Fricción y Tracción
Corregir la Pérdida de Tracción

Corregir la Pérdida de Tracción: Recuperación de Subviraje y Sobreviraje

Updated 31 de Enero de 2021

Si tienes suerte y conduces de forma prudente, controlar un derrape provocado por la pérdida de tracción no es algo que debas hacer muy a menudo. Sin embargo, debes entender qué contribuye a la pérdida de tracción y cómo solucionarlo, ya que no tener la preparación cuando tu vehículo empieza a patinar podría hacer todo mucho peor.

“No entres en pánico” es la regla número uno cuando tu vehículo comienza a derrapar por culpa del clima adverso, las condiciones de la carretera o una maniobra mal ejecutada. Igual de importante es evitar frenar de golpe, ya que esto probablemente bloqueará las ruedas y empeorará el derrape.

Maniobrar para salir de un derrape es la manera más efectiva para corregir la pérdida de tracción. La mayoría de los conductores han escuchado el término “maniobrar hacia el derrape”, aunque es importante saber que esto no funciona en los casos de subviraje cuando las llantas delanteras han perdido tracción. Entonces, ¿cómo sabrás de qué forma maniobrar en una emergencia cuando tu vehículo empieza a derrapar? La forma más fácil y rápida de corregir la tracción y manejar un derrape es maniobrar en la dirección que tenías originalmente.

Subviraje

La pérdida de tracción de las ruedas delanteras o “subviraje” (“understeer”) típicamente sucede cuando intentas maniobrar alrededor de una curva o una esquina. Puede que tus ruedas delanteras pierdan tracción y hagan que tu vehículo derrape hacia adelante en lugar de alrededor de la curva. Las superficies resbaladizas por condiciones climáticas desfavorables son una causa común del subviraje.

Girar en una esquina o curva de manera abrupta también puede hacer que las ruedas delanteras pierdan tracción. La superficie externa de una llanta tiene una banda de rodadura para aumentar la tracción, ya que es el área diseñada para tener contacto con la superficie de la carretera. Cuando las ruedas giran con mucha fuerza, la parte más suave de la llanta puede quedar debajo de la rueda y conectarse con la carretera, provocando la pérdida de tracción. Cuando esto sucede, maniobrar será inefectivo y tu vehículo continuará su rumbo hacia el borde de la carretera.

Cuando las condiciones de manejo son adversas y un conductor sin experiencia o imprudente está detrás del volante, la pérdida de tracción y un accidente por subviraje son prácticamente inevitables. Varios estados, incluyendo Pennsylvania y North Carolina, han realizado estudios sobre accidentes y lesiones producto de errores de maniobra. Estos resultados muestran que la mayoría de los accidentes de un solo vehículo por derrapes de las ruedas delanteras ocurren cuando un conductor sin experiencia o adolescente está al volante.

Corregir la pérdida de tracción de las llantas delanteras

Cuando las ruedas delanteras pierden tracción y empiezan a derrapar, haz lo siguiente:

  1. 1

    Mira hacia donde quieres ir.

    Empieza por mirar en la dirección que deseas viajar en lugar de mirar fijamente hacia la dirección del derrape. Esto te ayudará a reaccionar más rápido y no quedarte inmóvil.

  2. 2

    Maniobra en la dirección que quieres ir.

    Ahora, gira el volante en la dirección que deseas ir para alinearte nuevamente con la curva de la carretera. Idealmente, debes hacer ajustes de dirección suaves en esta dirección en lugar de lanzar el volante con fuerza hacia la izquierda o la derecha.

  3. 3

    Bombea los frenos.

    Bombea el freno una o dos veces. Si bien frenar en medio de un derrape casi siempre es mala idea, puede ayudarte a retomar la tracción en una situación de subviraje al cambiar el peso de nuevo hacia las llantas delanteras.

  4. 4

    Prepárate para movimientos repentinos.

    Es posible que la dirección del volante responda bruscamente a medida que retomas la tracción. Puede que experimentes una sensación de sacudidas cuando las llantas se agarren a la carretera y tu vehículo comience a girar.

Sobreviraje

La pérdida de tracción de las ruedas traseras puede suceder en superficies resbaladizas. También puede darse al entrar a una vuelta a demasiada velocidad, frenar demasiado fuerte o acelerar demasiado rápido. Lamentablemente, las malas decisiones de control del vehículo como estas pueden causar derrapes de ruedas traseras dramáticos, incluso en condiciones extremadamente favorables.

Cuando las llantas traseras pierden tracción la parte de atrás del vehículo se balanceará y moverá hacia adelante. Si no se toman medidas correctivas rápidamente, el automóvil seguirá rotando hasta que viaje hacia atrás. En este punto, realizar una parada completa es la única opción.

La condición de las llantas también juega un papel importante en la tracción de las ruedas traseras. Puedes reducir tus probabilidades de sobreviraje con las siguientes precauciones:

  • Asegúrate de que las llantas traseras tengan la misma profundidad de banda de rodadura que las llantas delanteras o una profundidad mayor.
  • Si compras solo dos llantas cada vez, úsalas para reemplazar las llantas del eje trasero.
  • Presta atención a que la presión de los neumáticos sea la correcta. Las llantas infladas en exceso o desinfladas contribuyen a la pérdida de tracción. El manual de uso del vehículo indicará la presión ideal de los neumáticos.

Corregir la pérdida de tracción de las llantas traseras

Lleva a cabo las siguientes acciones para retomar el control cuando tu vehículo caiga en un derrape de ruedas traseras:

  1. 1

    Mira hacia la dirección de viaje prevista.
    No mires hacia el costado de la carretera. Al igual que con los derrapes de ruedas delanteras, esto mejorará tu capacidad de mantener la calma y responder.

  2. 2

    Maniobra en la dirección que deseas que el vehículo vaya.
    Con los derrapes de ruedas traseras, esto significará maniobrar en la misma dirección que tus ruedas traseras están derrapando. Por ejemplo, si las ruedas traseras se están balanceando hacia la izquierda, dirige el volante hacia la izquierda.

  3. 3

    Suelta el freno o el acelerador para ayudar a que las ruedas giren y retoman la tracción.
    Puede que al inicio necesites maniobrar más allá de la ruta de viaje deseada para corregir el derrape.

  4. 4

    Maniobra de manera sostenida hasta que el automóvil se vuelva a alinear con la carretera.
    Es posible que el impulso de tu vehículo haga que se mueva en dirección opuesta cuando se corrige el derrape. No entres en pánico y maniobra de forma fluida. Las correcciones bruscas podrían hacer que el vehículo se sacuda.

  5. 5

    Acelera lentamente para cambiar el peso de nuevo hacia las llantas traseras y mejorar la tracción.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Equilibrio del Vehículo
Equilibrio del Vehículo 1 of 3

Equilibrio del Vehículo

El término “equilibrio del vehículo” se refiere a la distribución del peso del automóvil en las cuatro llantas que se conectan con la carretera. El equilibrio del auto cambiará cuando la aceleración, el frenado o los giros hagan que el peso se mueva de un área del vehículo a otra.

Controlar el Equilibrio del Vehículo
Equilibrio del Vehículo 2 of 3

Cabeceo, Balanceo y Guiñada

El equilibrio del vehículo (donde se asienta su peso) se verá alterado cada vez que aceleres, bajes la velocidad o gires el volante. Afortunadamente, una dirección precisa, una aceleración suave y un frenado gradual pueden evitar la pérdida de equilibrio.

Equilibrio del Vehículo en Carreteras Resbaladizas
Equilibrio del Vehículo 3 of 3

Equilibrio en Colinas, Curvas y Carreteras Resbaladizas

Factores como el gradiente de la carretera, el material que recubre la carretera, la condición de la superficie de la carretera, el ancho y la forma de la carretera e incluso el clima influirán en el centro de gravedad de tu automóvil y su capacidad para agarrarse del pavimento.

Review
Las Fuerzas Naturales y la Física 3 of 5

Inercia y Leyes del Movimiento

Con las tres leyes del movimiento podemos predecir de forma precisa cómo un objeto se moverá en diferentes circunstancias. Es necesario entender la idea de la inercia para entender la seguridad de los ocupantes del vehículo.

Las Fuerzas Naturales y la Física 4 of 5

Energía Potencial y Cinética

La energía es la capacidad de hacer un trabajo. Cuanta más energía se tiene, más tiempo o con mayor intensidad se puede trabajar. Al reducir la velocidad o parar, los frenos de tu vehículo deben superar su energía cinética. Si el vehículo choca contra un objeto, la fuerza del impacto será igual a su energía cinética divida entre la distancia de frenado.

Las Fuerzas Naturales y la Física 5 of 5

Fuerzas Centrífuga y Centrípeta

Cuando un objeto se mueve a través de una trayectoria curva, las fuerzas centrífuga y centrípeta actúan sobre él. Esto afectará a tu vehículo cuando manejes en tramos de carretera con curvas. Estas dos fuerzas actúan al mismo tiempo en diferentes direcciones.

Fricción y Tracción 1 of 4

Fricción, Tracción y Resistencia de Rodadura

Comprender cómo tus llantas interactúan con la superficie de la carretera es importante, ya que tu capacidad de acelerar, frenar y realizar cualquier maniobra depende de mantener el “agarre” en el pavimento debajo de las ruedas. Este conocimiento también te ayudará a evitar fallas peligrosas de las llantas como la separación de la banda de rodadura y estallidos.

Fricción y Tracción 2 of 4

Fricción en los Frenos

Algunos de los sistemas más esenciales de tu vehículo dependen de la fricción para funcionar. El mejor ejemplo de esto son los frenos. Sin fricción, tus frenos no podrían resistir el movimiento de las ruedas y detener tu auto. Exploremos esta idea con más detalle.

Fricción y Tracción 3 of 4

Tracción

La tracción es el agarre entre las llantas y la superficie de la carretera, que permite que tu vehículo pare, arranque y cambie de dirección. Entender cómo funciona la tracción y qué factores ambientales pueden disminuirla o mejorarla te ayudará a mantener un máximo control del vehículo al conducir.