Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias
La Ley de Consentimiento Implícito

Ley de Consentimiento Implícito: Rechazar una Prueba BAC de Sobriedad y DUI

Updated 2 de Febrero de 2021

Si un oficial de la ley tiene motivos para creer que un automovilista está conduciendo bajo la influencia del alcohol, puede detener a esa persona y pedirle que haga una prueba de concentración de alcohol en la sangre (BAC). Por lo general, esta será una prueba de alcoholemia a un costado de la carretera. Toda lectura de alcoholemia por encima del 0.08% resultará en un arresto por conducir bajo la influencia. De igual manera, una persona puede ser arrestada si tiene un BAC legal pero su comportamiento sugiere que su capacidad de manejo está afectada. Recuerda que incluso un BAC tan bajo como 0.02% o 0.03% puede llevar a deterioro de conducción en algunas personas.

Como automovilista, debes entender tus obligaciones legales y derechos si un oficial te detiene bajo sospecha de DUI. Nadie puede forzarte físicamente a hacer una prueba BAC pero tienes la obligación legal de hacerlo. No realizar una prueba de alcoholemia a menudo tiene consecuencias graves. Gracias a la ley de consentimiento implícito, ya has hecho un compromiso legal para hacer la prueba BAC cuando se te indique por parte de un oficial de policía si tiene motivo para sospechar que estás manejando bajo la influencia.

Todos los 50 estados tienen alguna versión de la ley de consentimiento implícito. “Consentimiento implícito” significa que al obtener la licencia de conducir y manejar en las vías públicas automáticamente has dado permiso para que la policía te realice pruebas químicas si un oficial sospecha que estás conduciendo intoxicado. Cuando firmas los formularios de solicitud de tu licencia de manejo haces una “promesa” legal de permitir las pruebas BAC en una parada por DUI al costado de la carretera. Romper esta promesa tendrá repercusiones serias y negativas. Dependiendo de las leyes en tu estado, rechazar una prueba química podría llevarte a una considerable multa y una prohibición de manejo automática.

Tipos de pruebas químicas diferentes

La concentración de alcohol en la sangre se puede probar con un examen de aliento, orina o sangre. La mayoría de los estados exigen de forma legal que los conductores se sometan a una prueba de alcoholemia a un lado de la carretera cuando se detienen bajo sospecha de DUI, ya que es el método más rápido y menos invasivo para determinar el BAC. Sin embargo, algunos estados permiten que los conductores soliciten una prueba de sangre u orina, así que debes consultar esta información en tu manual de manejo estatal para saber qué opciones tienes. Si te piden hacer una prueba de alcoholemia pero tienes la posibilidad de solicitar una prueba de sangre o de orina, es posible que debas pagar los gastos médicos de dicho procedimiento.

Las pruebas de sangre son el método más preciso para medir el BAC de una persona. La ley de consentimiento implícito te obliga a someterte a un examen de sangre si la policía lo requiere. Datos recopilados por la NHTSA muestran que las personas condenadas por DUI generalmente reciben multas más grandes y sentencias más largas cuando se niegan a hacer una prueba BAC de sangre. Se cree que rechazar la prueba es falta de cooperación y un intento por esconder la culpabilidad.

Pruebas de sobriedad de campo

La ley de consentimiento implícito no aplica para las pruebas de sobriedad de campo en todos los estados. Las pruebas de sobriedad de campo (FST, por sus siglas en inglés) son herramientas de investigación que los puedan medir si una persona puede estar afectada por el alcohol. No pueden ser catalogadas como “reprobadas” o “aprobadas” de forma concluyente pero podrían ser registradas y utilizadas como evidencia en casos de DUI.

Las pruebas de sobriedad de campo varían en los Estados Unidos, aunque hay tres pruebas principales en las que los oficiales de la ley confían y están aprobadas por la NHTSA. Estas son:

  1. 1

    Nistagmo horizontal de la mirada (HGN).
    Las personas con altas concentraciones de alcohol en la sangre a menudo sufren un movimiento ocular involuntario y espasmódico conocido como “nistagmo” cuando desplazan la mirada hacia la izquierda o la derecha en un plano horizontal. Al realizar una prueba nistagmo horizontal de la mirada, un policía le pedirá al sospechoso que siga un objeto con sus ojos a medida que lo mueve de un lado a otro. Cuando el nistagmo ocurre en un ángulo de 45 grados o menor, existe la posibilidad de que el sujeto esté intoxicado. La NHTSA reporta que esta prueba tiene una efectividad de 77% a la hora de determinar si el BAC de una persona está por encima del límite legal.

  2. 2

    Pararse sobre una pierna (OLS).
    La intoxicación por alcohol suele llevar a un deterioro del equilibrio. Un oficial de la ley puede verificar este problema usando una prueba de equilibrio sobre una sola pierna. El sospechoso tendrá que pararse con ambas piernas, elevar un pie a unas 6 pulgadas y mantener el equilibrio por unos 30 segundos. Tambalearse, balancearse, usar los brazos para equilibrarse, saltar y poner el pie en el piso son indicadores que es posible que el sospechoso esté ebrio.

  3. 3

    Caminar y girar (WAT).
    La prueba de caminar y girar está diseñada para exponer el deterioro de la coordinación y la dificultad para seguir instrucciones que pueden ser causadas por los efectos del alcohol. En este test, el oficial le pedirá al sospechoso que camine nueve pasos en línea recta, colocando el talón en contacto con los dedos del otro pie mientras lo hace. Luego le indicará que gire un pie y repita el proceso caminando en la dirección opuesta. Caminar una cantidad equivocada de pasos, perder el equilibrio, salirse de la línea, parar o dejar un espacio entre los pies son señales de que el sospechoso podría estar afectado por el alcohol. La NHTSA reporta que esta prueba de sobriedad es exitosa en aproximadamente el 68% de los casos para identificar la intoxicación.

Si bien estás obligado legalmente a realizar una prueba BAC, puede que tengas el derecho de rechazar una prueba de sobriedad (consulta esta información en tu manual de manejo estatal). Muchas personas rechazan hacer pruebas de sobriedad de campo porque creen que un mal desempeño les jugaría en su contra si el video se muestra en el juzgado. Recuerda que un oficial puede arrestarte por sospechas de DUI, incluso si la prueba de alcoholemia indica que estás por debajo del límite legal de 0.08%. A pesar de esta preocupación, es mejor cumplir con la ley lo más que puedas cuando te detienen a un costado de la carretera bajo sospecha de DUI u otra infracción. Si el oficial de policía cree que tu comportamiento de manejo demostró intoxicación, es probable que te arreste por negarte a hacer una prueba de sobriedad.

Rechazar una prueba BAC

Debido a la ley de consentimiento implícito, negarte a hacer una prueba de aliento, sangre u orina te llevará a sanciones, incluso si no afrontas cargos o recibes una condena por DUI. Estas sanciones varían de un estado a otro. La gravedad de las sanciones por consentimiento implícito de un estado se refleja en el número de conductores que se niegan a hacer pruebas BAC en cada estado cada año. A nivel nacional, la NHTSA reporta que alrededor del 20% de los conductores detenidos bajo sospecha de DUI se niegan a participar en un test BAC. Las estadísticas estatales varían entre tasas de rechazo tan bajas como 2.4% en Delaware (donde las sanciones son severas) hasta un 81% en New Hampshire (donde las sanciones con relativamente leves).

Cualquiera que sea el castigo por negarte a una prueba BAC en tu estado, debes entender que hacerlo difícilmente te evitará una condena por DUI. Como se asume que una persona inocente se haría el test ya que no tiene nada que esconder, rechazar el test se ve como una evidencia de culpabilidad.

Cumplimiento sin rechazos

Si un conductor es consciente de que no pasará la prueba BAC, podría decidir aceptar las sanciones por rechazarla con tal de evitar una condena por DUI. Para combatir este problema, muchos estados han adoptado políticas de cumplimiento “sin rechazos”. Donde existen estas políticas, los oficiales de policía pueden obtener una orden de un juez para hacer el test BAC sin el consentimiento del sospechoso. Los conductores intoxicados tontos a menudo se niegan a hacer las pruebas de alcoholemia con la esperanza de que su nivel de alcohol en la sangre baje al momento en que el oficial obtiene la orden. Hoy en día los oficiales de la ley pueden obtener órdenes judiciales electrónicas en dispositivos móviles en cuestión de minutos.

Una persona que sigue rechazando la prueba de alcoholemia incluso después de que se haya obtenido una orden judicial seguramente afrontará cargos por desacato. De ser necesario, se le realizará la prueba por la fuerza.

Sanciones por rechazar pruebas BAC

Las sanciones por romper el “consentimiento implícito” y rechazar un test BAC puede incluir multas, suspensión automática de la licencia y una revocación completa de la licencia. Si una persona que rechaza la prueba posteriormente recibe una condena por DUI, su negativa a cumplir probablemente recibirá un castigo más severo. Esto es lo que puede suceder si rechazas una prueba BAC en diferentes estados:

Florida: una suspensión automática de la licencia de hasta 1 año.

Texas: una suspensión automática de la licencia de hasta 180 días.

New York: una suspensión automática de la licencia de hasta 6 meses Y una multa de hasta $500.

Massachusetts: una suspensión automática de la licencia de hasta 6 meses y, si recibes una sentencia por DUI, la revocación permanente de la licencia.

Actualmente, 42 estados cuentan con suspensión automática o revocación de la licencia si un conductor se niega a hacer el test BAC. Esto significa que rechazar la prueba le permite al oficial de policía que te detuvo quitarte tu licencia de conducir en ese mismo instante.

Respetar las leyes de consentimiento implícito

Manejar es un privilegio, no un derecho. Firmar los formularios para tu licencia de conducir debe tomarse como “aceptar un contrato” con el DMV y las agencias de cumplimiento de la ley del estado. A cambio de tus privilegios de manejo, prometes respetar las reglas de carretera, conducir de manera que no ponga en peligro a las personas o las propiedades Y cooperar con las medidas contra el DUI. Rechazar este acuerdo al negarte a hacer el test BAC es una ofensa grave por la que pueden revocarse tus privilegios de conducción. Rechazar una prueba podría parecer una decisión inteligente si te detienen bajo sospecha de DUI pero solo empeorará la situación.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Las Consecuencias de Manejar Borracho
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 8 of 13

Consecuencias de Manejar Borracho

Manejar borracho es el delito más cometido en los Estados Unidos, con un estimado de 300.000 personas que conducen bajo la influencia del alcohol cada día. La conducción en estado de ebriedad lleva a consecuencias graves y duraderas para los conductores infractores y todas las personas inocentes afectadas por sus delitos.

7 Maneras de Evitar Conducir Ebrio y Llegar a Casa Seguro
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 9 of 13

Llegar a Casa de Forma Segura

Solo hay una manera de garantizar que la conducción en estado de ebriedad no causará una colisión: no tomar y manejar. Para protegerte de un accidente por conducir ebrio no es suficiente con decir: “No voy a tomar y manejar”. Tienes que eliminar la posibilidad de manejar borracho, ya que llegado el caso el alcohol podría hacerte cambiar de opinión.

Conducción Ebria Entre los Adolescentes
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 10 of 13

Conducción Ebria Entre los Adolescentes

Los accidentes de tránsito son la causa principal de muerte de adolescentes en los Estados Unidos y el consumo de alcohol entre los menores de edad contribuye al problema. La pregunta es, ¿por qué tantos conductores jóvenes ignoran los riesgos y se ponen al volante después de tomar alcohol?

Review
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 1 of 13

Conducir Bajo la Influencia

Cuando un conductor se ve afectado por el alcohol, las drogas, la fatiga o una enfermedad, no podrá pensar con claridad, moverse con tanta precisión ni percibir la situación de la carretera correctamente. Como adulto joven responsable, debes respetar la ley y decir no al alcohol y las drogas. Si decides beber o consumir drogas, no manejes.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 2 of 13

Conducción Afectada

Se ha comprobado que los efectos físicos y mentales de tomar alcohol afectan la capacidad de manejo al punto que la persona tiene un riesgo sustancialmente mayor de verse involucrada en una colisión mortal si decide conducir afectada. Aprender sobre las leyes y sanciones de DUI y DWI es un aspecto vital de tu programa de educación vial.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 3 of 13

El Panorama General: DUI y DWI

La conducción afectada por el alcohol y las drogas es responsable por una increíble pérdida de vidas en los Estados Unidos. En 2016, se sabe que al menos 10.497 personas murieron en accidentes de tránsito relacionados con el alcohol. Esto equivale al 28% de todas las muertes de tránsito de ese año.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 4 of 13

Estadísticas de DUI y DWI

En 2017, los conductores borrachos con un BAC de 0.08% fueron responsables por la muerte de 10.784 personas en los Estados Unidos. 68% de estas muertes involucraron a un conductor con un BAC de 0.15% o mayor. A pesar de los avances desde la Ley de Edad Mínima para Consumo de Alcohol y la reducción del límite legal de conducción en estado de ebriedad, nuestro país todavía tiene un largo camino por recorrer.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 5 of 13

Leyes de DUI y DWI

DWI (conducir estando intoxicado) y DUI (conducir bajo la influencia) pueden ser términos confusos para automovilistas novatos y experimentados por igual. Ambas frases se refieren a manejar un vehículo bajo los efectos del alcohol o las drogas y muchos estados los utilizan indistintamente.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 6 of 13

Sanciones por DUI y DWI

Las sanciones que acompañan una condena por DUI varían de un estado a otro. Una ofensa cometida se califica como infracción, delito menor o delito grave, siendo las infracciones las menos graves y los delitos graves los más serios. En todos los 50 estados, conducir bajo la influencia se considera un delito menor o un delito grave.