en 0.08%. Si te encuentras por encima de este límite al conducir, afrontarás cargos por DUI sin importar lo intoxicado que te “sientas”.

BAC y conducción afectada

Estar por debajo del límite de 0.08% no significa que estés sobrio y sin problemas para conducir. El alcohol afecta a cada persona de forma diferente y puede resultar en distintos niveles de ebriedad dependiendo de las circunstancias. Una persona con un BAC de 0.01% podría experimentar reflejos más lentos, visión borrosa y mala capacidad de juicio equivalentes a alguien con un BAC de 0.10%.

Toma en cuenta que podrás y serás acusado por conducir bajo la influencia con CUALQUIER concentración de alcohol en la sangre por encima de 0.01% si tu comportamiento indica que podrías estar afectado por el alcohol.

Comprender el BAC

Tu nivel de alcohol en la sangre se determina al dividir el volumen de alcohol detectado por el volumen de sangre de la muestra que se analiza. El límite legal de 0.08% se traduce de la siguiente manera:

  • 8 partes de alcohol por cada 10.000 partes de sangre
  • 8 gramos de alcohol por cada 100 ml de sangre

La cantidad de alcohol en tu sangre no es lo mismo que la cantidad de alcohol que has consumido. Tu BAC está influenciado por tu edad, peso, cuánto has consumido, qué tan rápido lo consumiste y si algo más ha interferido con la absorción del alcohol. Hablaremos de esto con más detalle más adelante. Por ahora, debes saber que conducir con una concentración de alcohol en la sangre de 0.08% o mayor es ilegal en todos los estados. Además:

  • La mayoría de los estados fijan el nivel BAC legal en 0.04% para los conductores de vehículos comerciales como camiones grandes, autobuses y camiones de alquiler.
  • La mayoría de los estados tienen una política de “tolerancia cero” para los conductores que no tienen edad legal para consumir alcohol, que prohíbe que los menores de 21 años manejen un vehículo con CUALQUIER cantidad de alcohol en sus cuerpos.

Puedes descubrir si estas reglas se aplican en tu estado consultando el sitio web del DMV o una copia actualizada del manual de manejo.

El problema con “una bebida”

La concentración de alcohol en la sangre de una persona está determinada por mucho más que el número de bebidas alcohólicas que ha consumido. Para empezar, un trago puede contener mucho más o menos alcohol que otro. En teoría, la idea de un trago “estándar” puede ayudarte a llevar un registro de cuánto alcohol has consumido. Una unidad de bebida estándar o trago “estándar” contiene 0.6 onzas de etanol puro, que equivale a:

  • Una copa de 5 onzas de un vino con 12% de alcohol
  • Una botella de 12 onzas de una cerveza con 5% de alcohol
  • Un trago de 1.5 onzas de un licor fuerte con 40% de alcohol

Sin embargo, pensar en “un trago” contiene una cantidad exacta de alcohol puede causar más problemas de los que resuelve, ya que las personas no saben con precisión con qué se mezclan sus bebidas. A menudo las bebidas mezcladas contienen mucho más alcohol que una cerveza o una copa de vino regulares, aunque el azúcar que llevan les da un sabor con menos alcohol. El problema se agrava aún más por el hecho de que no todos los bartenders (o quien sea que mezcla la bebida) usan medidas estándar de licor.

Otro problema es que no todas las bebidas de cierto tipo (por ejemplo, cerveza, vino o licores fuertes) tienen el mismo porcentaje de alcohol. La mayoría de las cervezas están alrededor de la marca del 5%, aunque algunas pueden ser tan fuertes como 9 o 10%. Esto puede ser un enorme problema, ya que una botella de 5 onzas de una cerveza de 10% de alcohol contiene tanto alcohol como dos botellas de 5 onzas con 5% de alcohol.

Cuando consideras todo, descubrir exactamente cuánto alcohol has consumido puede ser un desafío. Incluso si sabes precisamente cuánto alcohol has puesto en tu cuerpo, es imposible predecir cómo esto afectará tu concentración de alcohol en la sangre o nivel de ebriedad.

¿Qué afecta el BAC?

La cantidad de alcohol que llega a tu torrente sanguíneo es determinada por los siguientes factores:

  1. 1

    Peso.
    Las personas más pesadas suelen tener más fluidos en sus cuerpos que las personas más livianas. Los fluidos diluyen el alcohol, lo que lleva a un BAC más bajo incluso cuando se consume la misma cantidad de alcohol.

  2. 2

    Porcentaje de grasa corporal.
    La grasa contiene menos agua que los músculos, los huesos y otros tejidos corporales. Una persona un mayor porcentaje de grasa corporal tendrá menos fluidos para diluir el alcohol que consume y por consiguiente un BAC más alto.

  3. 3

    Deshidratación.
    Una persona deshidratada tendrá menos fluidos en su cuerpo para diluir el alcohol.

  4. 4

    Género.
    Las mujeres suelen tener un menor porcentaje de agua en sus cuerpos que los hombres y, por tanto, a menudo terminan con un BAC más alto que los hombres que consumen la misma cantidad de alcohol.

  5. 5

    Comida.
    Tener alimentos en tu estómago cuando tomas alcohol puede hacer más lenta la absorción de alcohol en la sangre. El efecto es menor pero quiere decir que es más probable que una persona con el estómago vacío tenga un BAC más alto que una persona que ha comido antes de beber.

  6. 6

    Bebidas carbonatadas.
    Se cree que las bebidas alcohólicas gaseosas o los mezcladores como cervezas, la champaña y las sodas llevan a una mayor concentración de alcohol en la sangre que las bebidas no carbonatadas con el mismo nivel de alcohol. Los expertos creen que esto se debe a que el gas adicional en el tracto digestivo aumenta la velocidad de absorción.

  7. 7

    Ritmo de consumo.
    El tiempo que tardas en consumir una medida de alcohol afecta la concentración de alcohol en la sangre. Tomar un solo trago de whisky mezclado con un refresco gaseoso tardará más y tendrá un BAC más bajo que tomar el mismo trago de whisky puro de un solo golpe.

  8. 8

    Drogas.
    Se sabe que ciertas drogas ilegales y con receta interactúan con el alcohol, haciendo que el cuerpo lo absorba a un ritmo más rápido o lento de lo normal.

Además de los factores enumerados aquí, tu edad, tu composición genética, tu tolerancia (qué tan acostumbrado estás a tomar alcohol) y tu estado emocional influyen en la concentración de alcohol en la sangre. Con tantas variables para considerar, predecir cómo responderá tu cuerpo al consumo del alcohol y si terminará “superando el límite” es extremadamente difícil. Si hay una posibilidad de que manejes, es mejor evitar el alcohol por completo.

Calcular tu concentración de alcohol en la sangre

La forma más precisa de determinar tu nivel de alcohol en la sangre es hacer una prueba de alcoholemia (o un examen de sangre). Existen otros métodos científicos que puedan ayudar a descubrir tu BAC, si sabes exactamente cuánto y cuándo has bebido. La fórmula que se describe a continuación puede calcular el BAC de una persona, aunque debes tomar en cuenta que el resultado será solo un aproximado. No dependas de este método para decidir si estás por encima del límite legal para conducir.

Para utilizar este método necesitarás la siguiente información:

  1. Tu peso corporal en libras.
  2. La cantidad de alcohol que consumiste en onzas.
  3. El número de horas que han pasado desde que empezaste a beber.

También necesitarás saber la velocidad promedio a la que la concentración de alcohol en la sangre baja, que es 0.015% por hora. Toma un lapicero y un papel o una servilleta para anotar y tendrás todo lo que necesitas para calcular tu BAC actual.

La fórmula será un tanto diferente para hombres y mujeres debido a las diferencias en la composición corporal típica de los hombres y las mujeres. El valor “8 o 10” en el medio de la ecuación está determinado por tu género. Los hombres deben usar el “8”, mientras las mujeres deben usar el “10”.

BAC = ((Alcohol en onzas x (8 o 10) / Peso en libras) – (0.015 x el tiempo en horas)

Aquí tienes instrucciones paso a paso para aplicar esta fórmula:

  1. Multiplica la cantidad de alcohol consumido por 8 o 10 (dependiendo si eres hombre o mujer, respectivamente)
  2. Divide el número resultante entre tu peso. Este es tu BAC antes de que haya pasado tiempo. Volveremos aquí en un momento.
  3. A continuación, multiplica el tiempo por 0.015.
  4. Luego resta esta cifra al número que lograste en el paso 2. Este número es tu concentración de alcohol en la sangre estimada.

Recuerda que el resultado podría ser impreciso debido a que la comida, las bebidas carbonatadas, la cantidad de fluidos en tu cuerpo y la tolerancia al alcohol también incluyen en tu BAC.

Ejemplos de cálculo de BAC

Analicemos un par de ejemplos para mostrarte cómo la fórmula para calcular el BAC funciona en la práctica.

Ejemplo uno

Un hombre que pesa 160 libras toma cuadro tragos estándar, que representan 2.4 onzas de alcohol (0.6 x 4 = 2.4). Empezó a tomar a las 9:00 pm y se hace una prueba de alcoholemia a las 12:00 am. ¿Estará por encima del límite?
 

2.4 onzas x 8 = 19.2
19.2 / 160 lbs = BAC de 0.12 (antes de que pase el tiempo)
3 horas x 0.015 = 0.045
0.12 – 0.045 = BAC de 0.075

Siempre que el hombre de este ejemplo no haya consumido las bebidas más tarde en la noche, este método indica que no debería estar por encima del límite legal de 0.08% a la hora de efectuar la prueba de alcoholemia. Sin embargo, como hemos discutido anteriormente, una buena cantidad de otros factores pueden influir en la concentración de alcohol en la sangre de una persona. Un BAC de 0.075% es muy cercano al límite legal y lo suficientemente alto para provocar problemas. Si la persona de este ejemplo usa este cálculo para determinar si puede manejar de forma segura y legal a las 12:00 am, el resulta debería ser lo suficientemente algo para instarlo a NO correr el riesgo.

Ejemplo dos

Una mujer que pesa 115 libras consume dos tragos estándar, que equivalen a 1.2 onzas de alcohol. Empieza a tomar a las 8 pm y se le realiza una prueba de alcoholemia a las 9 pm. ¿Enfrentará cargos por DUI?
 

1.2 onzas x 10 = 12
12 / 115 lbs = BAC de 0.10
1 hora x 0.015 = 0.015
0.10 – 0.015 = BAC de 0.085

La mujer en este ejemplo está 0.005% por encima del límite legal y será arrestada por conducir bajo la influencia. Este es un ejemplo importante para tener en cuenta, ya que muchas personas se manejan bajo la creencia falsa de que “dos tragos” los deja por debajo del límite legal. Para algunas personas, puede que sí. Recuerda que la mujer en este ejemplo era pequeña, con 115 libras de peso. Esto quiere decir que tiene menos fluidos en su cuerpo y un BAC mayor. Una persona 15 libras más pesada que ella podría manejar legalmente si se le realiza una prueba al mismo tiempo pero cuando los márgenes son tan cercanos, ¿para qué arriesgarse?

Tasa de eliminación de alcohol

El ritmo de eliminación de alcohol de 0.015% por hora que usamos en estos ejemplos es un promedio. Dependiendo del metabolismo de una persona, podría eliminar el alcohol de su cuerpo a ritmo desde 0.013% (con un metabolismo más lento) a 0.018% (un metabolismo más rápido) por hora. Como el metabolismo varía según el peso y la condición física, es increíblemente difícil medir esto con precisión.

Como la tasa de eliminación del alcohol es una cifra esencial para la fórmula de cálculo del BAC detallada anteriormente, elegir un ritmo erróneo podría llevarte a un resultado impreciso. Si sobrestimas tu ritmo de eliminación de alcohol cuando averiguas tu BAC, es posible que creas que estás debajo del límite legal cuando en realidad ya lo has superado.

"Mitos" sobre ponerte sobrio

Tu tasa de eliminación del alcohol puede fluctuar por semanas, meses o años si tu metabolismo cambia. Sin embargo, no se puede alterar por las acciones que tomes inmediatamente después de beber. Las personas creen la idea de que ciertas tácticas les ayudarán a ponerse sobrias más rápido. Estas incluyen tomar café, comer algo después de consumir alcohol, hacer ejercicios para sudar el alcohol o tomar una ducha. Debes entender que todas estas tácticas para “ponerte sobrio” son MITOS. No puedes eliminar el alcohol de tu sistema más rápido de lo que tu ritmo natural de eliminación de alcohol lo permite.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Tasas de Consumo y Eliminación de Alcohol
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 3 of 12

Tasas de Consumo y Eliminación de Alcohol

Para desarrollar una relación con el alcohol segura y responsable, es útil comprender exactamente a qué estás sometiendo a tu cuerpo cada vez que tomas una cerveza o un trago de licor fuerte. Cuan rápido y eficientemente el cuerpo de una persona puede eliminar el alcohol depende de varios factores ambientales y genéticos.

Problemas Sensoriales por el Consumo del Alcohol
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 4 of 12

Problemas Sensoriales por el Alcohol

Los efectos del alcohol en tu cerebro empiezan solo minutos después de tomar el primer sorbo de tu bebida. Tu capacidad mental se verá afectada y tus músculos no responderán a las instrucciones con la eficacia habitual. El impacto negativo del alcohol en tu capacidad de manejo será más grave a medida que te emborrachas más.

Problemas Físicos por el Consumo de Alcohol
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 5 of 12

Problemas Físicos por el Alcohol

Mientras el alcohol ataca tu cerebro para causar estragos en tu percepción, capacidad de juicio y habilidades motoras, también afecta directamente otros sistemas importantes. Recuerda de que una u otra forma, el alcohol termina en tu sangre. Desde allí, tiene acceso a cada tejido y órgano vital de tu cuerpo.

Review
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 9 of 13

Llegar a Casa de Forma Segura

Solo hay una manera de garantizar que la conducción en estado de ebriedad no causará una colisión: no tomar y manejar. Para protegerte de un accidente por conducir ebrio no es suficiente con decir: “No voy a tomar y manejar”. Tienes que eliminar la posibilidad de manejar borracho, ya que llegado el caso el alcohol podría hacerte cambiar de opinión.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 10 of 13

Conducción Ebria Entre los Adolescentes

Los accidentes de tránsito son la causa principal de muerte de adolescentes en los Estados Unidos y el consumo de alcohol entre los menores de edad contribuye al problema. La pregunta es, ¿por qué tantos conductores jóvenes ignoran los riesgos y se ponen al volante después de tomar alcohol?

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 11 of 13

Leyes de Tolerancia Cero

Todos los estados tienen una ley de tolerancia cero que prohíbe que los menores de 21 años manejen con cualquier cantidad de alcohol en su torrente sanguíneo. Ahora, una persona menor de 21 años con incluso trazas de alcohol en su sangre automáticamente será culpable de conducir bajo la influencia.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 12 of 13

Los Efectos de Regular la Conducción Ebria

La restricción y regulación del alcohol ha demostrado ser un arma eficaz contra la conducción ebria en Estados Unidos. La prevalencia de los puntos de control de sobriedad (barricadas en las que los conductores se someten a pruebas aleatorias de intoxicación por alcohol) tuvo una conexión directa con el número de muertes de tránsito relacionadas con el alcohol.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 13 of 13

Cómo Proteger Tu Privilegio de Conducir

Dependiendo de tu edad y tu estado de residencia, puede que tomar alcohol y usar ciertas drogas recreativas no sea ilegal. Sin embargo, estos hábitos siempre serán perjudiciales para tu salud y bienestar emocional. Además, aunque tomar alcohol no es lo mismo que conducir en estado de ebriedad, lo primero lleva a lo segundo.

Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 1 of 12

Manejar Bajo los Efectos del Alcohol

Beber y conducir es un delito grave. También es una de las cosas más tontas y peligrosas que puede decidir hacer una persona. Si bien las sanciones por tomar y manejar varían un poco de un estado a otro, las reglas sobre DUI son prácticamente idénticas de costa a costa.