Manejar en Caminos Rurales
Peligros de Conducir en Áreas Rurales

Peligros Subestimados de Conducir en Caminos Rurales: Minimizar los Riesgos de Manejo

Updated 21 de Enero de 2021

La mayoría de los conductores estarían de acuerdo en que los caminos rurales son una experiencia menos estresante que manejar en una ciudad abarrotada. Sin embargo, “menos estresante” no necesariamente equivale a “menos peligroso”. ¡Las estadísticas compiladas por la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras (NHTSA) sugieren todo lo contrario!

A pesar del ritmo de vida lento, el bajo volumen de tráfico y el paisaje tranquilo que caracteriza a la mayoría de las comunidades rurales de Estados Unidos, es más probable que los conductores se vean involucrados en un accidente mortal en un camino rural que en cualquier otro lugar.

En 2016, la NHTSA registró 37.461 muertes por accidentes de tránsito en total. De estos fallecimientos:

18.590 (50%) ocurrieron en áreas rurales
17.656 (47%) ocurrieron en áreas urbanas
1.215 (3%) ocurrieron en áreas desconocidas

Un tres por ciento de diferencia entre las muertes en áreas rurales y urbanas podría parecer insuficiente para etiquetar a los caminos rurales como “más peligrosos”, pero el panorama cambia cuando consideramos que solo el 19% de los estadounidenses viven en áreas rurales (según el censo de 2016).

Se podría argumentar que la cantidad de personas que viven en zonas rurales tiene poca relación con el número de personas que conducen en zonas rurales. Desafortunadamente, esta cifra también respalda la idea de que los caminos rurales son más mortales que las calles de la ciudad. Las áreas rurales representaron el 50% de todas las muertes de accidentes de tránsito en 2016, a pesar de tener solo el 30% de las millas acumuladas por los vehículos ese año.

Como automovilista nuevo, mantenerte seguro en los caminos rurales dependerá de entender los riesgos a los que te expones. En este módulo exploraremos estos riesgos y te enseñaremos a manejarlos.

Peligros de manejar en áreas rurales

Las colisiones en áreas rurales suelen ser mortales, principalmente porque los caminos tranquilos y los espacios abiertos les dan a los conductores una falsa sensación de seguridad. En el área rural, los automovilistas tienden a desviar su atención de la carretera y exceder el límite de velocidad. Este fenómeno junto con caminos que comúnmente son estrechos y no separan el tráfico opuesto con una barrera central, hacen que las colisiones frontales sean más letales.

Desafortunadamente, estos no son los únicos factores que hacen que conducir en áreas rurales de alto riesgo. Los conductores tienen más probabilidades de verse involucrados en una colisión normal en los caminos rurales porque:

  • Hay menos señales, semáforos y dispositivos de control de tráfico.
  • Los caminos suelen estar mal iluminados.
  • Muchas carreteras no están pavimentadas de manera adecuada.
  • Según las estadísticas, los conductores y pasajeros de las áreas rurales utilizan el cinturón de seguridad con menor frecuencia.
  • Las personas heridas tienen menos probabilidades de sobrevivir debido a que los servicios de emergencia tardan más en llegar a ellas y los hospitales están más lejos.
  • Hay más conductores no calificados en la carretera gracias en buena medida a un transporte público insuficiente.
  • Los vehículos agrícolas, animales de granja y animales salvajes tienen más probabilidades de aparecer en los caminos rurales.

La cantidad de peligros que encontrarás en las carreteras rurales no es mayor que en otro tipo de carretera. El problema es que tienes menos probabilidades de ver estos peligros a tiempo para evitarlos si dejas que la conducción monótona de las áreas rurales te vuelva complaciente y desatento. Al manejar en áreas rurales, debes minimizar las distracciones, mirar la carretera adelante en busca de problemas potenciales y prestar atención a las situaciones en que debes ceder el paso a otros automovilistas. Recuerda vigilar de cerca tu velocidad y mantenerte dentro de los límites legales.

El peligro de acelerar sin darse cuenta (“velocitation”)

En los tramos de carretera abiertos y monótonos se vuelve cada vez más difícil juzgar con precisión qué tan rápido estás viajando. “Velocitation” es un estado que ocurre cuando el conductor cree que está viajando más lento de lo que realmente se mueve. La única forma de evitar esta peligrosa situación es revisar el velocímetro regularmente. Debes tratar de conducir al menos cinco millas por hora por debajo del límite de velocidad actual para que no lo excedas en caso de aumentar la velocidad accidentalmente en algún momento.

Entradas de granja y calles laterales ocultas

Al manejar en áreas rurales, la mayoría de los automovilistas no esperan encontrar tráfico opuesto tan frecuentemente como en otras carreteras. Es verdad que verás menos intersecciones en una carretera rural que en una calle de la ciudad, pero los cruces que encontrarás a nivel rural serán mucho más difíciles de identificar. Los caminos de entrada de las granjas y las pequeñas calles laterales que conectan con la carretera en la que viajas podrían estar obstruidas visualmente por arbustos, árboles o desniveles en el camino.

Incluso cuando un escenario abierto te permita detectar las entradas en la carretera a gran distancia, recuerda que los automovilistas que se preparan para entrar o salir del camino podrían estar ocultos a la vista. Siempre mira la carretera lo más adelante posible en busca de lugares desde donde otros vehículos puedan aparecer. Si tu vista es limitada, reduce la velocidad para recortar tu distancia de frenado.

Áreas de cruce de granjas y ganado

Los animales de granja y los vehículos agrícolas de movimiento lento, como los tractores, pueden aparecer en cualquier momento en el camino si hay tierras de cultivo cercanas. Asume siempre que podrías encontrar estos obstáculos y mantén tu velocidad al mínimo. Recuerda que los animales se asustan fácilmente con los vehículos que se mueven rápidamente. Si te encuentras con una manada de animales cruzando la carretera, detente a una distancia segura y no avances hasta que la carretera se haya despejado completamente.

Áreas de cruce de vida silvestre

Es mucho más probable que encuentres vida silvestre en la carretera a nivel rural que en las áreas urbanas. Las posibilidades son aún más grandes cuando hay señales amarillas de animales cruzando. Presta atención a estas señales y reduce la velocidad en las áreas de cruce de animales. Esto es particularmente importante temprano en la mañana, al atardecer y durante la noche, cuando la visibilidad es baja y los animales están más activos.

Si un animal salvaje aparece frente a tu vehículo, no hundas tu pie en el freno ni te desvíes de tu carril. Reduce la velocidad quitando tu pie del acelerador y frenando suavemente, de ser necesario. Toca la bocina para que el animal se vaya de la carretera. Si debes girar el volante para minimizar la gravedad de la colisión, hazlo de manera controlada y ten en cuenta a los demás usuarios de carretera.

Vehículos lentos y flujo de tráfico inconsistente

Uno de los grandes peligros de manejar en áreas rurales es que el flujo de tráfico es increíblemente inconsistente. Puedes moverte a través de varias millas de campo a 50 mph y de repente encontrar un vehículo lento que impide que el tráfico fluya. Al conducir en caminos rurales, los automovilistas siempre deben prepararse para estos cambios inesperados.

Es posible que en algún punto encuentres vehículos lentos como autobuses, tractores, camiones pesados, vehículos tirados por caballos y vehículos todo terreno (ATVs). Ajusta tu velocidad para mantener una distancia de frenado segura si hay colinas o curvas que limiten tu vista de la carretera adelante. Rebasa a un vehículo lento solo cuando tengas la certeza de que es seguro hacerlo, ya que el conductor puede no estar calificado o no escuchar tu vehículo cuando te aproximas. Muchas colisiones entre tractores y vehículos de pasajeros suceden cuando el conductor del tractor reduce la velocidad para girar a la izquierda y el automovilista asume que esté frenando para dejarlo pasar. Ten en mente esto.

Comunidades de carretera y gasolineras

¿Cómo pueden las comunidades rurales y las tiendas representar un peligro para los conductores? Sencillamente porque desviarán tu atención de la carretera. Cuando los restaurantes, gasolineras, tiendas de abarrotes, eventos locales de la comunidad y otros focos de atención rompen la monotonía de la carretera rural, es fácil distraerse y no ver los peligros que se aproximan.

Recuerda reducir la velocidad al conducir a través de comunidades rurales cerca de la carretera y presta atención a otros vehículos que ingresan al camino. Ten mucha precaución de noche, ya que los conductores locales podrían no tener el cuidado de encender sus luces de inmediato al entrar de nuevo a la carretera desde una gasolinera o un comedor al costado del camino.

Cambios en el ancho de la carretera

Los caminos rurales pueden estrecharse de forma repentina. Mira hacia adelante en busca de cambios en el ancho de la carretera y presta atención a los tramos más angostos cuando tengas que ceder el derecho de paso a otros automovilistas. Reduce la velocidad al aproximarte a un puente de una sola vía o un carril estrecho para evitar colisiones con los vehículos que viajan en la dirección opuesta.

Hombro de carretera suave o sin marcar

Los hombros de carretera brindan espacio a los automovilistas para hacer maniobras evasivas cuando sucede algo imprevisto. Toma en cuenta que quizás no tengas esta vía de escape al conducir en un camino rural, ya que no podría no haber un margen de carretera. Cuando sí existan hombros de carretera, puede que no estén marcados o la superficie tenga materiales de poca tracción. Ten cuidado al usar los hombros de la carretera con grava u otros tipos de “hombros suaves” ya que tu vehículo tendrá más probabilidades de derrapar.

Superficies de carretera en mal estado

Muchos caminos rurales no son compatibles con la conducción a alta velocidad. Puedes encontrar carretera pavimentadas con grava, piedra triturada, alquitrán, concreto u otros materiales que ofrecen poca tracción. Las “carreteras de tierra” más remotas no tienen absolutamente ninguna superficie. Algunos de estos materiales ofrecen más tracción que otros, así que debes prepararte para los cambios en el agarre del vehículo en la carretera a medida que se modifica la superficie del camino.

Es posible manejar a baja velocidad en las superficies ásperas y las carreteras con baches. Este tipo de camino hará que vehículo rebote, lo que puede provocar daños o llevarte a perder el control. A continuación verás otros problemas que puedes encontrar en las carreteras rurales con superficies en mal estado:

  1. 1

    Los baches de los caminos rurales generalmente se tapan con alquitrán fresco. Conducir a través de estas áreas a velocidad podría dañar tu vehículo, así que avanza con precaución.

  2. 2

    Algunos caminos rurales podrían estar afectados por barro o suciedad depositados por camiones o maquinaria agrícola. Reduce la velocidad en estas áreas, ya que tu vehículo estará más susceptible a los derrapes.

  3. 3

    Puede haber arena o grava esparcidas en la carretera para mejorar la tracción en condiciones heladas. Cuando el hielo o la nieve se derriten, los restos de la arena pueden empeorar la tracción.

  4. 4

    Puedes encontrar baches profundos. Frena para reducir la velocidad antes de pasar por un bache, soltando el freno conforme avanzas para mantener el control.

Condiciones climáticas adversas

Las malas condiciones del tiempo hacen que manejar en áreas rurales sea sustancialmente más peligroso, especialmente en las zonas montañosas donde las condiciones pueden empeorar con rapidez. Idealmente, debes evitar viajar en un clima nevado, helado, con neblina o bajo una tormenta. Si te quedas varado en una autopista rural en condiciones climáticas adversas, es posible que recibir asistencia te lleve mucho tiempo.

Si el mal tiempo reduce la visibilidad, es mejor detenerse a un costado y retomar el viaje cuando mejoran las condiciones. Debes asegurarte de que tu vehículo esté completamente fuera del camino y que las luces de emergencia estén activas para advertir a los automovilistas sobre tu presencia.

Mitigar los riesgos de manejar en áreas rurales

Los riesgos que puedes encontrar al conducir en carreteras rurales son significativos. Individualmente, los peligros son relativamente fáciles de resolver. Aunque mitigar los riesgos de manejar en áreas rurales y mantenerse a salvo en las carreteras más remotas del país puede ser un desafío cuando hay múltiples peligros, lo que sucede con frecuencia.

Es posible que tengas que lidiar con carreteras estrechas con superficies en mal estado, vehículos lentos, cruces inesperados y clima adverso… ¡Todo al mismo tiempo! Descubre cómo mantenerte seguro en situaciones peligrosas de manejo en zonas rurales en el módulo “Enfoques para Conducir en Áreas Rurales”.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Consejos de Seguridad para Conducir en Áreas Rurales
Manejar en Caminos Rurales 3 of 3

Enfoques para Conducir en Áreas Rurales

Mantenerte seguro en los caminos rurales depende de permanecer alerta, buscar la mejor vista posible de la carretera adelante y darte el tiempo suficiente para parar o maniobrar con tal de evitar una colisión. No arriesgues si te sientes en cansado en un camino rural. Encuentra un lugar seguro para detenerte y considera tomar una pequeña siesta antes de continuar tu viaje.

Conducir en Curvas y Colinas
Conducir en Curvas y Colinas 1 of 3

Curvas y Colinas

Al conducir en un tramo de carretera que no es plano o recto, un automovilista debe lidiar con fuerzas adicionales que actúan sobre su vehículo. Se deben hacer ajustes de velocidad y posición de carril para contrarrestar estas fuerzas y mantener el control. Además, la línea de visión puede verse obstaculizada en el punto de medio de una curva o la cima de una colina.

Manejar en Curvas
Conducir en Curvas y Colinas 2 of 3

Manejar en Curvas

No es necesario ser un científico espacial para navegar por las curvas de la carretera de manera segura, aunque tendrás que entender las fuerzas que actúan sobre tu vehículo y aprender a mantener el control. Al conducir por una curva en la carretera, el camino circular de tu vehículo creará una fuerza centrífuga que te empujará hacia el borde de la curva. Siempre presta atención a las curvas de la carretera adelante y haz los cambios necesarios de velocidad y posición lo antes posible.

Review
Manejar en Zonas Urbanas 4 of 5

Lidiar con la Congestión Vehicular

El tráfico de la ciudad está en su peor momento durante las horas pico de la mañana y de la tarde. Es prácticamente imposible mantener un espacio seguro alrededor de tu vehículo en estos periodos de congestión vehicular. En esta situación, puedes esperar que el tráfico se mueva extremadamente lento y pare con frecuencia. La vigilancia es la clave para evitar los atascos.

Manejar en Zonas Urbanas 5 of 5

Conducir por Zonas de Construcción

Al conducir por la ciudad puedes encontrar zonas de construcción y desvíos marcados con señales de advertencia y dispositivos de señalización. Estos se usan para guiar de manera segura a los usuarios de carretera y los peatones a través de una zona de trabajo. Siempre reduce la velocidad al acercarte a un área de construcción o mantenimiento ya que podría haber trabajadores a pie.

Conducir en Áreas Residenciales 1 of 3

Manejar en Barrios Residenciales

Los automovilistas generalmente están expuestos a menos peligro al manejar en barrios residenciales que cuando conducen en la ciudad o en una autopista importante. Sin embargo, el riesgo de verse involucrado en un accidente o colisión en un barrio residencial es alto, especialmente cuando transitas cerca de casa.

Conducir en Áreas Residenciales 2 of 3

Carriles Especiales

Una de las primeras cosas que debes aprender al conducir en barrios residenciales, suburbanos y urbanos es que no todos los carriles de tráfico están diseñados para usarse de la misma forma. Para aumentar la seguridad pública y minimizar la congestión vehicular, algunas áreas cuentan con carriles “especiales” y características viales como calles de una sola vía, carriles centrales para girar a la izquierda, carriles reversibles y rotondas.

Conducir en Áreas Residenciales 3 of 3

Riesgos de Estacionamiento

Buscar un espacio de estacionamiento en medio de carreteras congestionadas puede llevar a los conductores a comportarse con menos cortesía y seguridad de lo habitual. Es fácil pasar por alto las reglas de carretera y frustrarse con otros conductores al competir con tantos automovilistas por unos pocos lugares de estacionamiento.

Manejar en Caminos Rurales 1 of 3

Conducir en Caminos Rurales

Conducir en caminos rurales puede ser tan peligroso como conducir en autopistas de alta velocidad o calles muy transitadas de la ciudad. Los peligros son menores en las carreteras rurales, aunque el riesgo general es mayor. Visibilidad limitada, falta de señales de tránsito, manejo descuidado y condiciones cambiantes de la carretera hacen que las muertes en el tráfico rural sean trágicamente comunes.