Conducir Bajo la Influencia del Alcohol
Problemas Físicos por el Consumo de Alcohol

Consumo de Alcohol y Problemas Físicos en Tu Capacidad de Manejo

Updated 3 de Febrero de 2021

Mientras el alcohol ataca tu cerebro para causar estragos en tu percepción, capacidad de juicio y habilidades motoras, también afecta directamente otros sistemas importantes. Recuerda de que una u otra forma, el alcohol termina en tu sangre. Desde allí, tiene acceso a cada tejido y órgano vital de tu cuerpo.

En lo que respecta a tu cuerpo, el alcohol es veneno. Tan pronto como lo permiten los procesos biológicos, el alcohol que consumes será enviado a tu hígado donde será menos dañino. Tus riñones filtrarán la sangre para eliminar las sustancias resultantes, de modo que puedan salir del cuerpo a través de la orina. Lamentablemente, tu cuerpo sufrirá daños por el alcohol en la sangre antes de que el hígado y los riñones puedan lidiar con él. Además, el acto de procesar el alcohol dañará al hígado y a los riñones. Con un consumo de alcohol regular y excesivo, este daño se vuelve irreversible.

Alcohol y el sistema circulatorio

Tu corazón, los vasos sanguíneos y la sangre son los componentes principales del sistema circulatorio. El trabajo del sistema es transportar agua, oxígeno, nutrientes y otros químicos vitales a los diferentes órganos del cuerpo. También sirve como un sistema de transporte de desechos, recolectando toxinas y subproductos no deseados de los procesos biológicos, listos para ser expulsados del cuerpo.

El alcohol evitará que el sistema circulatorio trabaje tan bien como debería, provocando lo siguiente:

  1. 1

    Daños al tejido del corazón.
    Cuando el músculo del corazón no puede bombear sangre alrededor del cuerpo de manera efectiva, todos tus órganos se verán afectados. Un corazón afectado también maneja la grasa con menos eficacia, aumentando el riesgo de un ataque cardíaco.

  2. 2

    Presión sanguínea baja.
    Con presión insuficiente, la circulación de la sangre se volverá lenta.

  3. 3

    Frecuencia cardíaca baja.
    Con menos latidos por minuto, tu corazón no podrá mover la sangre alrededor del cuerpo de forma eficiente.

En conjunto, estos efectos pueden llevar a tener tejidos desnutridos y poco oxigenados en todo el cuerpo. Además, los productos de desecho dañinos que normalmente se eliminarían de tu sistema a través de la sangre se podrían acumular y alterar el funcionamiento de los órganos. Los daños al sistema circulatorio te dejarán con un riesgo mayor de enfermedades crónicas.

Alcohol y el sistema respiratorio

Todas las células del cuerpo usan oxígeno como combustible y secretan dióxido de carbono como producto de desecho. El sistema respiratorio es el responsable de llevar el oxígeno al torrente sanguíneo, donde es transportado hacia las células y los tejidos. También filtra el dióxido de carbono fuera de la sangre para que pueda ser expulsado del cuerpo cuando respiras. Tus pulmones son el órgano más importante en tu sistema respiratorio, aunque también depende de la nariz, la boca, la tráquea (el tubo que lleva a los pulmones) y el diafragma para funcionar.

El alcohol amenaza el funcionamiento saludable de cada órgano, célula y tejido de tu cuerpo al reducir la respiración. Esto significa que entra menos oxígeno y sale menos dióxido de carbono. Cuando un órgano está muy hambriento de oxígeno no puede funcionar de manera eficaz y eventualmente empezará a apagarse. En lo que respecta a tu hígado y tus riñones, esto puede agravar aún más los efectos por intoxicación. Si no le suministras suficiente oxígeno a tu hígado y riñones, no pueden limpiar el alcohol de la sangre adecuadamente y los efectos de la borrachera empeorarán.

En casos de intoxicación por alcohol, el sistema respiratorio queda tan afectado que se sabe que las personas dejan de respirar por completo y mueren mientras duermen.

Otros efectos perjudiciales

El alcohol a menudo está acompañado de varios otros efectos físicos peligrosos y desagradables a corto plazo. Estos incluyen pero no se limitan a:

  1. 1

    Dolores de cabeza.
    El alcohol puede llevar a la deshidratación, que causa dolores de cabeza agudos. Esto puede ocurrir estando intoxicado o al día siguiente si tienes resaca.

  2. 2

    Fatiga extrema, molestias y dolores.
    En una resaca, podrás sentir todo el daño que el alcohol le ha causado a tu cuerpo sin los efectos de la ebriedad para taparlos. Las resacas fuertes en ocasiones pueden durar un par de días.

  3. 3

    Función hepática deteriorada.
    La presión sobre el hígado mientras trabaja para procesar el alcohol puede llevar a afectar la función hepática. Cuando no puedes eliminar los desechos y las toxinas de tu sangre de forma efectiva, serás más susceptible a las enfermedades.

  4. 4

    Irritaciones estomacales.
    El alcohol reacciona con el revestimiento protector de tu estómago. Esto puede llevar a reflujo ácido, náuseas y vómitos.

  5. 5

    Manchas en la piel.
    Como el alcohol altera la circulación, las células de la piel pueden verse privadas de oxígeno o con un cúmulo de toxinas. En los días posteriores a un consumo excesivo podrías experimentar brotes de acné, desigualdades en el tono de la piel e irritaciones.

Arriesgar tu salud y tu vida

Como puedes ver, consumir alcohol de forma irresponsable tiene el potencial de empeorar tu calidad de vida y acortar tu vida considerablemente. Si bebes demasiado, con mucha frecuencia o ambas, tu cuerpo pagará el precio eventualmente. Tristemente, una enfermedad crónica a una edad avanzada como resultado del consumo excesivo de alcohol sería el mejor escenario si decides tomar y manejar. Si te pones al volante mientras tu cuerpo está afectado físicamente por el alcohol, tendrás suerte si completas el viaje con vida. Consulta el siguiente artículo para conocer cómo los efectos físicos del alcohol te pondrán en peligro detrás del volante.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

La Fisiología de la Conducción Ebria
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 6 of 12

La Fisiología de Manejar Ebrio

Manejar es una actividad que requiere coordinación física, reacciones rápidas, observación precisa y la capacidad de procesar información en eficacia. Como el estado de ebriedad tiene un efecto adverso para estas habilidades, afectará significativamente tu capacidad de conducir de forma segura.

Cómo el Alcohol Afecta la Cognición y las Emociones
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 7 of 12

Efecto del Alcohol en la Cognición

La cognición es el proceso mental de recolectar información, formar pensamientos y tomar decisiones dependiendo de lo que sabes. Si algún aspecto del proceso cognitivo se ve afectado por el alcohol mientras conduces, es probable que tomes decisiones inseguras y te pongas en peligro a ti, a tus pasajeros y a los usuarios de carretera cercanos.

Cómo el Alcohol Afecta Tus Habilidades de Manejo
Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 8 of 12

Efectos del Alcohol en Tus Habilidades de Manejo

Tus responsabilidades como conductor y el alcohol no combinan bien. Debes hacer todo lo posible para evitar sufrir lesiones, herir a otros usuarios de carretera o causar daños a la propiedad. Aún las pequeñas cantidades de alcohol pueden afectar tu capacidad mental y tus habilidades de manejo, por lo que no debes beber y conducir.

Review
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 12 of 13

Los Efectos de Regular la Conducción Ebria

La restricción y regulación del alcohol ha demostrado ser un arma eficaz contra la conducción ebria en Estados Unidos. La prevalencia de los puntos de control de sobriedad (barricadas en las que los conductores se someten a pruebas aleatorias de intoxicación por alcohol) tuvo una conexión directa con el número de muertes de tránsito relacionadas con el alcohol.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 13 of 13

Cómo Proteger Tu Privilegio de Conducir

Dependiendo de tu edad y tu estado de residencia, puede que tomar alcohol y usar ciertas drogas recreativas no sea ilegal. Sin embargo, estos hábitos siempre serán perjudiciales para tu salud y bienestar emocional. Además, aunque tomar alcohol no es lo mismo que conducir en estado de ebriedad, lo primero lleva a lo segundo.

Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 1 of 12

Manejar Bajo los Efectos del Alcohol

Beber y conducir es un delito grave. También es una de las cosas más tontas y peligrosas que puede decidir hacer una persona. Si bien las sanciones por tomar y manejar varían un poco de un estado a otro, las reglas sobre DUI son prácticamente idénticas de costa a costa.

Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 2 of 12

Concentración de Alcohol en la Sangre (BAC)

Conducir con cualquier cantidad de alcohol en tu cuerpo afectará tus habilidades físicas, tiempo de reacción, visión y capacidad de buen juicio según el ambiente de la carretera. Cuanto más alta sea la concentración de alcohol en la sangre (BAC), más significativos serán los problemas.

Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 3 of 12

Tasas de Consumo y Eliminación de Alcohol

Para desarrollar una relación con el alcohol segura y responsable, es útil comprender exactamente a qué estás sometiendo a tu cuerpo cada vez que tomas una cerveza o un trago de licor fuerte. Cuan rápido y eficientemente el cuerpo de una persona puede eliminar el alcohol depende de varios factores ambientales y genéticos.

Conducir Bajo la Influencia del Alcohol 4 of 12

Problemas Sensoriales por el Alcohol

Los efectos del alcohol en tu cerebro empiezan solo minutos después de tomar el primer sorbo de tu bebida. Tu capacidad mental se verá afectada y tus músculos no responderán a las instrucciones con la eficacia habitual. El impacto negativo del alcohol en tu capacidad de manejo será más grave a medida que te emborrachas más.