Evitar Distracciones al Conducir
Comer y Beber al Conducir Puede Crear Distracciones

Los Peligros de Comer y Beber Detrás del Volante - Evitar la Conducción Distraída

Updated 28 de Enero de 2021

Echa un vistazo a los conductores a tu alrededor la próxima vez que te detengas en el tráfico. Hay muchas posibilidades de que veas a alguien comiendo o bebiendo detrás del volante. La prevalencia de los restaurantes de comida rápida para llevar y nuestros estilos de vida cada vez más ocupados significan que más y más automovilistas comen, meriendan o toman sus bebidas mientras conducen.

Cuando “todos” hacen algo, solemos asumir que es seguro. Esto no podría estar más alejado de la verdad cuando se trata de comer y conducir. No estamos hablando solo de una comida completa (aunque esto es particularmente peligroso), ya que incluso estirarte sobre el asiento del pasajero para agarrar un puñado de papas fritas o tomar un sorbo de una taza de café puede aumentar significativamente tus probabilidades de verte involucrado en un accidente de tránsito.

Es imposible comer y beber sin quitar al menos una mano del volante, y ese es tiempo en que no estarás en control total de tu vehículo. Para empeorar las cosas, seguramente quitarás tus ojos de la carretera. Esto podría ser solo por un momento pero recuerda que un momento es lo suficientemente largo para causar una colisión.

Los peligros de comer detrás del volante

Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), un conductor distraído por comer o beber de un recipiente abierto tiene 39% más probabilidades de experimentar un accidente o una situación cercana a un accidente que un conductor atento. Es un aumento significativo del riesgo. Comer al conducir es extremadamente peligroso, ya que evita que estés completamente dedicado a la tarea de manejo. Puede que no veas eventos vitales de la carretera mientras desvías tu mirada o pierdas el control del vehículo mientras tus manos están fuera del volante. Aquí hay otros peligrosos que también debes considerar:

  1. 1

    Comer o beber al conducir es difícil.
    Es posible que derrames comidas si pasas por una irregularidad del camino o un bache o incluso solo por el movimiento del vehículo. La sorpresa de un derramamiento inesperado podría llevarte a perder el control del automóvil.

  2. 2

    Podrías lastimarte.
    Derramar café caliente o quemarte la boca con comida caliente sería una distracción grave y podría llevarte a un accidente.

  3. 3

    Como estarás comiendo de manera apresurada dentro del vehículo en movimiento, tendrás más probabilidades de ahogarte que al comer en circunstancias normales.

  4. 4

    Comer algo picante o muy sanzonado te hará sudar, estornudar o toser, lo que dificultará tu enfoque sobre la carretera.

  5. 5

    La comida grasosa como papas fritas, pollo y otras opciones de comida rápida podrían afectar el control del vehículo haciendo que tus manos estén resbaladizas.

Es importante recordar que consumir cualquier comida o bebida detrás del volante es peligroso. Incluso tomar un sorbo de café o refresco obstruirá temporalmente tu vista de la carretera mientras levantas la copa o la lata hacia tus labios.

Quitar tus manos del volante

No puedes comer cómodamente en el asiento del conductor ya que, sin sorpresa alguna, no está diseñado para ser un área de comedor. Algunos automovilistas tratan de facilitarse la vida colocando la comida en su regazo mientras manejan, pero esto solo agregará elementos a la distracción que experimentas. Sabrás que hay algo en tu regazo que estás tratando de no derramar y no te sentarás de manera natural ni controlarás el vehículo de forma adecuada como resultado de esto.

Consumir comida con cubiertos mientras conduces es especialmente peligroso, ya que representará más tiempo en el que tus manos estarán fuera del volante. Esto no significa que comer con las manos es seguro, ya que cualquier tiempo sin tus dos manos firmes en el volante es tiempo que no podrás girar o evitar una colisión si algo inesperado sucede en la carretera.

Pérdida de enfoque

La conducción es una tarea lo suficientemente compleja y difícil sin agregar a la ecuación otras tareas físicas y mentales asociadas con comer o beber. Generalmente no notamos estas tareas relacionadas con comer y beber cuando comemos en otras situaciones, ya que no son particularmente agotadoras en sí mismas. Sin embargo, debes recordar que CUALQUIER tarea innecesaria, aunque sea pequeña, sumará más carga mental a lo que estás afrontando mientras manejas. Algo tan simple como abrir una lata, desempacar una comida o tratar de sostener un sándwich podría hacer que pases por alto algo importante sobre el entorno de la carretera.

Cómo evitar comer mientras conduces

Planifica de antemano para evitar comer en la carretera. ¡Incluso es posible que encuentres opciones más saludables y disfrutar más tus comidas si lo haces! Seamos realistas, nadie puede saborear realmente lo que está comiendo mientras conduce al mismo tiempo. Trata de darte un poco más tiempo para el viaje para que puedas detenerte o sentarte en un restaurante para comer si te da hambre, en lugar de comer detrás del volante. Si tienes comida en tu automóvil, evita la tentación de comer una botana mientras el automóvil está en movimiento dejando todo fuera del alcance de tu brazo dentro del maletero o en el asiento trasero.

Sanciones por comer al conducir

Actualmente comer o tomar bebidas no alcohólicas mientras conduces no está prohibido como una ley primaria en ningún lugar de los Estados Unidos. Sin embargo, esto no significa que un policía no pueda detenerte y darte una multa por comer detrás del volante. En varios estados, incluyendo Washington, los automovilistas pueden recibir una multa por comer o beber al conducir como una ley secundaria. Esto significa que si un oficial de policía detecta que estás cometiendo una infracción primaria y TAMBIÉN estás comiendo (por ejemplo, pasar un semáforo rojo o rebasar otro vehículo de forma peligrosa), puede detenerte y darte una multa por AMBAS infracciones.

No asumas que estás protegido de una multa si vives en un estado donde comer y beber no está prohibido como ley secundaria. En todos los estados, los policías tienen el poder de detenerte y emitir una multa por conducción temeraria o peligrosa. Esto podría incluir comer mientras manejas si creen que ha afectado tu capacidad de controlar el vehículo. La mejor forma de no romper la ley y evitar una multa es no comer o beber detrás del volante en ningún caso.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

El Aseo Personal al Conducir es una Distracción
Evitar Distracciones al Conducir 9 of 13

Aseo Personal Detrás del Volante

Las actividades típicas de aseo personal requieren que una o dos manos se quiten del volante, cierto nivel de enfoque mental y el uso de tus ojos para ver lo que haces. Lo más seguro que puedes hacer es darte tiempo adicional en casa para completar tu rutina de cuidado personal antes de emprender viaje.

Estornudar Detrás del Volante Puede Ser una Distracción
Evitar Distracciones al Conducir 10 of 13

Actividades de Distracción Menos Comunes

Hay innumerables tareas menores que realizamos diariamente sin pensar, que podrían ser distracciones peligrosas al conducir. Puede que no lo pienses dos veces acerca de fumar, permitir que tu mente divague, deshacerte de un insecto o recoger un objeto caído mientras caminas por la calle, pero debes evitar estas actividades lo más que puedas cuando estés al volante.

Conducir con Pasajeros Puede Crear Distracciones
Evitar Distracciones al Conducir 11 of 13

Conducir con Pasajeros

Como conductor, tu responsabilidad es mantener a los pasajeros seguros, no entretenidos. Cualquier pasajero que transportes debe respetar tu necesidad de prestar atención a la carretera y no distraerte de la tarea de conducir. Recuerda: tu auto, tus reglas.

Review
Evitar Distracciones al Conducir 2 of 13

Riesgos de la Conducción Distraída

Cualquier actividad que realices que no tenga una relación inmediata con la tarea de conducción se considera una distracción. Esto incluye actividades relacionadas con el viaje como ver un mapa o usar un dispositivo de navegación. Más allá de lo importante que consideres esa actividad, controlar tu vehículo y monitorear la carretera requieren de total atención y deben tener prioridad.

Evitar Distracciones al Conducir 3 of 13

Base Cognitiva de la Conducción Distraída

Aunque a menudo podemos sentir estamos realizando dos o más tareas al mismo tiempo, no es así, ya que el cerebro humano es físicamente incapaz de hacerlo. Esto significa que siempre estarás trabajando con una tarea a la vez. Al conducir y efectuar una actividad de distracción como comer o peinar tu cabello, tu mente no estará enfocada en el manejo, al menos durante un tiempo.

Evitar Distracciones al Conducir 4 of 13

Hablar por Celular

Usar un celular es uno de los errores de mayor riesgo que puedes cometer al manejar un vehículo en movimiento. Muchos automovilistas asumen que esto aplica solo para el uso del celular en la mano, pero la actividad de manos libres puede ser igual de peligrosa.

Evitar Distracciones al Conducir 5 of 13

Mensajes de Texto en el Celular

No hay una distracción al volante más peligrosa que revisar y enviar mensajes de texto, correos electrónicos u otras comunicaciones escritas con un dispositivo electrónico. Al escribir en tu celular o dispositivo similar, tendrás una distracción visual, manual y cognitiva de la tarea de manejo.

Evitar Distracciones al Conducir 6 of 13

Usar Dispositivos Multimedia y Leer

Los riesgos asociados con usar el celular al conducir también aplican para laptops, computadoras, tabletas y todos los demás dispositivos electrónicos. Quitar tu atención de la carretera para efectuar una tarea no relacionada con la conducción es increíblemente peligroso.

Evitar Distracciones al Conducir 7 of 13

Escuchar Música de Manera Segura

Aunque escuchar música detrás del volante no necesariamente es peligroso y definitivamente no es ilegal, debes saber los riesgos que presenta el sistema estéreo de su auto para tomar decisiones seguras. Los conductores que constantemente cambian las estaciones de radio, ajustan el volumen o escuchan música a todo volumen tienen más probabilidades de distraerse y no ver detalles importantes del entorno de la carretera.