Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias
Estadísticas de Conducción en Estado de Ebriedad

Estadísticas de DUI y DWI: El Costo Humano de Conducir Afectado y Ebrio

Updated 2 de Febrero de 2021

En 2017, los conductores borrachos con un BAC de 0.08% fueron responsables por la muerte de 10.784 personas en los Estados Unidos. 68% de estas muertes involucraron a un conductor con un BAC de 0.15% o mayor. A pesar de los avances desde la Ley de Edad Mínima para Consumo de Alcohol y la reducción del límite legal de conducción en estado de ebriedad, nuestro país todavía tiene un largo camino por recorrer. Aproximadamente cada 48 minutos otra persona muere sin necesidad a manos de un conductor afectado por el alcohol.

En las dos últimas décadas, cerca de un tercio de las muertes relacionadas con el tránsito de cada año fueron causadas por los efectos del alcohol. Eso equivale a cientos de miles de muertes totalmente evitables y millones de vidas devastadas, ya que las personas perdieron amigos, esposos, esposas, hijos, padres y hermanos.

Muertes por efectos del alcohol por estado

Estado por estado, la proporción de las muertes relacionadas con el tránsito provocadas por los efectos del alcohol refleja aproximadamente el estándar nacional. En estados donde la concientización sobre el alcohol debe mejorar, el porcentaje de muertes de tránsito causadas por conductores borrachos es mucho más alto. Estas cifras de 2017 muestran los estados con las mayores tasas de mortalidad:

  • Connecticut: 43% (120 muertes)
  • North Dakota: 40% (46 muertes)
  • Rhode Island: 41% (34 muertes)
  • Hawaii: 39% (42 muertes)
  • Texas: 39% (1468 muertes)
  • Wyoming: 36% (44 muertes)
  • California: 31% (1120 muertes)

Por impactantes que sean estas cifras, aun así no reflejan la magnitud de la epidemia de conducción en estado de ebriedad de nuestra nación. El FBI estima que en 2016 un impresionante total de 1.017.808 conductores fueron arrestados por conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas. Todavía más atemorizante, se cree que el conductor borracho promedio ha manejado afectado por el alcohol unas 80 veces antes del primer arresto. Las agencias encargadas del cumplimiento de la ley no pueden combatir el problema por su cuenta. Si se quiere bajar el costo humano de la conducción afectada por el alcohol, los conductores a nivel individual se deben educar sobre los riesgos de tomar y manejar y decidir no ponerse al volante cuando están afectados.

Riesgo de accidentes mortales

Los estudios nos muestran que conducir con alcohol en tu sistema aumenta significativamente el riesgo de verte involucrado en una colisión mortal. Cuanto más alto sea el BAC, mayor es el riesgo:

  • Un BAC de 0.05% aumenta el riesgo de una colisión mortal cinco veces.
  • Un BAC de 0.08% aumenta el riesgo de una colisión moral nueve veces.
  • Un BAC de 0.15% aumenta el riesgo de una colisión mortal 20 veces.

“Involucrado en una colisión mortal” no significa necesariamente que los conductores mueran, aunque esto a menudo es así. Trágicamente para todos los involucrados, las colisiones por efectos del alcohol suelen tener víctimas inocentes. Las personas que mueren en estos incidentes pueden ser peatones, conductores de otros automóviles o pasajeros que viajan con el conductor ebrio.

De las 10.784 muertes por conducción afectada por el alcohol de 2017:

  • 61% de las muertes fueron los conductores afectados.
  • 28% de las muertes fueron ocupantes de los vehículos (14% eran pasajeros viajando con el conductor intoxicado).
  • 11% de las muertes fueron personas que no estaban en los vehículos, como peatones o ciclistas.

Si causas un accidente de tránsito mortal estando afectado por el alcohol, existe la posibilidad de que termines con tu vida o le quites la vida a alguien cercano a ti. Incluso si la persona que matas es un extraño en la calle, tendrás que llevar la carga de su muerte por el resto de tu vida.

¿Quién paga el precio?

Los automóviles modernos están construidos con sistemas de seguridad avanzados, incluyendo cinturones de seguridad, zonas de deformación adelante y atrás y bolsas de aire para proteger a los ocupantes del vehículo en una colisión. Si bien estas medidas hacen mucho para evitar lesiones serias o la muerte en accidentes a velocidad baja o moderada, no te salvarán cuando vayas por la carretera 60, 70 u 80 mph. Los efectos del alcohol a menudo llevan a conducir a velocidades inseguras y limitan por mucho las habilidades de control del vehículo. Si chocas al manejar borracho, es probable que sea grave.

Además, estos sistemas de seguridad no hacen nada para proteger a las personas que están fuera del vehículo. Tristemente, suelen ser los usuarios de carretera más vulnerables los que pagan el precio por el error de un conductor ebrio. Los motociclistas, ciclistas y peatones no tienen posibilidades ante un automovilistas afectado por el alcohol en una caja metálica de 3.000 libras. De las 10.497 muertes relacionadas con el tránsito que ocurrieron en 2016:

  • 1.600 eran motociclistas
  • 807 eran peatones
  • 91 eran ciclistas

Cuando te subas al asiento del conductor, recuerda que debes preocuparte no solo por tu seguridad y la seguridad de los demás automovilistas. En tu viaje seguramente encontrarás peatones, ciclistas y otros usuarios de carretera vulnerables que no tienen un vehículo cerrado para protegerlos en caso de una colisión.

Las personas que trabajan en la carretera o cerca de ella son extremadamente vulnerables a los conductores afectados por alcohol o drogas y a menudo sufren heridas graves o mueren en accidentes por conducción afectada. Por ejemplo:

  • Los oficiales de policía y policías de tráfico a menudo son golpeados cuando caminan entre vehículos detenidos a un costado de la carretera.
  • Los obreros de construcción pasan muchas horas trabajando en la carretera o cerca de la vía. Los chalecos de alta visibilidad, las barreras y las señales de advertencia diseñadas para protegerlos suelen ser ineficaces contra los conductores borrachos.
  • El personal de control de tráfico y los guardias de cruces que deben pararse en el centro de la carretera para dirigir el tránsito.
  • Los paramédicos que generalmente brindan asistencia médica de emergencia a las víctimas sobre o cerca de la carretera.

Recuerda que tienes muchas más probabilidades de chocar contra los peatones y los trabajadores de la carretera bajo la influencia de las drogas o el alcohol, ya que estarás menos atento a tus alrededores y es posible que no los veas hasta que sea demasiado tarde. Además, tu tiempo de reacción será considerablemente más largo. Incluso si detectas a un peatón adelante, puede que no logres reducir la velocidad del vehículo a tiempo para evitar golpearlo.

Grupos vulnerables

Según los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los conductores con condenas previas de DUI y DWI, las personas jóvenes y los motociclistas son quienes tienen más probabilidades de morir en los accidentes de tránsito por efectos del alcohol. Los niños menores de 14 años también son víctimas de los conductores ebrios con mucha frecuencia. En 2017, 220 niños murieron en colisiones de manejo en estado de ebriedad. Trágicamente, muchos de estos niños estaban bajo el cuidado del conductor intoxicado que causó el accidente:

  • 54% viajaban en el vehículo con el conductor ebrio.
  • 32% eran ocupantes de otros vehículos.
  • 13% no estaban dentro de los vehículos (eran peatones, ciclistas, etc).

Las personas entre 21 y 24 años tienen las mayores probabilidades de morir en una colisión por conducción bajo los efectos del alcohol, ya que es más probable que manejen en una borrachera. Los hombres están bajo un riesgo sustancialmente mayor de morir en un accidente por efectos del alcohol en comparación a las mujeres, ya que las cifras sugieren que tienen el doble de probabilidades de ponerse al volante estando afectados por el alcohol.

El costo de la conducción afectada por las drogas

El verdadero impacto de la conducción afectada por las drogas todavía no se conoce por completo. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras indica que se hacen pruebas de drogas a menos del 50% de los conductores involucrados en colisiones mortales. Entre los que hacen pruebas, alrededor del 30% tienen drogas en su sistema, lo que representa unos 6.000 conductores cada año. Sin embargo, el número real de conductores involucrados en accidentes mortales que están afectados por las drogas probablemente es mucho más grande que esto, debido a que:

  • A muchos conductores no se les realiza una prueba de drogas.
  • Muchas drogas legales e ilegales solo aparecen en un examen de sangre.
  • Es imposible hacer pruebas de todas las sustancias potencialmente intoxicantes en cada instancia, ya que son muchas.

En dos tercios de las colisiones mortales que involucraron efectos de las drogas, el conductor afectado se encontró entre las muertes. Tal parece que conducir bajo la influencia de las drogas aumenta drásticamente tus posibilidades de morir en comparación a conducir bajo la influencia del alcohol. Cada año, cerca de 4.000 conductores con drogas en sus cuerpos mueren en colisiones. Esto probablemente sea porque los accidentes por efectos de las drogas generalmente son más graves y a menudo implican altas velocidades, una pérdida total de control y colisiones fuera de la carretera.

Lesiones y daños a la propiedad

La muerte no es el único resultado negativo de un incidente por conducción en estado de ebriedad. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) reporta que cada día aproximadamente 800 personas resultan heridas en colisiones por manejo en estado de ebriedad. Esto equivale a 300.000 cada año o una persona cada dos minutos. Esta cifra incluye todo desde pequeños golpes y cortes hasta lesiones debilitantes como daño cerebral, pérdida de extremidades, desfiguración facial y parálisis. Muchas personas que tienen la suerte de no morir en una colisión por conducción afectada por el alcohol siguen sufriendo discapacidades físicas o mentales por el resto de sus vidas.

Hasta las colisiones por manejar borracho en las que nadie resulta herido pueden cambiar el rumbo de la vida de una persona de forma permanente. Las personas involucradas en un accidente pueden sufrir problemas de salud mental como ansiedad o trastorno de estrés postraumático (PTSD), lo que impactará en su felicidad y evitará que vivan la vida a pleno. Si eres el responsable de una colisión generada por el alcohol, es probable que debas lidiar con esto:

  • Pagar costos judiciales, multas e indemnizaciones a las víctimas
  • Pérdida de tu licencia de conducir
  • Otras sanciones, que podrían incluir tiempo en prisión

Si has lesionado a otra persona o causado daños a la propiedad como resultado de tus acciones irresponsables, puede que termines con una carga financiera por el resto de tu vida. Sin licencia, podrías perder tu trabajo. Incluso es posible que veas rechazadas las aplicaciones a las universidades o te echen de la escuela. Esa única decisión tonta de subirte al asiento del conductor estando ebrio fácilmente podría arruinar el resto de tu vida, incluso si nadie resulta herido o muere.

El costo económico de manejar borracho

La conducción en estado de ebriedad es un problema costoso. Según “Mothers Against Drunk Driving” (MADD), los costos por la conducción afectada por el alcohol en los Estados Unidos son de $199 billones cada año. El costo económico estimado incluye:

  • Gastos médicos
  • Daños a la propiedad
  • Servicios médicos de emergencia
  • Gastos legales
  • Productividad perdida
  • Costos de congestionamiento
  • Administración de seguros

Estos son costos tangibles y fácilmente cuantificables provocados por la conducción con efectos del alcohol. Si bien casi $200 billones parecen una enorme cantidad de dinero, esta cifra se queda corta al representar la pérdida de calidad de vida y felicidad que sufre nuestro país como resultado de la conducción en estado de ebriedad. Cuando se toman en cuenta el impacto social del trauma emocional, las lesiones graves y la pérdida de vidas, el costo económico anual de la conducción afectada por el alcohol supera los $800 billones.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Leyes y Datos sobre DUI y DWI
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 5 of 13

Leyes de DUI y DWI

DWI (conducir estando intoxicado) y DUI (conducir bajo la influencia) pueden ser términos confusos para automovilistas novatos y experimentados por igual. Ambas frases se refieren a manejar un vehículo bajo los efectos del alcohol o las drogas y muchos estados los utilizan indistintamente.

Sanciones por DUI y DWI
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 6 of 13

Sanciones por DUI y DWI

Las sanciones que acompañan una condena por DUI varían de un estado a otro. Una ofensa cometida se califica como infracción, delito menor o delito grave, siendo las infracciones las menos graves y los delitos graves los más serios. En todos los 50 estados, conducir bajo la influencia se considera un delito menor o un delito grave.

La Ley de Consentimiento Implícito
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 7 of 13

Ley de Consentimiento Implícito

“Consentimiento implícito” significa que al obtener la licencia de conducir y manejar en las vías públicas automáticamente has dado permiso para que la policía te realice pruebas químicas si un oficial sospecha que estás conduciendo intoxicado. Todos los 50 estados tienen alguna versión de la ley de consentimiento implícito.

Review
Comprender y Evitar Colisiones 3 of 5

Causas de Accidentes

Las causas principales de los accidentes de tránsito y las colisiones son: las acciones de los conductores, la condición de la carretera y la condición de los vehículos involucrados. Un mal comportamiento de manejo es por mucho la causa más importante y se puede identificar como la raíz de casi todos los accidentes.

Comprender y Evitar Colisiones 4 of 5

Prevención y Manejo de Accidentes

Cuando un peligro aparece en la carretera, debes empezar a considerar las consecuencias más probables de la situación. Esto te permitirá decidir el curso adecuado de una acción defensiva o evasiva para evitar una colisión. Recuerda que debes ajustar tu comportamiento de manejo solo lo necesario para evitar el peligro.

Comprender y Evitar Colisiones 5 of 5

Cuando Ocurre un Accidente

Es muy probable que en algún punto de tu vida como conductor te veas involucrado en un accidente o una colisión. Ya sea que estés involucrado directamente o no, es importante no entrar en pánico y saber qué hacer cuando ocurre un accidente de tránsito.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 1 of 13

Conducir Bajo la Influencia

Cuando un conductor se ve afectado por el alcohol, las drogas, la fatiga o una enfermedad, no podrá pensar con claridad, moverse con tanta precisión ni percibir la situación de la carretera correctamente. Como adulto joven responsable, debes respetar la ley y decir no al alcohol y las drogas. Si decides beber o consumir drogas, no manejes.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 2 of 13

Conducción Afectada

Se ha comprobado que los efectos físicos y mentales de tomar alcohol afectan la capacidad de manejo al punto que la persona tiene un riesgo sustancialmente mayor de verse involucrada en una colisión mortal si decide conducir afectada. Aprender sobre las leyes y sanciones de DUI y DWI es un aspecto vital de tu programa de educación vial.

Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 3 of 13

El Panorama General: DUI y DWI

La conducción afectada por el alcohol y las drogas es responsable por una increíble pérdida de vidas en los Estados Unidos. En 2016, se sabe que al menos 10.497 personas murieron en accidentes de tránsito relacionados con el alcohol. Esto equivale al 28% de todas las muertes de tránsito de ese año.