Conducir con Mal Tiempo
Manejar en una Ventisca o Tormenta de Nieve

Manejar en una Ventisca o Tormenta de Nieve: Reglas de Seguridad para Evitar Accidentes

Updated 23 de Enero de 2021

Si alguna vez quedas atrapado en una ventisca mientras conduces tu automóvil, prepárate para uno de los escenarios de manejo más desafiantes de tu vida. Las tormentas de nieve combinan la visibilidad limitada de la niebla con las carreteras resbaladizas que puedes esperar cuando hay hielo y nieve. Manejar en una tormenta de nieve hace increíblemente difícil ver lo que sucede a tu alrededor y mantener el control del vehículo.

La mejor defensa contra una ventisca es no conducir en una. Evita viajar si el pronóstico del tiempo avisa sobre una tormenta de nieve o ventisca, siempre que sea posible. Tu estación de radio local debería emitir una advertencia de clima extremo con al menos 24 horas de antelación. Si ya estás manejando cuando ocurre una tormenta de nieve, considera detenerte a un costado y esperar a que la visibilidad mejore.

Accidentes y muertes

Verte en la obligación de renunciar a tus planes de viaje debido al clima adverso puede ser frustrante pero siempre será mejor tomar una acción defensiva y no conducir en condiciones de nieve extrema. Según la Fundación para la Seguridad del Tráfico de la AAA, las tormentas invernales llevan a más de 2.000 muertes y casi medio millón de accidentes y colisiones cada año.

Manejar en una ventisca: consejos de seguridad

Si quedas atrapado en la carretera o en una zanja en medio de una tormenta de nieve, haz todo lo posible para mantener la calma y recordar estas pautas de seguridad:

  1. 1

    No entres en pánico.
    Quédate adentro de tu vehículo en vez de salir en busca de ayuda, ya que te dará refugio y será más fácil para que los socorristas puedan encontrarte.

  2. 2

    No te quedes en tu vehículo si este se encuentra en una posición peligrosa o es probable que lo golpeen otros vehículos.

  3. 3

    Cuidado con el sobresfuerzo y la exposición excesiva.
    Ambos pueden matarte rápidamente en condiciones de clima extremo si pasas demasiado tiempo fuera del vehículo intentando liberarlo de la nieve o buscando ayuda.

  4. 4

    Mantén una ventana abierta para que el aire fresco circule, aun cuando esto haga bajar la temperatura dentro del vehículo.
    La nieve que se acumula afuera del automóvil podría bloquear el oxígeno por completo y causar asfixia en caso de que te duermas.

  5. 5

    De ser posible, deja encendidas las luces de emergencia para que tu vehículo sea más visible para otros usuarios de carretera y equipos de rescate.

  6. 6

    Si te quedas varado junto a otras personas, hagan turnos para descansar y vigilar.

  7. 7

    Siempre ten una ventana abierta para efectos de ventilación mientras utilizas el calentador o el motor del auto.
    Se puede acumular monóxido de carbono mortal en el automóvil si el caño de escape está bloqueado parcial o totalmente debido a la nieve.

  8. 8

    Trata de no quedarte solo en una posición.
    Mueve tus brazos y piernas vigorosamente y aplaude con tus manos periódicamente para mantener el calor y mejorar el flujo sanguíneo hacia tus extremidades.

Preparación para una tormenta de nieve

Cada invierno, varios miles de personas quedan atrapadas mientras manejan con nieve. Podría pasarte a ti, así que debes prepararte. Empaca un equipo de emergencia con provisiones y herramientas que podrías necesitar en una ventisca y déjalo en el maletero del auto. El kit de emergencia para tormentas de nieve debe tener:

  • Materiales abrasivos que se puedan utilizar para ganar tracción mientras estás atascado en la nieve o el hielo. Una bolsa de arena para gatos es conveniente y hará el trabajo de buena manera.
  • Una pala para limpiar el camino alrededor de tu vehículo.
  • Ropa abrigada como guantes, botas para la nieve, un gorro y una manta térmica.
  • Una linterna con baterías adicionales.
  • Un raspador de hielo y líquido anticongelante para las ventanas.
  • Cables de puente.
  • Comida y agua.
  • Bengalas y triángulos reflectantes.
  • Un pequeño botiquín de primeros auxilios.
  • Un trozo de tela brillante que pueda colocarse en la parte exterior del vehículo para hacerlo más visible en la nieve.
¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Manejar en Climas Cálidos
Conducir con Mal Tiempo 10 of 11

Manejar en Climas Cálidos

Conducir en un clima extremadamente caluroso puede ser dañino para tu salid y la salud de tu vehículo. El calor es el factor mortal número uno relacionado con el clima en los Estados Unidos. Al manejar en climas cálidos, presta atención a la luz de advertencia de temperatura. Si se enciende o llega a la zona roja, lleva tu vehículo a un costado de la carretera y detente. Quédate lejos del tráfico y estaciona bajo la sombra, de ser posible.

Manejar de Noche
Conducir con Mal Tiempo 11 of 11

Manejar de Noche

Manejar de noche es considerablemente más difícil y peligroso que manejar de día. La visibilidad reducida es de unas las razones principales por las que conducir de noche es tan peligroso. De noche debes manejar más lentamente, ya que la visibilidad limitada extiende el tiempo de reacción. El automovilistas promedio necesita mucho más tiempo para parar al manejar de noche que durante el día.

Salir del Barro
Técnicas Avanzadas de Manejo 1 of 8

Salir del Barro y la Nieve

Los vehículos que no han sido preparados correctamente para las condiciones de manejo en invierno pueden atascarse fácilmente en la nieve o el hielo. En otras situaciones, el barro profundo o incluso la arena pueden ser suficientes para atrapar tu vehículo. Cuando quedes atascado en el barro o la nieve, debes saber maniobrar para salir del problema sin necesidad de equipo especializado.

Review
Conducir con Mal Tiempo 3 of 11

Manejar con Niebla y Humo

De todas las situaciones adversas que tendrás que enfrentar al conducir, la niebla es la más peligrosa. Enciende las luces delanteras, activa las luces para la niebla, activa los limpiaparabrisas y reduce la velocidad. No empieces tu viaje si la niebla es tan espesa que no puedes ver la carretera adelante a pocos pies de tu vehículo.

Conducir con Mal Tiempo 4 of 11

Manejar Bajo la Lluvia

Manejar bajo la lluvia puede ser igual de peligroso que conducir en condiciones de hielo o nieve. El agua en la superficie de la carretera puede afectar gravemente el control del vehículo, mientras la lluvia en sí dificulta la visibilidad. Debes saber cómo enfrentar estos desafíos y manejar de manera segura en situaciones húmedas y lluviosas. Todos los riesgos del clima húmedo y lluvioso pueden disminuirse al reducir la velocidad. Esta debe ser tu primera acción.

Conducir con Mal Tiempo 5 of 11

Aquaplaning

El aquaplaning es un fenómeno que ocurre sobre carreteras mojadas, cuando un vehículo toca una capa de agua con la suficiente velocidad para deslizarse sobre ella en lugar de mantener contacto con la superficie del camino. El aumento de velocidad hace que la canalización del agua sea menos efectiva y puede separar tus ruedas del asfalto, por lo que ruedan sobre el agua como esquís acuáticos. Cuando sucede el hidroplaneo puede llevar a una pérdida parcial o completa de control y dirección del volante. Es algo que todos los conductores quieren evitar.

Conducir con Mal Tiempo 6 of 11

Manejar en Aguas Profundas

Cuando se trata de manejar en aguas profundas, solo hay una regla que debes recordar: evitarlo a toda costa. Aún el agua relativamente poco profunda puede ser peligrosa. A bajas velocidades, seis pulgadas de agua pueden hacer que pierdas el control del vehículo y hacer flotar a los vehículos más pequeños.

Conducir con Mal Tiempo 7 of 11

Manejar con Viento Fuerte

Los vientos fuertes a veces pueden ser un problema para los conductores de automóviles. Son especialmente peligrosos para autos ligeros, vehículos con remolques, caravanas y otros vehículos recreativos altos. Al conducir en condiciones de viento, reducir la velocidad es la mejor forma de evitar un accidente.

Conducir con Mal Tiempo 8 of 11

Manejar con Nieve y Hielo

Manejar cuando hay nieve o hielo en las carreteras es extremadamente peligroso. Con nieve o hielo en tus llantas se reducirá la tracción de la superficie de la carretera de gran manera, aumentando la distancia requerida para parar. El hielo es generalmente más peligroso que la nieve ya que es muy difícil de ver.