Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias
Proteger Tu Privilegio de Conducir de un DUI y un DWI

Llevar una Vida de Tolerancia Cero: DUI y Tu Privilegio de Conducir

Updated 2 de Febrero de 2021

Nadie puede decir que desconoce los peligros asociados con tomar alcohol y consumir otras drogas. Habiendo leído todos los módulos de esta sección, ¡tú conoces los peligros más que la mayoría! La pregunta ahora es, ¿sigues los pasos de muchos otros y decides ignorar estos peligros? ¿O te comprometes a vivir una vida con un enfoque de tolerancia cero a las drogas y el alcohol?

Dependiendo de tu edad y tu estado de residencia, puede que tomar alcohol y usar ciertas drogas recreativas no sea ilegal. Sin embargo, estos hábitos siempre serán perjudiciales para tu salud y bienestar emocional. Además, aunque tomar alcohol no es lo mismo que conducir en estado de ebriedad, lo primero lleva a lo segundo. Como has visto, la intoxicación por alcohol lleva a una mala capacidad de juicio y un comportamiento riesgoso. Puede que creas que nunca tomarás y manejarás ahora pero toda tu perspectiva de vida podría ser diferente cuando consumas alcohol. Es imposible saber de lo que eres capaz cuando estás borracho.

La conducción en estado de ebriedad devasta vidas. A menudo esto se refiere a las vidas de otras personas tanto como a los conductores afectados por el alcohol. Si decides ignorar los riesgos (y la ley) y ponerte detrás del volante estando intoxicado, podrías matarte, matar a un ser requerido, a un amigo o a un extraño. Es posible que termines en la cárcel, con una prohibición de manejar, con complicaciones financieras, lesiones graves o sufriendo el rechazo de amigos, familiares y la comunidad. Estos no son resultados poco probables sino riesgos verdaderos y prominentes.

Puede que protegerte de estos resultados negativos no siempre sea fácil pero al menos es sencillo. ¡La forma más simple, saludable y efectiva de evitar conducir ebrio es no tomar alcohol!

¿Qué pasa si tomas alcohol?

Incluso si estás totalmente comprometido a evitar el alcohol por completo, debes considerar la posibilidad de que cambies de opinión en el futuro. Si bebes, debes saber cómo evitar tomar una decisión peligrosa, como elegir conducir tras una borrachera. Recuerda que el alcohol afectará tu juicio y evitará que te des cuenta de lo intoxicado que estás.

Si tomas alcohol en una fiesta o en casa, es posible que después tengas la tentación de conducir de regreso o hacia un restaurante o simplemente quieras llevar a pasear a tus amigos en el auto. Ninguna de estas actividades justifica la conducción ebria. Incluso si estás desesperado por irte a casa antes de tu hora límite y no quieres tener problemas con tus padres, no debes manejar. El alcohol distorsiona tus percepciones y habilidades para analizar las cosas. Si has consumido alcohol y tienes la tentación de conducir, pregúntate cuál es el peor de estos resultados:

  1. ¿Hacer enojar a tus padres o devastarlos con tu muerte en una colisión por conducción ebria?
  2. ¿Decepcionar a un amigo o matar a un extraño?
  3. ¿Perderte una fiesta o perderte diez años de tu vida por estar en la cárcel por homicidio involuntario con tu vehículo?

El hecho es que sin importar lo mucho que creas que necesitas manejar, tendrás disponibles otras alternativas perfectamente aceptables. Incluso si tus opciones no son tan buenas, CUALQUIER COSA es mejor que conducir ebrio.

Consigue transporte

Tomar alcohol no tiene que evitar que llegues a casa, visites a tus amigos o vayas a cualquier otro lugar que deseas (siempre que estés en buenas condiciones para hacerlo). Es posible que no puedas manejar pero sí que alguien te lleve. Una buena manera de asegurarte de siempre tener el viaje a casa es turnarte como conductor designado con tus amigos. Incluso si no has planeado de antemano y nadie contigo está lo suficientemente sobrio para conducir, hay muchas maneras de volver a casa. Por ejemplo:

  1. 1

    Toma un autobús o llama un taxi.
    La mayoría de las comunidades tienen transporte público y servicios de taxis hasta altas horas de la noche. Te costará dinero pero tu vida vale más que la tarifa del taxi, incluso si vives del otro lado del estado.

  2. 2

    Llama a un amigo o familiar.
    Cualquier persona que te estime preferiría que la llamaras y le pidieras que te lleve a que manejes estando borracho.

Si llevas tu auto contigo, conseguir un “aventón” para volver a casa significará dejar tu automóvil donde está y regresar a buscarlo al día siguiente, así que a menudo es mejor evitar llevarlo en primer lugar. Sin embargo, volver para recoger tu automóvil al día siguiente no es tan complicado y muchas personas lo hacen. Un vehículo estacionado en un lugar seguro toda la noche tiene menos probabilidades de sufrir daños que un auto conducido por una persona ebria.

Decide no ir a ningún lado

Si no consigues un transporte para volver a casa estando borracho, la alternativa es quedarte donde estás. Es posible que no estés tan cómodo durmiendo en un sofá o en el piso como lo estarías en tu propia cama pero al menos pasarás la noche en una sola pieza. Cuando hayas estado bebiendo en casa y sientas la tentación de salir a manejar, no lo hagas. Perderte un evento social o no ir a tu restaurante favorito no te matará pero conducir estando afectado por el alcohol sí podría hacerlo.

Ser un conductor designado responsable

Ser el conductor designado en una salida nocturna con tus amigos no es una responsabilidad que debas tomar a la ligera. Las personas con las que estás no tendrán un buen juicio ni se cuidarán estando afectadas por el alcohol, lo que significa que tendrás que hacer varias cosas por ellas. Como chofer designado, debes:

  1. 1

    Evitar el alcohol.
    Evita tomar CUALQUIER cantidad de alcohol (incluso un sorbo).

  2. 2

    Conocer a tu equipo.
    Asegúrate de saber a quién debes cuidar antes de que la gente empiece a tomar.

  3. 3

    Obtener la información de contacto.
    Asegúrate de tener las direcciones y los contactos de emergencia de todos tus pasajeros, en caso de que alguien quede tan intoxicado que se desmaye o no pueda recordar donde vive.

  4. 4

    Evitar las distracciones.
    Diles a tus pasajeros que no se tolerará ningún comportamiento peligroso en tu automóvil.

  5. 5

    Conocer tus límites.
    Asegúrate de no prometer transporte a más personas de las que puedas llevar con seguridad en tu automóvil.

  6. 6

    Asegurar las llaves.
    Mantén tus llaves lejos de los pasajeros y asegúrate de que nadie más tenga acceso al vehículo.

  7. 7

    Descartar cualquier malentendido.
    Antes de que todos empiecen a beber, llega a un acuerdo sobre el dinero de la gasolina, la comida y la hora en que quieres irte al final de la noche.

Tomar estas medidas te dará la mejor posibilidad de tener una experiencia sin conflictos como conductor designado. Aunque debes prepararte en caso de que tu noche no transcurra de manera tan fluida. Debes cumplir con tu responsabilidad de llevar a todos a casa de forma segura incluso si tus amigos empiezan a discutir o alguien se enferma dentro del auto.

Cuando vayas a restaurantes, bares o clubes como conductor designado, recuerda indicarles a los servidores que conducirás. Los meseros y los “bartenders” generalmente tienen cuidado de evitar ofrecer bebidas alcohólicas a los conductores designados. Si tienes suerte, ¡puede que recibas refrescos gratis!

Ten cuidado con la intoxicación por alcohol

Otro rol importante para el conductor designado es prestar atención a las señales de intoxicación por alcohol en los demás. Si notas los siguientes síntomas, llama al 911.

  • Vómitos
  • Frecuencia cardíaca lenta
  • Respiración lenta o irregular
  • Pérdida de consciencia
  • Temperatura corporal baja

Si un amigo está inconsciente o semiconsciente, hazlo girar de lado y quédate con él hasta que llegue la ayuda.

Puede que te preocupes a lo largo de la noche si notas que uno de tus amigos parece estar muy borracho o ha consumido mucho alcohol. En estas situaciones, puedes aconsejarle a tu amigo (sin juzgarlo) que pare de tomar. Las personas suelen responder mejor a esto si saben que la intervención puede llegar, así que haz un pacto al inicio de la noche avisando que le harás saber a tus amigos cuando hayan tomado demasiado. De esta manera, hay menos probabilidades de que se enojen o se resistan al consejo de que deben frenar.

Identificar a un conductor afectado

Cuando estés en una salida nocturna y alguien más te lleve, es importante saber detectar las señales de estado de ebriedad. Nunca te subas al automóvil con alguien que está afectado por el alcohol o que pueda estar por encima del límite legal, incluso si te insisten que están bien para manejar. Si ya estás dentro del automóvil con el conductor que ha tomado un par de tragos, haz un monitoreo de estas señales de ebriedad leve o moderada:

  • No sentarse adecuadamente en el asiento del conductor.
  • Agarrar el volante con demasiada fuerza.
  • Bajar las ventanas cuando la temperatura del auto es apropiada.
  • Sacar la cabeza por la ventana.
  • Inclinarse hacia adelante para ver a través del parabrisas.
  • Poner música a todo volumen.
  • No voltear hacia atrás para ver los espejos y los puntos ciegos.

Cualquiera de estas señales podría indicar que tu conductor está sufriendo deterioro por el alcohol. Puede que haya notado el problema por sí mismo o no, así que aborda el tema con cautela. Mientras mantienes la calma, trata de convencer al conductor de detenerse para que tú puedas manejar o llamar un taxi. No caigas presa del enojo, la frustración o la agresividad, ya que esto podría hacer que la situación sea aún más peligrosa.

Lidiar con presiones sociales

En algún punto de sus vidas, la mayoría de las personas experimentan presión para tomar alcohol o consumir drogas en situaciones sociales. La presión para beber alcohol puede ser extremadamente abrumadora, ya que es aceptado como una parte normal de nuestra cultura. ¡Todo el mundo lo hace! Además, el alcohol se presenta como algo positivo en programas de TV, comerciales, vallas publicitarias, películas y otros medios. Todos los días los medios nos manipulan para pensar que tomar alcohol es divertido, atractivo y que de alguna manera mejorará nuestras vidas. Esta representación del alcohol puede ser llamativa pero recuerda que nunca te muestran el panorama completo.

Las películas, los programas de TV y las publicidades muestran el consumo del alcohol como una parte necesario de un estilo de vida agradable. Muestran a personas bien vestidas, atractivas y amantes de la diversión tomando en fiestas y eventos familiares. No las muestran los vómitos, los tropiezos, las explosiones emocionales, la enfermedad hepática y las consecuencias de salud a largo plazo que sabemos que acompañan al consumo del alcohol. Si eliges un enfoque de “tolerancia cero” y esperas evitar beber alcohol por completo, debes recordarte estos resultados negativos cada vez que sientas la tentación de tomar. Enfócate en el hecho de que realmente no DESEAS beber, simplemente estás influenciado por el mundo que te rodea.

Es posible que la actitud hacia el alcohol de la sociedad en general se vea reflejada en tu familia inmediata y tus amigos. Si tu familia siempre consume alcohol en ocasiones especiales, puede que te inclines a pensar que tomar es “normal”. Abstenerte de beber podría verse como algo anormal. Recuerda siempre que tú estás en control de tu propia vida y solo tú puedes decidir lo que es normal para ti.

Disfruta tu sobriedad

Si lo haces con la actitud correcta, elegir no tomar alcohol es una experiencia poderosa y liberadora. Todo lo que necesitas es darte cuenta de que abstenerte de beber no significa que te perderás de algo. ¡De hecho será todo lo contrario!

Siempre será más difícil evitarlo algo si crees que te estás privando de algo. La gente que te rodea podría intentar convencerte de que eso es lo que estás haciendo, diciendo que eres aburrido, poco aventurero o contándote historias de la genial actividad que es beber alcohol. Por supuesto, al contar las historias estas personas dejan de lado las resacas, las enfermedades, la vergüenza, los conflictos y el peligro. No te perderás de nada. Te estás haciendo un enorme favor al evitar los efectos negativos de la intoxicación por alcohol. En realidad, ¡los efectos positivos de tomar alcohol son un mito!

No necesitas alcohol para divertirte, olvidar tus problemas, tener confianza o conectarte con otras personas. Beber alcohol de hecho inhibe todas estas cosas. Mientras estás sobrio tienes beneficios:

  1. 1

    Tu cuerpo te obedecerá.
    ¡Nada de tropezarte en la pista de baile!

  2. 2

    Podrás pensar con claridad.
    Parecerás más inteligente y mucho más ingenioso que tus amigos intoxicados.

  3. 3

    Serás más atractivo para otras personas.
    Nadie cree que babear, vomitar, oler a alcohol y arrastrarse sea atractivo.

  4. 4

    Tendrás el control.
    Esto significa que no debes preocuparte por ponerte en vergüenza, decir algo que puedas lamentar, que te obliguen a hacerlo que no quieres hacer o ponerte al volante estando intoxicado.

Piénsalo un poco, ¿por qué querrías cambiar algo de esto por vergüenza, enfermedades o lamentos? Además, mientras las personas que te rodean sufrirán de resacas, vergüenza y poca productividad durante días después de la salida nocturna, tu podrás levantarte sintiéndote completamente normal. La sobriedad no es algo que se deba temer sino algo que se debe atesorar.

Proteger tus privilegios de manejo

Vivir una vida de tolerancia cero es algo para enorgullecerse. No solo estás protegiendo tu salud física, tu salud mental y tu dignidad. ¡Estás protegiendo tus privilegios para conducir! Conseguir tu licencia de manejo es un enorme paso hacia la independencia, la adultez y la obtención de tus objetivos de vida. Si tienes menos de 21 años, puedes perder tu licencia al instante si un oficial de policía sospecha que tomaste alcohol o consumiste drogas.

Recuerda que hasta los adultos maduros que eligen beber dentro de los límites de la ley corren un gran riesgo al hacerlo. El alcohol y las drogas llevan a problemas duraderos que afectarán tu capacidad de manejar y alterarán tu percepción de la realidad. Las personas que se embriagan simplemente no entienden el riesgo y las consecuencias tan bien como las personas sobrias. Hacen cosas que nunca creerían ser capaces de hacer, incluyendo tomar y manejar. Piensa en la que persona que quieres ser en la vida y pregúntate: ¿El alcohol entra en esta imagen? Si eres realmente honesto contigo mismo, la respuesta será “no”.

Pude que decidas beber alcohol como adulto y es tu derecho. Aunque debes recordar que los privilegios de los adultos también conllevan responsabilidades. Si has tomado una bebida alcohólica, tienes la responsabilidad como adulto, conductor y ciudadano estadounidense consciente de mantenerte lejos de la carretera.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Manejar Bajo los Efectos del Alcohol
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 1 of 12

Manejar Bajo los Efectos del Alcohol

Beber y conducir es un delito grave. También es una de las cosas más tontas y peligrosas que puede decidir hacer una persona. Si bien las sanciones por tomar y manejar varían un poco de un estado a otro, las reglas sobre DUI son prácticamente idénticas de costa a costa.

Concentración de Alcohol en la Sangre y Bebidas Estándar
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 2 of 12

Concentración de Alcohol en la Sangre (BAC)

Conducir con cualquier cantidad de alcohol en tu cuerpo afectará tus habilidades físicas, tiempo de reacción, visión y capacidad de buen juicio según el ambiente de la carretera. Cuanto más alta sea la concentración de alcohol en la sangre (BAC), más significativos serán los problemas.

Tasas de Consumo y Eliminación de Alcohol
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 3 of 12

Tasas de Consumo y Eliminación de Alcohol

Para desarrollar una relación con el alcohol segura y responsable, es útil comprender exactamente a qué estás sometiendo a tu cuerpo cada vez que tomas una cerveza o un trago de licor fuerte. Cuan rápido y eficientemente el cuerpo de una persona puede eliminar el alcohol depende de varios factores ambientales y genéticos.

Review
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 7 of 13

Ley de Consentimiento Implícito

“Consentimiento implícito” significa que al obtener la licencia de conducir y manejar en las vías públicas automáticamente has dado permiso para que la policía te realice pruebas químicas si un oficial sospecha que estás conduciendo intoxicado. Todos los 50 estados tienen alguna versión de la ley de consentimiento implícito.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 8 of 13

Consecuencias de Manejar Borracho

Manejar borracho es el delito más cometido en los Estados Unidos, con un estimado de 300.000 personas que conducen bajo la influencia del alcohol cada día. La conducción en estado de ebriedad lleva a consecuencias graves y duraderas para los conductores infractores y todas las personas inocentes afectadas por sus delitos.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 9 of 13

Llegar a Casa de Forma Segura

Solo hay una manera de garantizar que la conducción en estado de ebriedad no causará una colisión: no tomar y manejar. Para protegerte de un accidente por conducir ebrio no es suficiente con decir: “No voy a tomar y manejar”. Tienes que eliminar la posibilidad de manejar borracho, ya que llegado el caso el alcohol podría hacerte cambiar de opinión.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 10 of 13

Conducción Ebria Entre los Adolescentes

Los accidentes de tránsito son la causa principal de muerte de adolescentes en los Estados Unidos y el consumo de alcohol entre los menores de edad contribuye al problema. La pregunta es, ¿por qué tantos conductores jóvenes ignoran los riesgos y se ponen al volante después de tomar alcohol?

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 11 of 13

Leyes de Tolerancia Cero

Todos los estados tienen una ley de tolerancia cero que prohíbe que los menores de 21 años manejen con cualquier cantidad de alcohol en su torrente sanguíneo. Ahora, una persona menor de 21 años con incluso trazas de alcohol en su sangre automáticamente será culpable de conducir bajo la influencia.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 12 of 13

Los Efectos de Regular la Conducción Ebria

La restricción y regulación del alcohol ha demostrado ser un arma eficaz contra la conducción ebria en Estados Unidos. La prevalencia de los puntos de control de sobriedad (barricadas en las que los conductores se someten a pruebas aleatorias de intoxicación por alcohol) tuvo una conexión directa con el número de muertes de tránsito relacionadas con el alcohol.