Comprender y Evitar Colisiones
Cuando Sucede una Colisión de Tráfico

Lo que Deben Hacer los Conductores en Caso de Accidente o Colisión - Guía

Updated 31 de Enero de 2021

Es muy probable que en el algún punto de tu vida como conductor te veas involucrado en un accidente o una colisión. Si tienes suerte, puede ser que la colisión ocurra cerca pero no involucre directamente a tu vehículo. Si no es así, puede que tu automóvil haya chocado contra otro vehículo u objeto o se haya salido completamente de la carretera.

Ya sea que estés involucrado directamente o no, es importante no entrar en pánico y saber qué hacer cuando ocurre un accidente de tránsito. Recuerda que a menudo los accidentes suceden sucesivamente en el mismo lugar debido a que los conductores que no están involucrados se distraen por el incidente inicial y terminan chocando por cuenta propia. Es todavía más esencial no entrar en pánico si estás directamente involucrado. Mantener la mente despejada será necesario para minimizar el peligro de la situación y evitar las repercusiones legales, siguiendo prácticas adecuadas después del accidente.

Moverse y detenerse

Después de una colisión, todos los conductores involucrados tienen la obligación legal de moverse y detenerse. Si te marchas tras haber chocado con otro usuario de carretera, puedes ser acusado penalmente por choque y fuga. A menos que tú o tu vehículo estén dañados a tal punto que no puedas moverlo, tu prioridad debe ser manejar hacia el hombro de la carretera o lo más lejos posible hacia el costado derecho de la carretera. Luego debes activar las luces de emergencia, apagar el motor y salir del vehículo. Contacta a las demás personas involucradas en el incidente y brinda atención a cualquier persona que haya resultado herida. De ser necesario, llama al 9-1-1 y pide una ambulancia. Recuerda que la prioridad siempre debe ser preservar la vida humana

Puede que la colisión haya sucedido en un lugar donde no es seguro parar, como una rampa de entrada a una autopista expressway o una rotonda. Si es así, entre las partes involucradas en la colisión debe acordarse un lugar diferente para detenerse y compartir información. Si una persona ha sufrido lesiones serias o uno de los vehículos no es seguro para conducir, mantente donde estás y contacta a los servicios de emergencia.

Proteger a otros usuarios de carretera

El sitio de un accidente de tránsito representa un peligro inmediato para todos los demás usuarios de carretera que ocupan la calle en las cercanías. Hay un riesgo de que ocurra otra colisión si los conductores no han visto tu vehículo, a una persona herida o los escombros de la colisión en la carretera. Una vez que estás seguro de que todas las partes están recibiendo atención, tu objetivo debe ser que el sitio de colisión sea lo más visible posible para otros automovilistas. Cuanto antes puedan ver que ha sucedido un accidente, más tiempo tendrán para navegar de forma segura alrededor del sitio del choque.

Haz esto para advertir a otros automovilistas sobre el incidente:

  1. 1

    Enciende las luces de emergencia.
    Prende las luces de emergencia y asegúrate de que los otros conductores involucrados hagan lo mismo.

  2. 2

    Instala reflectores, conos o bengalas.
    Si es posible, instala reflectores, conos o bengalas en la carretera alrededor del sitio del accidente. Esto debe ser a una distancia mínima de 100 pies en el tráfico normal y 500 pies en carreteras de alta velocidad.

  3. 3

    Cuidado con los incendios.
    NO uses bengalas si alguno de los vehículos involucrados tiene una fuga de gasolina. También se debe evitar fumar en las cercanías.

  4. 4

    Utiliza señales manuales.
    Cuando no tengas acceso a conos, bengalas o reflectores, puedes pararte en una posición visible antes del sitio del accidente para dirigir a los automovilistas que se aproximan de manera segura. Hazlo con precaución extrema, especialmente en carreteras de alta velocidad.

Ayudar a otras personas

Cualquier persona involucrada en un accidente de tránsito tiene la obligación legal de ver si otra persona involucrada está herida y ayudarla, de ser necesario. Con frecuencia, llamar una ambulancia y esperar con la persona herida hasta que los paramédicos lleguen es el único curso de acción adecuado. No debes tratar de brindar asistencia médica a menos que tengas el entrenamiento para hacerlo.

Cuando hables con los servicios de emergencia por teléfono, prepárate para describir la condición de la parte lesionada y explicar con precisión el lugar del incidente. Si tú o tu vehículo están en condiciones para manejar y la otra persona está sufriendo lesiones menores, puedes ofrecer llevarla al departamento de emergencia o centro médico más cercano.

Proporcionar asistencia médica

Si tienes las habilidades necesarias y es seguro hacerlo, debes brindar asistencia médica a una persona que se haya lesionado en el accidente. Los estudios muestran que las personas con heridas graves tienen muchas más probabilidades de sobrevivir cuando reciben ayuda médica básica en la escena de un incidente. Sin embargo, al proporcionar la asistencia debes evitar mover a la persona herida a menos que no moverla la ponga en un peligro inmediato. Mover a alguien antes de que llegue el personal médico profesional en una escena puede hacer empeorar las lesiones.

Algunas circunstancias en las que sería necesario mover a una persona herida son las siguientes:

  • Su posición actual la pone en un riesgo alto de ser golpeada por un vehículo.
  • Está en un vehículo en llamas, con humo o fugas de gasolina.
  • Tiene el riesgo de caer por el borde de un acantilado (ya sea fuera o dentro de un vehículo)

Si se han lesionado múltiples personas en una colisión tendrás que decidir a quién ayudar primero. Prioriza brindar atención a alguien que no pueda caminar o hablar. Si una persona no responde de ninguna manera, coloca tu oreja en su boca para verificar si está respirando. Una persona calificada para hacerlo debería brindar respiración artificial de inmediato si parece que la persona herida no está respirando. Cuando una persona es incapaz de respirar por su cuenta, el oxígeno provisto por la respiración artificial puede mantenerla con vida y evitar graves daños a los órganos hasta que la ayuda profesional llegue. Puede que desees compartir esta responsabilidad con otra persona que no esté herida para no cansarte.

Envuelve o aplica presión sobre las heridas sangrantes utilizando vendas, tiras limpias de tela o una almohadilla hecha con ropa. Prioriza el sangrado grave sobre las lesiones menores para evitar una pérdida grande de sangre. Si tienes conocimiento de primeros auxilios, también puedes intentar tratar a todos los que estén sufriendo un shock.

La ley del “Buen Samaritano”

Alguna versión de la ley del Buen Samaritano existe en todos los estados, aunque puede tener otro nombre en tu área. Esta ley está diseñada para proteger a las personas que buscan ayudar a otras en una escena de un accidente o una emergencia. Garantiza que no seas responsable por los daños o lesiones que resulten del cuidado que brindes a los demás en una emergencia, si se cumple lo siguiente:

  • No pretendías recibir un pago por proporcionar la asistencia.
  • No estabas consciente de que tus acciones resultarían en daños o lesiones.
  • No eres responsable de la colisión inicial.

Llamar a la policía

Las leyes para reportar a la policía los accidentes de tránsito y las colisiones varían de un estado a otro. Es importante consultar tu manual de manejo para conocer esta información y asegurarte de que sepas qué hacer si te ves involucrado en un accidente. Siempre será necesario reportar la colisión a la policía en algún momento, ya que necesitarás información de ellos para hacer la solicitud al seguro. Si nadie resulta herida y el daño es menor, deberías poder intercambiar detalles con el otro conductor involucrado y el incidente después.

Si alguien resulta herido o muere en una colisión, DEBES llamar a la policía de inmediato desde el sitio del incidente. Tienes la obligación legal de compartir cierta información con el oficial de policía que llega a la escena. Esta información incluye:

  • Tu nombre y dirección
  • Tu número de licencia de conducir
  • Tu número de placa
  • Los detalles de tu compañía de seguros (nombre y dirección)

Es posible que esta información deba brindarse también en relación con algún pasajero involucrado en la colisión, al igual que su posición dentro del vehículo y los detalles de las lesiones sufridas.

Incluso cuando nadie resulta herido en un accidente, debes llamar a la policía si uno o más conductores involucrados parecen estar intoxicados, no tienen seguro, se niegan a dar los detalles del seguro o se marchan de la escena del accidente.

Sanciones por choque y fuga

Las sanciones por un choque y fuga son severas. No importa lo pequeño que sea el incidente, no debes abandonar la escena de un accidente si estuviste involucrado sin comprobar el estado de las demás personas e intercambiar información. Si otra persona resulta herida o muere en una colisión, podrías enfrentar la suspensión de tu licencia o una pena de prisión.

En la mayoría de los estados, “choque y fuga” se define como escapar de la escena de un accidente con un peatón, otro vehículo o un objeto estacionario sin brindar asistencia a las partes heridas, identificarte o pasar los detalles del seguro. Debes usar el manual de conducción para ver las leyes relevantes en tu estado, ya que en algunas áreas abandonar la escena de una colisión con un animal también se considera como choque y fuga. Por lo general, abandonar la escena de un accidente de tránsito para buscar asistencia de emergencia no se considera un choque y fuga siempre que regreses a la escena inmediatamente después.

Dependiendo de la gravedad de la colisión, las infracciones de choque y fuga se tratan como delitos o delitos menores. Si otra persona resultó herida en una colisión, ya sea un peatón o un ocupante de otro vehículo, es probable que la infracción se considere un delito. En estas situaciones, una condena por choque y fuga con certeza resultará en la revocación de la licencia, tiempo en prisión y una considerable multa entre $5.000 y $20.000, dependiendo del estado. Los choques y fugas que se tipifican como delitos menores generalmente involucran solo daños a la propiedad, aunque las sanciones todavía pueden ser graves. Si te acusan de esta ofensa, puedes estar sujeto a la suspensión temporal de la licencia y una multa de hasta $5.000 dependiendo del estado. Cuando ha habido graves daños a la propiedad producto de tus acciones, también podrías enfrentar una pena de prisión.

Golpear a un vehículo estacionado

Si chocas contra un vehículo estacionado sin ocupantes, debes parar y tratar de encontrar al dueño. Lo mismo sucede para cualquier otra propiedad privada, como paredes de jardines, cercas, barreras o anuncios publicitarios. Si no puedes encontrar al dueño del vehículo que has dañado, deja una nota con tu nombre, dirección y número telefónico colocada de manera segura y visible en el parabrisas. Cuando es posible que el daño causado no sea visible de inmediato para el dueño, también debes explicar la naturaleza del incidente en la nota.

Además de dejar tus detalles, debes llamar a la policía para reportar el incidente en la próxima oportunidad disponible. Toma en cuenta que, si tu automóvil rueda y provoca daños cuando no estás al volante, todavía sigues siendo responsable legalmente y debes aplicar el mismo procedimiento.

Colisiones con animales

Incluso si vives en un estado donde abandonar la escena de una colisión contra un animal no se considera un choque y fuga, podrías ser acusado por abandonar a un animal herido después del accidente. Cuando se trata de animales de granja y animales domésticos, puedes ser culpable de daño a la propiedad. Sin importar si es “técnicamente” ilegal o no, nunca debes abandonar un animal herido en la carretera para que muera o no pueda valerse por sí mismo, ya que es algo inhumano.

La mayoría de los estados han establecido un procedimiento que los automovilistas sigan si chocan contra un animal en la carretera. Esta información estará disponible en el manual de manejo y en el sitio web del DMV. Generalmente tendrás que llamar a la policía, la Sociedad Protectora de Animales o a la organización local de vida silvestre para reportar el incidente.

Reportar los accidentes de tránsito al DMV

En la mayoría de los estados, el DMV debe ser notificado sobre una colisión en la que has estado involucrado. Esto será tu responsabilidad o responsabilidad del departamento de policía, dependiendo del estado donde vivas. Como hay un tiempo límite para reportar las colisiones al DMV (típicamente de 5 a 30 días), puede que la policía te pida que contactes a la agencia y presentes el informe a nombre de ellos. Esta ley se aplica habitualmente solo para las colisiones en las que una persona resulta herida, muere o se causaron graves daños a la propiedad. El punto de corte para lo que califica como “daño a la propiedad grave” varía de un estado a otro, aunque por lo general está alrededor de los $1.000.

Toma en cuenta que todas las partes involucradas en un accidente calificado deben reportar el incidente al DMV independientemente de quién sea la culpa. No hacerlo podría resultar en una multa o la suspensión de la licencia.

Registrar la información del accidente

Después de un accidente de tránsito es importante mantener la cabeza fría y registrar la mayor cantidad de información posible acerca del incidente. Esto será extremadamente útil al negociar los temas legales y determinar quién tuvo la culpa más adelante. Recabar cierta información básica es fundamental, ya que será necesario llenar un reporte para el DMV, hablar con la policía y lidiar con la agencia de seguros. Como mínimo, debes registrar los siguientes detalles:

  1. Los nombres y las direcciones de todos los involucrados directamente en la colisión (conductores, pasajeros, peatones, etc.).
  2. Qué participación tuvieron estas personas (por ejemplo, el conductor, pasajeros del asiento trasero, etc.).
  3. Los nombres y las direcciones de los testigos que vieron el accidente.
  4. Las placas de los vehículos involucrados.
  5. El número de placa y el nombre del oficial de policía que asistió a la escena.

Además, puede que sea útil tomar nota de la fecha, la hora, la ubicación exacta, las condiciones climáticas, las condiciones de manejo y otros factores que pudieron contribuir con el incidente. Si tienes un celular o una cámara cerca, toma una foto de la escena del accidente. Si no, será suficiente con dibujar un bosquejo rápido de cómo y dónde ocurrió la colisión.

Inmediatamente después de una colisión, también debes hacer lo siguiente:

  • Reporta el incidente a la policía de manera precisa y objetiva. Intenta evitar inculparte o asignarles la culpa a las otras partes.
  • Haz que te revise un profesional médico, incluso cuando te sientas bien. No todas las heridas serán aparentes de inmediato.
  • Haz que un mecánico confiable revise tu automóvil, incluso si el daño parece superficial.
  • Notifica a tu compañía de seguros sobre el incidente. Es un requisito legal en la mayoría de los contratos de seguros, incluso cuando se ha causado un daño mínimo.

Reportar una colisión a la compañía de seguros

Si lees la letra pequeña del contrato de seguro de tu vehículo, probablemente verás que tienes la obligación legal de reportar TODOS los accidentes y colisiones a la compañía de inmediato, incluso los choques leves donde no ha habido daños. No hacerlo podría invalidar tu seguro y resultar en una multa.

Si el otro conductor no tenía seguro y necesitas presentar un reclamo por los daños a tu vehículo, toma en cuenta que las compañías de seguros solo pagarán una póliza de un automovilista sin seguro solo si hay un reporte de policía que detalle el incidente.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Bajo
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 1 of 13

Conducir Bajo la Influencia

Cuando un conductor se ve afectado por el alcohol, las drogas, la fatiga o una enfermedad, no podrá pensar con claridad, moverse con tanta precisión ni percibir la situación de la carretera correctamente. Como adulto joven responsable, debes respetar la ley y decir no al alcohol y las drogas. Si decides beber o consumir drogas, no manejes.

Punto de Control de Conducción Afectada por DUI y DWI
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 2 of 13

Conducción Afectada

Se ha comprobado que los efectos físicos y mentales de tomar alcohol afectan la capacidad de manejo al punto que la persona tiene un riesgo sustancialmente mayor de verse involucrada en una colisión mortal si decide conducir afectada. Aprender sobre las leyes y sanciones de DUI y DWI es un aspecto vital de tu programa de educación vial.

Conducir Bajo la Influencia - El Panorama General
Conducción Afectada: Leyes y Consecuencias 3 of 13

El Panorama General: DUI y DWI

La conducción afectada por el alcohol y las drogas es responsable por una increíble pérdida de vidas en los Estados Unidos. En 2016, se sabe que al menos 10.497 personas murieron en accidentes de tránsito relacionados con el alcohol. Esto equivale al 28% de todas las muertes de tránsito de ese año.

Review
Equilibrio del Vehículo 3 of 3

Equilibrio en Colinas, Curvas y Carreteras Resbaladizas

Factores como el gradiente de la carretera, el material que recubre la carretera, la condición de la superficie de la carretera, el ancho y la forma de la carretera e incluso el clima influirán en el centro de gravedad de tu automóvil y su capacidad para agarrarse del pavimento.

La Física de los Accidentes de Tránsito 1 of 1

La Física de las Colisiones

El daño sufrido en un accidente de tránsito está determinado por la energía que tiene tu vehículo al momento del impacto y la energía del objeto que golpeas. Es importante comprender las fuerzas que intervienen en las colisiones, ya que por lo general el conductor puede tomar alguna medida para minimizar la gravedad del accidente, si este es inminente.

Comprender y Evitar Colisiones 1 of 5

Entender y Evitar Accidentes de Tránsito

Los accidentes de tránsito y las colisiones una parte inevitable de ser un conductor. Incluso si logras evitar daños a la propiedad y lesiones serias en tu tiempo como automovilista, es probable que al menos experimentas algún tipo de colisión menores. Aprende a evadir y minimizar la gravedad de los diferentes tipos de accidentes.

Comprender y Evitar Colisiones 2 of 5

Tipos de Colisiones

No hay dos colisiones que se hayan producido exactamente de la misma manera. Las colisiones frontales generalmente son las más graves, mientras que los vehículos involucrados en una colisión trasera suelen sufrir menos daños. Entender las consecuencias habituales de cada tipo de colisión te ayudará a reaccionar en caso de emergencia.

Comprender y Evitar Colisiones 3 of 5

Causas de Accidentes

Las causas principales de los accidentes de tránsito y las colisiones son: las acciones de los conductores, la condición de la carretera y la condición de los vehículos involucrados. Un mal comportamiento de manejo es por mucho la causa más importante y se puede identificar como la raíz de casi todos los accidentes.

Comprender y Evitar Colisiones 4 of 5

Prevención y Manejo de Accidentes

Cuando un peligro aparece en la carretera, debes empezar a considerar las consecuencias más probables de la situación. Esto te permitirá decidir el curso adecuado de una acción defensiva o evasiva para evitar una colisión. Recuerda que debes ajustar tu comportamiento de manejo solo lo necesario para evitar el peligro.