Conducir con Mal Tiempo
Manejar en Climas Cálidos

Manejar en Climas Cálidos: Consejos de Seguridad, Revisión de Vehículos y Emergencias

Updated 23 de Enero de 2021

Conducir en un clima extremadamente caluroso puede ser dañino para tu salud y la salud de tu vehículo. Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el calor es el factor mortal número uno relacionado con el clima en los Estados Unidos.

Pocas experiencias de manejo son peores que quedar atrapado a un costado de la carretera junto a un automóvil averiado a la espera de ayuda, todo mientras la temperatura alcanza los tres dígitos. Aunque si el auto se descompone de repente en una autopista concurrida, tendrás suerte de poder llegar al lado de la carretera.

Al entender los riesgos que presentan las altas temperaturas podrás preparar tu vehículo para un viaje seguro en un clima cálido y asegurarte de haber todo lo necesario para proteger tu salud.

Al manejar en climas cálidos, presta atención a la luz de advertencia de temperatura. Si se enciende o llega a la zona roja, lleva tu vehículo a un costado de la carretera y detente. Quédate lejos del tráfico y estaciona bajo la sombra, de ser posible.

Consejos de seguridad

Al viajar con calor extremo, tú y tus pasajeros se pueden deshidratar rápidamente. Los síntomas de deshidratación incluyen dolores de cabeza, cansancio y mareos. ¡Nada bueno cuando estás al mando de un vehículo! Mantente calmado, hidratado y seguro usando los consejos de seguridad a continuación:

  • Sigue los consejos de revisión del vehículo descritos más adelante para asegurarte de que tu automóvil esté preparado para el viaje
  • Evita las autopistas y carreteras muy transitadas donde podrías quedar atrapado en el tráfico detenido
  • Empaca suficiente agua, dentro de una hielera de ser posible
  • Incluye bocadillos, ya que el hambre puede empeorar el golpe de calor
  • Utiliza el aire acondicionado o baja las ventanas para que el auto se mantenga fresco
  • Ten a mano protector solar y gorros para el sol en caso de que el automóvil se descomponga y debas esperar por asistencia bajo el sol

Si tu automóvil se sobrecalienta o se descompone:

  • Activa las luces de emergencia
  • Detente a un costado de la carretera de ser posible, permanece en el vehículo con las puertas y ventanas abiertas si no hay sombras disponibles. Presta atención a la temperatura dentro del vehículo.
  • Si el auto se descompone en la carretera y no se puede mover, sal del vehículo y trata de encontrar una sombra a un costado de la carretera mientras esperas por ayuda
  • Si el automóvil sufre de bloqueo de vapor, puedes intentar enfriar el motor con agua.
  • Nunca abras la tapa del radiador hasta que el motor se haya enfriado completamente, ya que podrían desprenderse vapor y líquidos hirviendo
  • Llama al 911 si te quedas varado en un área remota y no puedes volver a encender tu vehículo

Revisiones de vehículo para climas cálidos

Siempre toma un momento para revisar las partes más vulnerables de tu vehículo antes de manejar en climas cálidos. Un poco de tiempo adicional antes de tu viaje podría ahorrarte muchos problemas y evitar una situación potencialmente mortal más adelante. Usa la guía presentada aquí para asegurarte de que tu automóvil esté listo para el calor:

  1. 1

    Batería.
    Revisa y reparar la batería del automóvil. El clima cálido puede ser tan malo para tu batería como el clima extremadamente frío. Si tienes una batería que no necesita mantenimiento, verifica con atención si hay grietas y fugas. Debes limpiar la corrosión de las terminales y revisar las conexiones en todas las baterías.

  2. 2

    Llantas.
    Asegúrate de que tus llantas estén infladas correctamente. Los neumáticos desinflados son un peligro con calor extremo, ya que están sujetos a una fricción mayor que los neumáticos completamente inflados. Por supuesto, fricción significa más calor. Si tus llantas se calientan demasiado, pueden explotar o incluso prenderse fuego. Las llantas demasiado infladas pueden ser igualmente problemáticas, ya que el aire dentro de ellos puede expandirse y hacer que exploten en el calor extremo.

  3. 3

    Sistema de enfriamiento.
    Esto requiere especial atención ya que el clima extremadamente caluroso pondrá el sistema bajo presión. Revisa el radiador, asegúrate de reemplazar el líquido refrigerante de forma regular y rellenarlo cuando el nivel esté bajo.

  4. 4

    Verifica los líquidos.
    El aceite del motor, el líquido de transmisión, el líquido de frenos, el líquido de la dirección asistida y el líquido del limpiaparabrisas pueden correr el riesgo de secarse en climas cálidos. Tenlos hasta el tope y revisa cada uno de ellos una vez más antes de un viaje largo.

  5. 5

    Correas, mangueras y conexiones.
    Estas se pueden debilitar en climas extremadamente cálidos. A menos que seas un experto, es mejor que un mecánico revise estos componentes.

Bloqueo de vapor

El bloqueo de vapor puede ser un problema para los automóviles carburados más viejos. Esta falla peligrosa del motor puede suceder en climas de mucho calor si la temperatura del motor y las líneas de combustible suben tanto como para vaporizar la gasolina. Cuando la gasolina se vaporiza antes de llegar al motor, el auto puede sacar chispas o perder toda la potencia y apagarse.

Cuando el bloqueo de vapor aparece, la única opción es dejar enfriar las líneas de combustible y el motor antes de intentar arrancar de nuevo el vehículo. Detente a un costado de la carretera tan pronto sospeches que está sucediendo el bloqueo de vapor. Con el encendido desactivado, puedes echar agua sobre el tanque de gasolina, el carburador y las líneas de combustible para condensar la gasolina vaporizada. Ten en cuenta que existe un riesgo todavía mayor de bloqueo de vapor al detenerte y volver a encender tu vehículo estando dentro del tráfico lento.

Carreteras deformadas por el calor

El clima de calor extremo puede provocar que la superficie de la carretera se deforme o se doble. Algunas veces se dice que la carretera “explota” y esto ocurre cuando pequeñas grietas en el pavimento permiten que la humedad penetre y se expanda con el calor. Esto suele ser un problema más en las carreteras secundarias que en las autopistas más concurridas.

Reduce la velocidad y presta atención al pavimento doblado, ya que podría hacer que pierdas el control del vehículo.

Niños en automóviles calientes

¿Sabías que la temperatura dentro de un auto estacionado puede subir 20 grados en solo diez minutos en un día caluroso? Los niños, ancianos, personas con enfermedades crónicas y animales son extremadamente vulnerables a la deshidratación y los golpes de calor. Incluso las personas que no entran en estas categorías son susceptibles a enfermarse cuando se exponen a las altas temperaturas por un tiempo extendido.

Según estadísticas del Consejo Nacional de Seguridad, 48 niños fallecieron por quedarse dentro de autos calientes desde enero a septiembre de 2018. Todas estas muertes eran evitables, ya que los niños tuvieron acceso a automóviles desatendidos o los padres o cuidadores distraídos los dejaron en el asiento trasero.

Estos consejos son de la organización Safe Kids Worldwide para prevenir los golpes de calor:

  • Nunca dejes a un niño solo en un auto, ni siquiera por un minuto
  • Deja los automóviles cerrados cuando no estén en uso para que los niños no tengan acceso
  • Coloca algo esencial en el asiento trasero, como un bolso o un zapato, para asegurarte de que no te olvides de un niño dormido
  • Llama al 911 si ves que hay un niño solo en un auto
¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Manejar de Noche
Conducir con Mal Tiempo 11 of 11

Manejar de Noche

Manejar de noche es considerablemente más difícil y peligroso que manejar de día. La visibilidad reducida es de unas las razones principales por las que conducir de noche es tan peligroso. De noche debes manejar más lentamente, ya que la visibilidad limitada extiende el tiempo de reacción. El automovilistas promedio necesita mucho más tiempo para parar al manejar de noche que durante el día.

Salir del Barro
Técnicas Avanzadas de Manejo 1 of 8

Salir del Barro y la Nieve

Los vehículos que no han sido preparados correctamente para las condiciones de manejo en invierno pueden atascarse fácilmente en la nieve o el hielo. En otras situaciones, el barro profundo o incluso la arena pueden ser suficientes para atrapar tu vehículo. Cuando quedes atascado en el barro o la nieve, debes saber maniobrar para salir del problema sin necesidad de equipo especializado.

Usar Cadenas para Nieve
Técnicas Avanzadas de Manejo 2 of 8

Usar Cadenas para Nieve

En regiones de frío extremo, nieve o montaña, usar cadenas para nieve puede ser la única manera de que tu vehículo siga en movimiento. Las cadenas de nieve aumentan la tracción o el “agarre” de las ruedas en la superficie de la carretera. Las llantas de invierno tienen una función similar, aunque no brindan suficiente tracción para que tu vehículo salga de situaciones extremadamente resbaladizas o nieve profunda.

Review
Conducir con Mal Tiempo 4 of 11

Manejar Bajo la Lluvia

Manejar bajo la lluvia puede ser igual de peligroso que conducir en condiciones de hielo o nieve. El agua en la superficie de la carretera puede afectar gravemente el control del vehículo, mientras la lluvia en sí dificulta la visibilidad. Debes saber cómo enfrentar estos desafíos y manejar de manera segura en situaciones húmedas y lluviosas. Todos los riesgos del clima húmedo y lluvioso pueden disminuirse al reducir la velocidad. Esta debe ser tu primera acción.

Conducir con Mal Tiempo 5 of 11

Aquaplaning

El aquaplaning es un fenómeno que ocurre sobre carreteras mojadas, cuando un vehículo toca una capa de agua con la suficiente velocidad para deslizarse sobre ella en lugar de mantener contacto con la superficie del camino. El aumento de velocidad hace que la canalización del agua sea menos efectiva y puede separar tus ruedas del asfalto, por lo que ruedan sobre el agua como esquís acuáticos. Cuando sucede el hidroplaneo puede llevar a una pérdida parcial o completa de control y dirección del volante. Es algo que todos los conductores quieren evitar.

Conducir con Mal Tiempo 6 of 11

Manejar en Aguas Profundas

Cuando se trata de manejar en aguas profundas, solo hay una regla que debes recordar: evitarlo a toda costa. Aún el agua relativamente poco profunda puede ser peligrosa. A bajas velocidades, seis pulgadas de agua pueden hacer que pierdas el control del vehículo y hacer flotar a los vehículos más pequeños.

Conducir con Mal Tiempo 7 of 11

Manejar con Viento Fuerte

Los vientos fuertes a veces pueden ser un problema para los conductores de automóviles. Son especialmente peligrosos para autos ligeros, vehículos con remolques, caravanas y otros vehículos recreativos altos. Al conducir en condiciones de viento, reducir la velocidad es la mejor forma de evitar un accidente.

Conducir con Mal Tiempo 8 of 11

Manejar con Nieve y Hielo

Manejar cuando hay nieve o hielo en las carreteras es extremadamente peligroso. Con nieve o hielo en tus llantas se reducirá la tracción de la superficie de la carretera de gran manera, aumentando la distancia requerida para parar. El hielo es generalmente más peligroso que la nieve ya que es muy difícil de ver.

Conducir con Mal Tiempo 9 of 11

Manejar en una Tormenta de Nieve

Las tormentas de nieve combinan la visibilidad limitada de la niebla con las carreteras resbaladizas que puedes esperar cuando hay hielo y nieve. Manejar en una tormenta de nieve hace increíblemente difícil ver lo que sucede a tu alrededor y mantener el control del vehículo. La mejor defensa contra una ventisca es no conducir en una.