Trenes y Cruces Ferroviarios
Reglas de Seguridad de Cruces Ferroviarios

Cruces Ferroviarios para Novatos: Señales, Luces y Reglas de Seguridad

Updated 19 de Enero de 2021

A pesar de un aumento en el número de señales de advertencia activas y otro equipo de seguridad cerca de los cruces ferroviarios, Estados Unidos ha tenido aproximadamente 2.000 colisiones entre vehículos y trenes cada año desde 2009. En 2017, estos accidentes resultaron en 274 muertes y 807 lesiones, la gran mayoría involucrando a los ocupantes del vehículo que chocó con el tren.

Cruzar las líneas del tren es increíblemente peligroso, ya que debido al tamaño y el peso de los trenes los automovilistas siempre saldrán con la peor parte en caso de colisiones. Tienes casi 20 veces más probabilidades de estar involucrado en un accidente mortal en un cruce ferroviario que en cualquier otra colisión de vehículo contra vehículo. No te aventures ni tengas un comportamiento riesgoso cerca de las intersecciones de vías férreas y autopistas. En estas situaciones, la poca paciencia o la falta de concentración podrían costarte tu vida y las vidas de tus pasajeros.

Una mejor educación vial es la mejor forma de combatir las muertes y las lesiones en los cruces ferroviarios. Las señales de advertencia pasivas y las señales activas facilitan el cruce pero, en última instancia, tu seguridad en las intersecciones de vías férreas es tu responsabilidad.

Seguridad en un cruce ferroviario

Las señales de advertencia anticipada te notificarán cuando te aproximes a una línea férrea. Prepárate siempre para reducir la velocidad y parar al menos a 15 pies del cruce ferroviario. Debes buscar trenes en ambas direcciones de cada una de las vías, si hay más de una vía. Nunca avances para cruzar los rieles si ves algo de lo siguiente:

  • Una luz roja intermitente. Esto indica que un tren se acerca.
  • Un señalizador que advierte sobre un tren aproximándose.
  • Un tren acercándose visible en las vías del tren o que ha dado una señal audible.
  • Un tren que acaba de pasar por el cruce. Esto no significa que el peligro haya terminado. Otro tren podría estar a punto de pasar por allí o en otra vía cercana.
  • La puerta del cruce está cerrada.

No detenerse en las vías del tren

Los conductores nunca deben detener su vehículo en las vías férreas, incluso cuando no parezca que un tren se aproxima hacia el cruce. Si el equipo de seguridad está funcionando, podría parecer seguro cruzar cuando en realidad hay un tren aproximándose.

Cuando estés en una fila de tráfico lento esperando para cruzar las vías del ferrocarril, no avances hasta tener la certeza de que hay suficiente espacio del otro lado de las vías para acomodar tu vehículo. Los conductores que esperan detrás de ti podrían moverse hacia el cruce y bloquearte la posibilidad de dar marcha atrás fuera del camino de un tren que se acerca. Muchas colisiones entre vehículos y trenes son a causa de este error.

No pares sobre las vías del trenNunca pares sobre las vías férreas. Si tu automóvil queda atrapado en las vías y no puedes arrancarlo de nuevo, sal de allí y trata de empujarlo lejos de los rieles. Si no puedes empujar el auto fuera de las vías, pide ayuda.

Manejar alrededor de una puerta de cruce ferroviario

Tratar de conducir alrededor o por debajo de una puerta de cruce cerrada es uno de los errores más mortales que un automovilista puede cometer. No lo hagas en ninguna circunstancia. Puede que la vía del tren se vea despejada en ambas direcciones pero durante el tiempo que maniobras el vehículo esto podría cambiar. Toma en cuenta que las luces de advertencia estarán parpadeando cuando un tren esté a aproximadamente 20 segundos de pasar por el cruce.

Los conductores que intentan manejar alrededor de una puerta o aguja de cruce ferroviario suelen hacerlo porque pueden ver un tren que se aproxima pero parece que se mueve lentamente. Los trenes por lo general viajan a una velocidad mucho mayor de la aparente para los automovilistas en un cruce y cubrirán la distancia rápidamente.

Toma en cuenta que serás responsable legalmente por cualquier lesión, muerte o daño a la propiedad que suceda en caso de ignorar las advertencias y conducir alrededor de una puerta o aguja cerrada.

Cambiar de marcha en los cruces ferroviarios

Siempre avanza a través de un cruce del ferrocarril con suficiente velocidad para que la inercia del vehículo que haga pasar en lugar de moverte lentamente en primera. 10 mph es una velocidad ideal para cruzar una vía férrea. Acercarte a una velocidad mayor podría provocar daños a tu vehículo, debido a que los cruces ferroviarios no suelen estar al mismo nivel. No cambies de marcha mientras cruzas una vía del ferrocarril ya que esto podría causar que el vehículo quede atascado.

Quedar atrapado en las vías del ferrocarril

Todos los conductores deben saber qué hacer si quedan atascados o atrapados en las vías del tren. Pocas situaciones son más traumáticas que estar al volante de un automóvil atascado en un cruce ferroviario. No entres en pánico y sigue estas instrucciones:

  1. 1

    Sal del automóvil de inmediato.
    Esto incluye a todos los pasajeros. Ayuda a los niños, a los bebés, a los pasajeros con discapacidad y a los ancianos.

  2. 2

    Aléjate de las vías del tren inmediatamente.
    Deberías hacer esto incluso si no puedes ver o escuchar al tren que se aproxima.

  3. 3

    Busca la señal del sistema de notificación de emergencias cerca del cruce.
    Llama al número provisto en la señal y hazles saber sobre el vehículo atrapado para que puedan advertir a los trenes aproximándose para que se detengan.

  4. 4

    Cuando un tren se aproxime a tu vehículo atascado, corre en dirección del tren pero alejado de las vías en un ángulo de 45 grados.
    Si huyes del tren en la misma dirección que viaja puedes ser golpeado por los escombros que vuelan desde tu vehículo.

Cruzar múltiples vías férreas

Cuando cruces por múltiples vías del ferrocarril, siempre verifica si hay trenes aproximándose en ambas direcciones de cada vía. Debes acercarte a cada cruce esperando ver un tren y avanzar solo cuando tengas la certeza de que no hay un tren a la vista en cualquier dirección.

Estás en un mayor riesgo cuando utilizas un cruce ferroviario conocido en el que los trenes pasan con poca frecuencia. En esta situación no tendrás la costumbre de encontrarte con trenes y puede que no verifiques adecuadamente antes de cruzar. Debes entender que los trenes de carga no siguen horarios establecidos. Pueden pasar a cualquier hora, incluso si nunca has encontrado uno a esa hora del día anteriormente.

No trates de ganarle al tren que se aproxima a través del cruce del ferrocarril. Es una carretera que nunca ganarás. Los trenes suelen estarás más cerca de lo que parecen.

Reglas de cruce para camiones y autobuses

Los vehículos grandes de movimiento lento y los vehículos de pasajeros de cierto tamaño siempre deben detenerse en los cruces ferroviarios, sin importar si parece que un tren se aproxima o no. Ten en mente que los vehículos agrícolas, autobuses escolares, tanques de carga y otros vehículos comerciales grandes pueden parar hasta 50 pies antes de un cruce del ferrocarril. Debes reducir la velocidad y prepararte para detenerte cuando estás cerca de ese tipo de vehículo en un cruce. No intentes rebasarlos.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Escenarios de Manejo Complejos
Conducir en Diferentes Entornos 1 of 2

Manejar en Diferentes Escenarios

Controlar el vehículo no es la única batalla que afrontarás al aprender a conducir. Los estudiantes de manejo deben aprender a ajustar su comportamiento de conducción y sus nuevas habilidades de control del vehículo para adaptarse a diferentes escenarios de manejo y mitigar los riesgos que conllevan. El tipo y nivel de peligro al que te expones al manejar puede cambiar decenas de veces en un solo viaje corto.

Riesgo en Escenarios de Manejo
Conducir en Diferentes Entornos 2 of 2

Riesgo en Escenarios de Manejo

Los desafíos que enfrentas al conducir dependen en gran medida del tipo de carretera que usas y de si esa carretera está en un entorno urbano o rural. Como parte de tu entrenamiento de manejo debes aprender a identificar los riesgos asociados a cada escenario de conducción y actuar de forma preventiva para evitar el peligro. Los diferentes escenarios de manejo se incluyen en una de las cuatro categorías de riesgo: controlado, bajo, moderado y complejo.

Conducir en la Ciudad
Manejar en Zonas Urbanas 1 of 5

Conducir en la Ciudad

Los conductores nuevos no suelen darse cuenta del desafío que representa conducir en la ciudad. Puede que no estés viajando a altas velocidad al manejar en un área metropolitana concurrida pero tendrás poco tiempo para detectar y reaccionar ante las situaciones peligrosas. Es fácil distraerse y cometer errores peligrosos conduciendo al lado de tantos automovilistas, peatones, autobuses, camionetas repartidoras y ciclistas, en lugares tan cerrados.

Review
Usuarios Vulnerables 7 of 7

Animales en la Carretera

Los conductores deben estar atentos a los animales salvajes, domésticos y de granja que cruzan el camino, especialmente en las áreas rurales. Cuando haya una señal de advertencia amarilla de animales con forma de diamante, permanece alerta y conduce con precaución. Si encuentras una manada de animales cruzando la carretera, detén tu vehículo y déjalos que pasen. Debes avanzar solo cuando los animales hayan despejado la autopista completamente.

Camiones, Autobuses y Vehículos de Emergencias 1 of 4

Compartir el Camino con Camiones

Para compartir el camino con camiones grandes de manera segura, debes tomar en cuenta que estos vehículos son pesados, tienen un círculo de giro más amplio, distancias de frenado más largas y puntos ciegos más grandes. Recuerda que los camiones grandes están diseñados principalmente para transportar mercadería. No pueden maniobrar como los vehículos de pasajeros más pequeños.

Camiones, Autobuses y Vehículos de Emergencias 2 of 4

Compartir el Camino con Autobuses

La definición precisa de un autobús varía un poco de un estado a otro, aunque es seguro asumir que cualquier vehículo utilizado para transporte de pasajeros que esté diseñado para llevar más de diez personas califica como tal. Analizaremos los desafíos de compartir el camino con autobuses regulares y autobuses escolares.

Camiones, Autobuses y Vehículos de Emergencias 3 of 4

Compartir el Camino con Vehículos de Emergencia

Los automovilistas deben tener cuidado cerca de conductores de vehículos de emergencia, ya que están exentos de cumplir con las reglas de carretera estándar cuando activan las sirenas y luces. Esto los hace increíblemente impredecibles.

Camiones, Autobuses y Vehículos de Emergencias 4 of 4

Compartir el Camino con Vehículos Lentos

Los vehículos lentos son aquellos designados para operar a una velocidad de 25 mph o menor, como los vehículos agrícolas, vehículos tirados por animales, vehículos de mantenimiento de carretera y equipo motorizado de construcción. Por ley, los vehículos de movimiento lento deben mostrar un emblema de triángulo naranja en la parte trasera para advertir sobre su baja velocidad a los usuarios de carretera que se aproximan por detrás.

Trenes y Cruces Ferroviarios 1 of 2

Compartir el Camino con Trenes

Las colisiones entre vehículos y trenes suelen ser catastróficas. Los conductores deben saber el tremendo riesgo al que se exponen al intentar ganarle a un tren en un cruce o conducir alrededor de las puertas de seguridad. Comprende los riesgos y evita lesiones en los cruces ferroviarios.