Antes de Empezar a Conducir
Retroceder y Manejar en Reversa

Retroceder de Forma Segura: Maniobras en Reversa y Errores Comunes

Updated 26 de Octubre de 2020

Los conductores nuevos suelen sentirse extremadamente aprensivos sobre manejar en reversa. Junto con el estacionamiento paralelo, retroceder es una de las maniobras más temidas del examen de manejo práctico. ¡Esto es simplemente porque tu visión mientras das marcha atrás es muy limitada! Los conductores deben utilizar el volante y los pedales situados frente a ellos mientras miran hacia atrás para colocar el vehículo y verificar si hay obstáculos. Para complicar más las cosas, generalmente se requiere retroceder en situaciones en las que debes maniobrar el automóvil rápidamente, lo que hace que toda la experiencia sea más estresante. No hay necesidad de tener miedo al aprender a conducir en reversa ya que con suficiente práctica será tan fácil como manejar hacia adelante. Millones de conductores lo hacen todos los días sin incidentes. Debes empezar a aprender a dar marcha atrás lo antes posible, utilizando la guía paso a paso que se presenta a continuación.

Instrucciones paso a paso

  1. 1

    De acuerdo con la lista de verificación antes de conducir, la preparación para retroceder tu automóvil empieza fuera del vehículo. Verifica si hay niños, animales y objetos pequeños detrás del vehículo que pueden no ser visibles desde el asiento del conductor

  2. 2

    A continuación, coloca tu mano en la posición de las 12 en punto en el volante.

  3. 3

    Pon tu pie en el pedal del freno y haz el cambio de velocidad a reversa. Mientras sigues presionando el pedal del freno, puedes soltar el freno de mano.

  4. 4

    Voltea para mirar por encima del hombro derecho, colocando tu mano derecha en el respaldo del asiento del pasajero adyacente para estabilizarte. Revisa tu espejo retrovisor y mira por encima del hombro izquierdo para verificar el espejo lateral.

  5. 5

    Poco a poco, suelta el pedal del freno. Empezarás a dar marcha atrás lentamente. Mantén el pedal del freno cubierto y no pises el acelerador.

  6. 6

    Sigue retrocediendo lentamente a medida que haces ajustes necesarios al volante para maniobrar el vehículo. Cuando conduzcas en reversa, debes girar el volante en la dirección que quieres que vayan las ruedas traseras.

  7. 7

    Solo acelera si la situación exige que retrocedas rápidamente. Aplica presión al pedal del acelerador con cuidado.

  8. 8

    Presiona los frenos para detener tu vehículo cuando hayas completado la maniobra.

Errores comunes al manejar en reversa

Estos son algunos de los errores más comunes que los conductores cometen al retroceder un vehículo. Cometer cualquiera de estos errores en una situación de conducción general te pondrá en un mayor riesgo de un accidente. Durante el examen práctico de manejo podrían costarte la licencia de conducir.

  1. 1

    Depender únicamente de los espejos al dar marcha atrás. Los conductores de todas las edades y niveles de experiencia cometen este error. Es el más común, por mucho. La vista que tienes a través de los espejos no representa con precisión el entorno alrededor de la parte trasera de tu vehículo. Además, es increíblemente difícil juzgar las distancias correctamente al ver una imagen reflejada. Los conductores siempre deben voltearse y mirar por encima del hombro al retroceder un automóvil para tener el panorama completo de los alrededores. Los espejos solo se deben usar para respaldar esta vista.

  2. 2

    Ver hacia atrás todo el tiempo. Los conductores que son demasiado conscientes de que deben mirar por encima de los hombros a menudo no ven hacia adelante ni verifican la posición de las llantas delanteras. Es especialmente importante mirar al frente cuando das marcha atrás en un lugar estrecho, con otros vehículos y obstáculos alrededor. Recuerda que la parte delantera del vehículo viajará con un radio más amplio que la parte trasera. ¡Ten cuidado de no golpear a otros autos!

  3. 3

    Retroceder demasiado rápido. Las limitaciones de control que experimentarás al conducir en reversa exigen que maniobres lentamente siempre que sea posible. Es más fácil ir demasiado rápido marcha atrás que cuando conduces hacia adelante, ya que la reversa es una marcha más potente. Por este motivo, rara vez será necesario usar el acelerador. Recuerda cubrir el pedal del freno con tu pie derecho.

  4. 4

    Depender demasiado de los sistemas de asistencia de estacionamiento. Las herramientas como los sensores de estacionamiento, las cámaras de visión trasera y los dispositivos de asistencia inteligente de estacionamiento pueden hacer que parquear sea más fácil y menos estresante, aunque no puedes depender completamente de ellos. Los sistemas de asistencia de estacionamiento pueden pasar por alto los peligros ocultos detrás de ti. Siempre voltea y mira por encima del hombro en busca de peligros.

Cuando hayas dominado el manejo en reversa y hayas pasado el examen de conducir, debes evitar dar marcha atrás en situaciones de manejo de la vida real siempre que sea posible. A veces es necesaria pero siempre será la opción más difícil y peligrosa donde otras maniobras pueden funcionar igual de bien.

Nunca temas tomarte todo el tiempo y cuidado necesarios al retroceder un vehículo. Puedes pedir ayuda a los pasajeros o las personas cercanas cuando des marcha atrás en un lugar estrecho. Además, siempre está la opción de salir del automóvil y verificar los alrededores por ti mismo. Recuerda que es mejora incomodar moderadamente a otros conductores tomándote más tiempo que causar daños a la propiedad o lesiones.

Maniobras en reversa en el examen de manejo

En la prueba de manejo, tu asesor comprobará tus habilidades para dar marcha atrás pidiéndote que retrocedas el vehículo en línea recta, lenta y suavemente, sin la ayuda de los espejos o la cámara de visión trasera. La distancia que tendrás que conducir en reversa varía un poco de un estado a otro, aunque por lo general es alrededor de 50 a 60 pies. Consulta con el manual de conducción para más detalles.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 1 votos.

Sigue con otros módulos

Técnicas de Aceleración para una Conducción Tranquila
Antes de Empezar a Conducir 9 of 10

Técnicas de Aceleración

Cuando pisas el acelerador, llega más combustible al motor y la velocidad del vehículo aumenta. Los conductores nuevos deben aprender a controlar la velocidad con técnicas de aceleración efectivas y utilizar estas habilidades de manera adecuada en las carreteras.

Técnicas de Frenado
Antes de Empezar a Conducir 10 of 10

Técnicas de Frenado

Existe una gran variedad de técnicas para reducir la velocidad o detener tu vehículo y frenar de golpe rara vez es el mejor curso de acción. Recuerda que es posible que puedas lograr la reducción de velocidad deseada solo con quitar el pie del acelerador. Aplicar los frenos no siempre es necesario. Si necesitas volver a aplicar los frenos, hazlo con una presión suave y creciente.

Señalizar Tus Intenciones a Otros Usuarios de Carretera
Señalizar 1 of 4

Señalizar

Los conductores deben comunicarse con los otros automovilistas por todos los medios posibles, utilizando las luces delanteras, señales de parada, intermitentes, luces de emergencia, bocina y señales manuales. La situación determinará cuáles dispositivos de comunicación debes utilizar. Las señales de mano solo deben usarse si otras herramientas para señalizar como los indicadores de dirección y luces de frenos no funcionan. Se evaluará tu conocimiento de señales manuales en el examen de manejo, así que dominarlas es esencial.

Review
Antes de Empezar a Conducir 2 of 10

Antes de Empezar a Conducir

Cuando se trata de colocar tu vehículo, dirigir el volante, retroceder y comunicarte con otros usuarios de carretera, hay una forma correcta y una forma incorrecta de hacer las cosas. Es importante aprender reglas y métodos adecuados para maniobrar desde el comienzo de tu aprendizaje, ya que de lo contrario puedes desarrollar malos hábitos que serán difíciles de corregir posteriormente.

Antes de Empezar a Conducir 3 of 10

Colocación en el Carril

Puede que te sorprenda descubrir que la colocación en el carril no es solo una preocupación para los motociclistas y ciclistas. Los conductores de automóviles deben aprender a posicionarse en los carriles de forma adecuada. No es solo cuestión de permanecer centrado en el carril o, como los conductores piensan, mantenerse a la derecha. Diferentes situaciones de manejo requieren diferentes posiciones de carril.

Antes de Empezar a Conducir 4 of 10

Espacio Operativo del Vehículo

Aprender a gestionar el espacio alrededor de tu vehículo de manera efectiva te ayudará a mejorar la seguridad y limitar las probabilidades de una colisión. El área inmediatamente alrededor de tu vehículo se conoce como “espacio operativo del vehículo”. Este espacio consta de siete “zonas” tan amplias como un carril y que se extienden hasta donde el conductor pueda ver en esa dirección.

Antes de Empezar a Conducir 5 of 10

Puntos de Referencia del Automóvil

Uno de tus mayores desafíos como conductor nuevo será aprender a identificar dónde se encuentra tu vehículo en relación con la carretera. Los puntos de referencia son la clave para colocar y maniobrar tu automóvil con precisión. Dominar estas guías visuales y las complejas maniobras como estacionar en paralelo pronto será pan comido.

Antes de Empezar a Conducir 6 of 10

Lista de Verificación Antes de Conducir

Los conductores nunca deben subestimar la importancia de la lista de verificación antes de conducir. Ver detrás del vehículo para asegurarte de que no haya niños ni animales allí, comprobar que el cinturón de seguridad esté puesto, ajustar el asiento y los espejos, asegurarte de que el parabrisas esté limpio. Debes pasar por todas estas cosas cada vez antes de empezar a manejar.

Antes de Empezar a Conducir 7 of 10

Técnicas de Dirección del Volante

Familiarizarte con las diversas técnicas de dirección del volante empieza con aprender a colocar tus manos en el volante de manera adecuada para la situación de conducción inmediata y con el conocimiento y la práctica de diferentes métodos de manejo del volante. Esto incluye la técnica “mano a mano” (empujar y tirar) y la técnica “mano sobre mano”.