Conductor Precavido
Conductor Atento

El Conductor Vigilante: Por Qué es Importante Elegir ser un Conductor Atento

Updated 26 de Enero de 2021

Los conductores negligentes son responsables por una abrumadora mayoría de los accidentes de tránsito, colisiones, muertes relacionadas con la carretera, lesiones y daños a la propiedad. Los conductores seguros y responsables prestan atención a los aspectos vitales del entorno de manejo tanto dentro como fuera del vehículo. Estar atento es más que simplemente estar alerta, ¡aunque esto ayuda! Es entender que se deben monitorear todos los aspectos del escenario de manejo y saber cómo dividir la atención entre varios objetivos diferentes de manera efectiva.

También es comprender que tú, el conductor, eres el eslabón más débil en un escenario de manejo seguro. Si te ves involucrado en un accidente o colisión, es muy probable que sea porque tu capacidad de atención hacia la conducción se ha visto afectada por una limitación física, un mal comportamiento de manejo o una distracción. Siempre recuerda que la mayoría de los accidentes de tránsito se podrían haber evitado si los conductores involucrados hubieran tomado mejores decisiones.

Por qué es importante prestar atención

Durante muchas décadas, los programas de educación vial se han centrado en fomentar un profundo conocimiento de las reglas de carretera y excelentes habilidades de control del vehículo en los estudiantes. Estos atributos son esenciales, por supuesto. Aunque cuando se trata de evitar accidentes de carretera, la clave es la “capacidad de atención”. Sabemos que alrededor del 90% de los accidentes de tránsito se atribuyen a un error del conductor. De este porcentaje, un número alarmantemente alto es debido a que uno o más conductores involucrados no prestaron la debida atención al entorno de manejo.

El hecho es que cualquiera puede aprender a control el vehículo de forma efectiva. ¡Hasta a los monos se les ha enseñado a conducir! Lamentablemente, tener estas habilidades no significa necesariamente que las utilizarás. Si no estás prestando atención a la situación alrededor de tu vehículo o en la carretera adelante, no hay manera que puedas tomar decisiones sensibles y seguras. En esta sección del curso, aprenderás acerca de las habilidades visuales y mentales requeridas para comprometerte de forma eficaz con la tarea de conducción y así convertirte en un conductor atento.

La buena visión es esencial

Es imposible manejar con atención sin una buena visión. A través de nuestros ojos recopilamos una buena cantidad de información compleja y valiosa sobre el mundo a nuestro alrededor, que nos permite evaluar el riesgo y tomar decisiones seguras para preservar las vidas.

Un conductor debe poder ver y comprender las señales de tránsito, a los otros usuarios de carretera, a las marcas en el pavimento, a los semáforos y a los peligros a la distancia con tal de manejar un vehículo con seguridad. Esto se logra a través de la visión central (que permite detectar detalles pequeños al enfocar nuestros ojos en un objeto específico) y la visión periférica (que nos permite recabar información visual general desde los extremos de nuestros ojos).

Aquí podrás aprender más sobre la manera en que recopilamos la información visual y los requisitos mínimos de visión para conseguir tu licencia.

El peligro de los problemas de la vista

Tener un problema de la vista, ya sea miopía leve, daltonismo o problemas de la vista relacionados con otra condición médica, afectará negativamente tu capacidad de percibir el escenario de la carretera y tomar decisiones de manejo seguras. Sin embargo, la mayoría de las personas que viven con discapacidades visuales todavía son elegibles para conducir. Puede que obtengas una licencia “restringida” que requiera que uses lentes correctivos o tomes otras precauciones al conducir. Aprende más sobre cómo un problema de la vista puede dificultar tu aplicación de licencia en este módulo.

También discutiremos algunas de las principales condiciones hereditarias y adquiridas que pueden afectar la visión de una persona. Como conductor, tendrás que prestar mucha atención a tu vista y tratar cualquier deterioro en tu visión de inmediato. Aún si tienes una visión perfecta 20/20 en este momento, puede que no siempre sea así.

Visión, memoria y entendimiento

Además de contar con una buena visión, los conductores atentos deben poder comprender lo que ven. Adquirir información visual es solo el primer paso de un asombroso proceso de toma de decisiones que tu cerebro completa en una mínima fracción de segundo. ¡Es aquí donde el conocimiento de las reglas de carretera y las técnicas de manejo salen a escena!

Una vez que reúnes la información sobre la carretera, tu cerebro comparará lo que ve con la información ya almacenada en tu memoria y utilizará el resultado de esta comparación para decidir qué hacer. Por ejemplo, un conductor informado y atento podría procesar la información visual de la siguiente forma:

  1. 1

    Ves un peatón parado entre dos automóviles estacionados a un costado de la carretera, mirando hacia la carretera.

  2. 2

    Según tu entrenamiento de manejo y tu experiencia general, recuerdas que esto presenta un peligro ya que el peatón podría elegir entrar en la carretera.

  3. 3

    Al utilizar esta información, decides reducir la velocidad para que sea más fácil evitar una colisión en caso de que el peatón salga hacia la calle. También sabes que esto reducirá la gravedad del incidente si sucede la colisión.

Si una etapa del proceso se debilita (por mala visión, limitado conocimiento de seguridad en la carretera o poca capacidad cognitiva) es poco probable que puedas tomar decisiones de manejo efectivas y defensivas. La visión es quizás el aspecto más importante del trío “visión, memoria y entendimiento”, ya que no puedes recordar el entrenamiento relevante ni decidir una acción apropiada sin primero ver el peligro.

A veces, la experiencia de manejo puede afectar tu capacidad de tomar decisiones seguras según la información visual. Descubre por qué y cómo evitar esta trampa en “Habilidades Mentales para Manejar”.

¿Qué hay sobre los otros sentidos?

El oído, el olfato, el tacto y el gusto (sí, incluso el gusto) juegan un papel en la atención hacia la tarea de conducción. En este último artículo sobre sentidos y atención al volante, aprende cómo y por qué los problemas sensoriales pueden afectar tu capacidad de tomar decisiones de manejo con seguridad. También podrás descubrir acerca de la kinestesia, el “sexto sentido” que nos permite controlar nuestros cuerpos y determinar la posición del automóvil que conducimos en la carretera.

Objetivos visuales y atención al volante

Tener una buena visión y enfocar tu atención en la carretera no te convierte automáticamente en un conductor atento. Debes aprender a usar tu visión de manera estratégica para recopilar toda la información posible sobre el escenario de carretera. Para hacer esto, tendrás que usar una técnica conocida como objetivos visuales.

Un objetivo visual implica escoger un punto distancia en la carretera adelante y monitorear el área alrededor de ese punto, conocida como el área del objetivo. También debes examinar periódicamente el camino de recorrido entre tu ubicación actual y tu objetivo visual, en busca de cambios en las condiciones de la carretera que pudieran exigir ajustes a tu velocidad o colocación. Conforme tu objetivo visual se aproxima, debes empezar el proceso nuevamente y seleccionar otra área de objetivo más adelante en la carretera.

Usar esta técnica para recopilar información de forma activa en lugar de mirar pasivamente hacia adelante, te ayudará a asegurarte de que no haya detalles importantes que se escapen de tu atención. En esta lección sobre objetivos visuales, aprenderás a escoger un objetivo visual adecuado y mantener una línea de visión clara a través de tu camino de recorrido.

Estrategias seguras de búsqueda visual

El proceso de recabar información visual sobre el ambiente alrededor y adelante de tu vehículo debe ser activo y metódico. El desafío de una búsqueda visual efectiva es que cualquier tiempo que pases sin enfocar en un área específica es tiempo que podrías dejar de ver eventos que se desarrollan en esa parte de la carretera.

Debes evitar enfocarte en cualquier punto demasiado tiempo alternando tu mirada entre los espacios inmediatos, secundarios y el área del objetivo. Esto se refiere al espacio inmediatamente frente a tu automóvil, el espacio de 12 a 15 segundos adelante de ti y el espacio alrededor de tu área de objetivo, respectivamente. El segundo módulo sobre búsqueda visual te enseñará a monitorear y responder ante los eventos en estos tres espacios.

Crear una distancia de seguimiento segura

Mantener una distancia de seguimiento segura entre tu vehículo y el vehículo adelante de ti es un aspecto esencial de la conducción atenta. No podrás ver la carretera adelante o responder ante las condiciones cambiantes de forma considera y oportuna si estás demasiado cerca del automóvil que tienes frente a ti. Así que, ¿cuánto es demasiado cerca? Es un tema que se discute en profundidad en este módulo fácil de entender sobre distancias de seguimiento.

En buenas condiciones de manejo y a velocidades promedio, los conductores deben dejar un espacio de al menos tres segundos entre ellos y el vehículo que están siguiendo. Sin embargo, habrá situaciones en las que debes dejar un espacio más grande, algunas veces de hasta cinco o seis segundos. Cuando las condiciones de manejo sean malas, la carretera esté resbaladiza, haya un mayor número de peligros en esa área o estés conduciendo a gran velocidad, tu distancia de seguimiento debe ser más grande.

Cómo la velocidad afecta la atención al volante

Cuando más rápido viajes, más difícil será recopilar información visual sobre el entorno de manejo. A gran velocidad, tendrás más información para absorber en menos tiempo y una visión periférica menor. Por lo tanto, cuando viajes en una carretera de alta velocidad es importante establecer objetivos visuales a una distancia mayor y voltear tu cabeza para mirar la carretera al costado de tu vehículo con más frecuencia.

La comunicación con otros usuarios de carretera también es más desafiante a grandes velocidades. Conducir con atención implica mantener tu velocidad al mínimo sin interrumpir el flujo de tráfico, ya que tendrás más probabilidades de no ver información cuanto más rápido te muevas.

Interactuar con otros automovilistas

Los otros conductores son el aspecto más impredecible de cualquier escenario de manejo. Como conductor atento, debes ver a los otros automovilistas cuando señalan su intención de girar, incorporarse a otro carril o vía, cambiar de carril o frenar, y hacer todo lo que puedas para facilitar la maniobra de manera segura. Al utilizar tus intermitentes y asumir la posición correcta en la carretera, debes también comunicar tus maniobras a los demás conductores de manera clara y oportuna. Conducir ya es lo suficientemente peligroso sin que los conductores se sorprendan unos a otros.

Es natural cometer errores. Debes prepararte siempre para que otros conductores realicen maniobras no anticipadas. Es posible evitar colisiones incluso en esas circunstancias si manejas el espacio alrededor de tu vehículo de forma eficaz. Por encima de todo, debes recordar tratar con cortesía a otros conductores, tal como desearías que ellos te trataran a ti, incluso al cometer errores. Nada aumenta más el riesgo en una carretera que un grupo de automovilistas enojados y distraídos.

Elegir ser un conductor atento

Cuando se trata de promover la seguridad en la carretera, nada es más importante que tu compromiso para permanecer enfocado de manera activa en la tarea de conducción. Puedes tener las mejores habilidades de control del vehículo y aun así crear peligro donde sea que vayas, si te permites distracciones o no sigues los procedimientos adecuados de búsquedas visuales. Mantenerte seguro en la carretera es una decisión que solo tú puedes tomar.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

La Importancia de Prestar Atención
Conductor Precavido 3 of 12

La Importancia de Prestar Atención

Tu capacidad para enfocar tu atención total y consistentemente en el escenario alrededor de tu vehículo es igual de importante que tu conocimiento de reglas de carretera y tus habilidades de control del vehículo. Prestar atención al conducir es una habilidad importante que muchos pasan por alto al aprender a manejar.

Importancia de una Buena Visión para los Conductores
Conductor Precavido 4 of 12

La Importancia de una Buena Visión

Ningún sentido es más importante para un conductor que la vista. Como tus ojos son responsables del 90% de la información que recibirás al conducir, una buena visión es esencial para tomar decisiones de manejo seguras y adecuadas.

Problemas de Visión que Afectan tu Capacidad de Manejo
Conductor Precavido 5 of 12

Problemas de Visión

Las personas con una visión menor de 20/40 no califican para una licencia de manejo sin restricciones en la mayoría de los estados. Sin embargo, una buena cantidad de personas con peor visión que 20/50 pueden conducir de forma segura y legal con una licencia restringida, siempre que usen anteojos o lentes de contacto correctivos. Se le negará la licencia de conducir a una persona solo en casos extremos de problemas de la vista o ceguera.

Review
Reducir Riesgos al Conducir 5 of 9

Peligros de Interrumpir el Flujo de Tráfico

En carreteras transitadas, la forma de girar, cambiar de carril, incorporarte, rebasar e interactuar con el tráfico a tu alrededor influye en el nivel de riesgo al que te expones. Para crear el entorno más seguro posible, los automovilistas deben maniobrar para mantener el flujo de tráfico sin problemas.

Reducir Riesgos al Conducir 6 of 9

Estadísticas de Conductores Inexpertos

Personas de todas las edades están en riesgo al conducir. Sin embargo, los conductores adolescentes corren el mayor riesgo, en gran medida debido a su inexperiencia y su escasa capacidad de juicio. Trágicamente, los accidentes automovilísticos son la causa principal de muerte en personas entre 15 y 20 años en los Estados Unidos. De hecho, los conductores menores de 20 año tienen casi tres veces más probabilidades de morir en un accidente automovilístico que los conductores mayores.

Reducir Riesgos al Conducir 7 of 9

Errores de Conductores Novatos

Como conductor que acaba de obtener la licencia, cometerás errores al volante. Es inevitable. Sin embargo, si conoces los errores más comunes que los conductores nuevos cometen, podrás evitar exponerte a ti y a otros usuarios de carretera a riesgos graves.

Reducir Riesgos al Conducir 8 of 9

Estrategias para Minimizar el Riesgo

No hay forma de evitar todos los riesgos al conducir, ya que es una actividad inherentemente peligrosa. Aunque tienes el poder de influir en el nivel de riesgo al que te expones de manera positiva o negativa. Cada decisión y acción que tomes en el asiento del conductor aumentará o disminuirá el riesgo de que ocurra un accidente o colisión.

Reducir Riesgos al Conducir 9 of 9

Consecuencias del Comportamiento Riesgoso

¿Por qué es tan importante reducir el riesgo como conductor? Todos los riesgos conllevan consecuencias posibles e indeseables. Cada vez que tomes un riesgo al volante, tendrás más probabilidades de experimentar un accidente o colisión.

Conductor Precavido 1 of 12

Conducción Distraída y Atención al Volante

Los conductores seguros están atentos. Al prestar atención a la carretera y a sus propias acciones, los conductores atentos pueden usar las habilidades del control del vehículo y el conocimiento de las reglas de carretera de forma adecuada para evitar conflictos con otros usuarios de carretera, accidentes y colisiones. La conducción distraída es lo opuesto a la conducción atenta.