Técnicas Avanzadas de Manejo
Usar Cadenas para Nieve

Usar Cadenas para Nieve: Leyes y Reglas, Pasos de Instalación, Uso en Barro y Arena

Updated 23 de Enero de 2021

En regiones de frío extremo, nieve o montaña, usar cadenas para nieve puede ser la única manera de que tu vehículo siga en movimiento. Las cadenas de nieve aumentan la tracción o “agarre” de las ruedas en la superficie de la carretera. Las llantas de invierno tienen una función similar, aunque no brindan suficiente tracción para que tu vehículo salga de situaciones extremadamente resbaladizas o nieve profunda.

Es mejor tener un juego de cadenas para la nieve en tu maletero en los meses más fríos para situaciones de emergencia. Puede que nunca las necesites, pero siempre es mejor estar preparado.

Instalar las cadenas para nieve

Al igual que todas las tareas, instalar cadenas para la nieve es fácil si sabes cómo hacerlo. Puede parecer un tanto complicado al principio, así que es mejor practicar la colocación de las cadenas antes de tener que utilizarlas.

Sigue estos pasos para instalar las cadenas de nieve en tus llantas:

  1. 1

    Deja tu automóvil en marcha con el freno de mano puesto.
    Coloca la cadena sobre la llanta sujetándola desde arriba y permitiendo que caiga sobre la parte frontal de la rueda.

  2. 2

    Si usas cadenas con conexiones de anillo a través del interior de la rueda para que queden en su lugar, asegúrate de que la conexión abierta esté en la parte inferior de la llanta.

  3. 3

    Distribuye y asegura la cadena de manera uniforme a la parte de la rueda que no está en contacto con la superficie de la carretera.
    Repite estos pasos con otra llanta y otra cadena.

  4. 4

    Con ambas cadenas instaladas, tendrás que conducir hacia adelante uno o dos pies para exponer la parte baja de la rueda que todavía no tiene cadena.
    Aplica el freno de mano y termina de asegurar ambas cadenas a las llantas.

  5. 5

    Conduce por unos 100 pies para que las cadenas se acomoden.
    Detén tu vehículo para ajustar las cadenas hasta que queden firmes antes de continuar.

Usar las cadenas para nieve

Frenar y acelerar agresivamente puede poner demasiada presión en las cadenas de nieve y hacer que se rompan. Conduce lo más suave y cuidadosamente que puedas al instalar las cadenas para la nieve en tu vehículo. El recorrido puede ser un poco accidentado al principio, si no estás habituado a usar las cadenas. Esto es normal y mejorará una vez que las cadenas se hayan ajustado.

Al utilizar cadenas de nieve, los conductores deben seguir estas recomendaciones:

  • Acelerar siempre de forma lenta y consistente.
  • Nunca manejar por encima de 30 mph.
  • No permitir que las ruedes giren sin control.
  • Frenar suave y gradualmente para evitar el bloqueo de las ruedas.
  • Evitar conducir en superficies que no estén cubiertas de hielo o nieve.

Reglas, regulaciones y leyes

Prácticamente todos los estados de los Estados Unidos tienen leyes sobre el uso de las cadenas para nieve y los detalles los podrás encontrar en tu manual de manejo estatal. Asegúrate de revisar esto antes de conducir con cadenas de nieve en tu vehículo. Las leyes sobre cadenas para la nieve estipulan cuándo puedes, debes y tienes que utilizar las cadenas para nieve, además de cualquier situación en las que no están permitidas.

Son comunes las restricciones por fechas para las cadenas de nieve. Los estados que tienen estas leyes suelen permitir el uso de cadenas para nieve desde octubre o noviembre hasta abril o mayo. Otros manuales estatales indican que los conductores deben llevar cadenas para nieve entre ciertas fechas y que usarlas es un requisito legal en algunas carreteras con señales instaladas o cuando se declara una emergencia por nieve.

Comprar las cadenas de nieve correctas

Comprar un juego de cadenas para nieve adecuadas puede ser difícil, así que es mejor buscar el consejo experto de un distribuidor prestigioso cuando sea posible. Cuáles cadenas necesitas dependerá de:

  • El tamaño de tus llantas.
  • El peso y la potencia de tu vehículo.
  • El espacio en la parte trasera de la rueda.
  • El espacio entre la superficie superior de la rueda y el arco de la rueda.

Estas especificaciones a menudo se encuentran en el manual de uso de tu vehículo.

Quitar las cadenas para nieve

Cuando a no necesites las cadenas para la nieve debes quitarlas de las ruedas de inmediato. Debe limpiarse el agua y la sal de la carretera de las cadenas, ya que esto las erosiona y debilita. Lava tus cadenas con agua tibia y jabón o con un chorro de agua, eliminando cualquier residuo con un cepillo duro. Cuelga las cadenas para que se sequen y échales WD-40 o un lubricante similar.

Problemas comunes

Además de los problemas causados por conducción irresponsable, la mayoría de problemas al usar cadenas para nieve son por culpa de una instalación incorrecta. Es decir, cuando los conductores no instalan la cadena con los componentes exactos estén en contacto con la carretera cuando la rueda gire.

La cadena debe centrarse para que las bandas más gruesas y robustas vayan debajo de la llanta en vez de las bandas exteriores más delgadas que son más susceptibles a daños y no proporcionan el mismo nivel de tracción. Si una de tus cadenas se daña o no se agarra a la carretera tan bien como esperabas, asegúrate de que todo esté colocado correctamente.

Uso en barro y arena

Las cadenas están diseñadas para mejorar la tracción sobre la nieve compacta o el hielo, aunque también pueden ser útiles en otras situaciones. Las cadenas de nieve son de gran ayuda cuando hay barro profundo, por lo que son una necesidad para los dueños de casas rodantes. Las cadenas también mejorarán la tracción y movilidad en condiciones arenosas y desérticas.

Como sea que quieras beneficiarte de las cadenas para la nieve, asegúrate de que no las uses directamente sobre el pavimento o de una manera que puedas infringir la ley estatal.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Conducir en Caminos de Montaña
Técnicas Avanzadas de Manejo 3 of 8

Conducir en Montañas

Conducir en montañas puede ser desafiante debido a las condiciones climáticas que cambian constantemente y la elevada concentración del conductor en las carreteras de montaña. Por otro lado, manejar en montañas puede ser una experiencia inmensamente alegre, con un gran paisaje que rodea al conductor en cada milla del camino.

Conducir en Colinas Empinadas y Heladas
Técnicas Avanzadas de Manejo 4 of 8

Conducir en Colinas Empinadas y Heladas

Arrancar y estacionar en colinas puede ser desafiante para los conductores sin experiencia debido a que el vehículo no se queda inmóvil cuando el freno de mano está desactivado. Aprender unas cuantas técnicas simples y ponerlas en práctica cuando debas conducir o estacionar tu vehículo en una colina garantizará tu seguridad y te permitirá afrontar hasta los ascensos más empinados.

Tracción en Entornos Peligrosos de Manejo
Técnicas Avanzadas de Manejo 5 of 8

Tracción en Entornos Peligrosos

Muchas situaciones peligrosas en la carretera pueden llevar a la pérdida de tracción de las ruedas del vehículo. La palabra “tracción” describe la capacidad de las ruedas de agarrarse a la superficie de la carretera. Sin tracción, tus llantas no podrán rodar y se deslizarán por la superficie. Mantener la tracción es necesario para poder parar, arrancar y maniobrar tu vehículo.

Review
Conducir con Mal Tiempo 7 of 11

Manejar con Viento Fuerte

Los vientos fuertes a veces pueden ser un problema para los conductores de automóviles. Son especialmente peligrosos para autos ligeros, vehículos con remolques, caravanas y otros vehículos recreativos altos. Al conducir en condiciones de viento, reducir la velocidad es la mejor forma de evitar un accidente.

Conducir con Mal Tiempo 8 of 11

Manejar con Nieve y Hielo

Manejar cuando hay nieve o hielo en las carreteras es extremadamente peligroso. Con nieve o hielo en tus llantas se reducirá la tracción de la superficie de la carretera de gran manera, aumentando la distancia requerida para parar. El hielo es generalmente más peligroso que la nieve ya que es muy difícil de ver.

Conducir con Mal Tiempo 9 of 11

Manejar en una Tormenta de Nieve

Las tormentas de nieve combinan la visibilidad limitada de la niebla con las carreteras resbaladizas que puedes esperar cuando hay hielo y nieve. Manejar en una tormenta de nieve hace increíblemente difícil ver lo que sucede a tu alrededor y mantener el control del vehículo. La mejor defensa contra una ventisca es no conducir en una.

Conducir con Mal Tiempo 10 of 11

Manejar en Climas Cálidos

Conducir en un clima extremadamente caluroso puede ser dañino para tu salid y la salud de tu vehículo. El calor es el factor mortal número uno relacionado con el clima en los Estados Unidos. Al manejar en climas cálidos, presta atención a la luz de advertencia de temperatura. Si se enciende o llega a la zona roja, lleva tu vehículo a un costado de la carretera y detente. Quédate lejos del tráfico y estaciona bajo la sombra, de ser posible.

Conducir con Mal Tiempo 11 of 11

Manejar de Noche

Manejar de noche es considerablemente más difícil y peligroso que manejar de día. La visibilidad reducida es de unas las razones principales por las que conducir de noche es tan peligroso. De noche debes manejar más lentamente, ya que la visibilidad limitada extiende el tiempo de reacción. El automovilistas promedio necesita mucho más tiempo para parar al manejar de noche que durante el día.

Técnicas Avanzadas de Manejo 1 of 8

Salir del Barro y la Nieve

Los vehículos que no han sido preparados correctamente para las condiciones de manejo en invierno pueden atascarse fácilmente en la nieve o el hielo. En otras situaciones, el barro profundo o incluso la arena pueden ser suficientes para atrapar tu vehículo. Cuando quedes atascado en el barro o la nieve, debes saber maniobrar para salir del problema sin necesidad de equipo especializado.