Cuando el Auto se Descompone
Falla de los Frenos por Sobrecalentamiento

Manejar una Falla de los Frenos: Causas, Señales de Advertencia y Qué Hacer

Updated 5 de Febrero de 2021

Si cuidas de tu vehículo y das mantenimiento a los frenos con regularidad, es poco probable que alguna vez experimentes el terror de una falla de los frenos. Al igual que con la avería del vehículo, la clave para sobrevivir es no entrar en pánico. Los consejos que te ofrecemos aquí te ayudarán a entender las causas de la falla en los frenos y qué hacer si te sucede.

Si un solo componente del sistema de frenado se descompone, todo el sistema podría dejar de funcionar correctamente. Afortunadamente, la mayoría de los automóviles modernos funcionan con un sistema de frenado dividido, lo que hace muy improbable que los cuatro frenos fallen al mismo tiempo.

Falla de los frenos completa

Algunos vehículos de pasajeros más antiguos tienen un sistema de frenado único. Esto significa que si el sistema falla, ya no tendrás ninguna capacidad de frenado. Las fallas de los frenos parciales son más comunes gracias a los vehículos de pasajeros modernos con sistemas divididos.

Cuando experimentas una falla de frenos parcial tendrás una capacidad de frenado limitada. Por lo general, se pierde un freno en la rueda delantera y otro en la rueda trasera. Esto te dará suficiente control para desacelerar tu vehículo y detenerte a un costado de la carretera. No sigas conduciendo con una falla parcial de los frenos. Tu vehículo es inseguro y se debe reparar antes de que lo puedas manejar de nuevo.

Qué hacer cuando tus frenos fallan

Si mantienes la cabeza fría cuando tus frenos fallan podrás hacerlos funcionar de nuevo. Como mínimo, hay pasos que puedes realizar para evitar una colisión y detener tu vehículo de forma segura. Si el pedal del freno se hunde en el piso y tus frenos dejan de funcionar, sigue estos pasos:

  1. 1

    Bombea el pedal del freno con fuerza varias veces.
    Esto generalmente acumula presión suficiente para retomar una capacidad de frenado parcial y reducir la velocidad del vehículo. NO intentes este paso si conduces un vehículo con frenos antibloqueo (ABS).

  2. 2

    Baja una marcha.
    Esto te ayudará a disminuir la velocidad.

  3. 3

    Es momento de usar el freno de mano.
    Activa lentamente el freno de estacionamiento para evitar bloquear las ruedas traseras, suéltalo y vuelve a aplicarlo si se presenta el bloqueo de ruedas.

  4. 4

    Si el freno de mano no detuvo tu vehículo, pon la marcha más baja. Esto se debe considerar solo como último recurso, ya que probablemente causará daños a la transmisión. Maniobra el automóvil de manera segura fuera de la carretera.

Si no puedes desacelerar el vehículo lo suficientemente rápido para evitar una colisión, considera girar en vez de eso. Generalmente es más rápido hacer doblar el vehículo que hacerlo parar. Sin embargo, no debes girar si al hacerlo te pondrás a ti o a otros usuarios de carretera en un peligro mayor.

Asegúrate de tocar la bocina y hacer parpadear las luces para advertir a otros usuarios de carretera a medida que tratas de evitar un accidente. Mantén ambas manos firmes en el volante conforme giras o cambias de carril, ya que necesitarás el máximo control sobre el vehículo. Si no puedes evitar un accidente, intenta maniobrar el vehículo hacia algo suave, como una fila de arbustos.

Frenos mojados

La acumulación de humedad en los frenos puede actuar como lubricante y provocar una falla de los frenos temporal. A diferencia de otras averías de los frenos, este tipo de falla de frenos se corregirá sola tan pronto los frenos se hayan secado. Siempre prueba los frenos después de conducir en aguas profundas o de manera intermitente cuando manejes en lluvia intensa. Si los frenos se mojan, podrían llevarte hacia un lado o no funcionar del todo.

Los frenos mojados se pueden secar empujando suavemente el pedal del freno con el automóvil en una marcha baja. Esto sacudirá el exceso de humedad evitando que vaya a los frenos. Puedes repetir esta técnica de secado cada 200 pies aproximadamente o hasta que los frenos hayan regresado a la normalidad.

Síntomas de falla de frenos

Haz que revisen tu automóvil de inmediato si notas que el pedal del freno se siente más suave o “esponjoso”. Detén el vehículo en la próxima oportunidad segura que tengas y no conduzcas hasta que los frenos tengan el visto bueno de un mecánico certificado. Los frenos esponjosos habitualmente son una señal de advertencia temprana de que los frenos podrían fallar parcial o totalmente. Otros síntomas de una inminente falla de los frenos incluyen:

  • Chirridos o sonidos agudos cuando se aplican los frenos.
  • La luz de frenos del tablero está encendida de forma permanente.
  • Hay una fuga de líquido de frenos.
  • Olor a quemado durante o después de la aplicación de los frenos.
  • El auto se mueve ligeramente hacia un lado cuando aplicas los frenos.

Causas de una falla en los frenos

Los conductores que entienden qué provoca una avería de los frenos tienen más posibilidades de evitar una falla de los frenos. Una falla en los frenos puede ser causada por:

  • Pastillas de frenos sobrecalentadas o gastadas. Los ruidos extraños cuando frenas pueden ser un indicativo de esto.
  • Fuga de fluido. Esta es una de las causas más comunes de una falla de frenos.
  • Líneas de frenos oxidadas.
  • Un problema con el modulador de ABS (en los vehículos con sistema de ruedas antibloqueo).

Hacer que un profesional realice una revisión regularmente debería evitar que cualquiera de estos problemas te lleve a una falla de los frenos parcial o completa.

Evitar una falla de los frenos

La forma en que manejas podría estar dañando los frenos. Un frenado excesivo aplicando el freno con demasiada fuerza o mucha frecuencia es el problema de conducción principal que lleva a una falla de frenos, especialmente al viajar en una pendiente. Frenar repetidamente en una pendiente cuesta abajo en vez de usar un movimiento lento y controlada puede sobrecalentar los frenos y hacer que se “cristalicen” o se endurezcan.

Cuando las pastillas de los frenos se sobrecalientan y se endurecen, ya no tendrán el agarre necesario para desacelerar y parar las ruedas de forma eficaz. Evitar el mal uso de los frenos y hacer revisiones mecánicas constantes debería mantenerlos en buen estado de funcionamiento durante la vida útil de tu vehículo.

Falla del freno de mano

Si no usas el freno de estacionamiento con regularidad, la corrosión del cable de freno puede volverlo inefectivo. Olvidar desactivar el freno de mano también es otro problema común para muchos conductores. Esto conduce a un desgaste prematuro, sobrecalentamiento y, con el tiempo, fallas del freno de mano.

Los frenos de estacionamiento a menudo se pasan por alto, ya que los vehículos modernos están construidos con un sistema automático de bloqueo de las ruedas que se activa cuando el automóvil está parqueado. Sin embargo, en muchos estados es un requisito legal poner el freno de mano o el freno de emergencia en un vehículo estacionado. Además, puede que el freno de estacionamiento sea tu única esperanza si los frenos regulares fallan. Por lo tanto, se debe mantener en buenas condiciones.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 4 votos.

Sigue con otros módulos

Manejar una Llanta Reventada al Conducir
Cuando el Auto se Descompone 4 of 11

Lidiar con una Llanta Reventada

Las llantas reventadas son increíblemente peligrosas ya que afectan el manejo y pueden hacerte perder el control del vehículo. Los reventones se pueden evitar asegurándote de que las llantas estén en buenas condiciones. La seguridad de los neumáticos depende de mantener una presión correcta, respetar los límites de carga del vehículo y las llantas, evitar los peligros y revisar las llantas para detectar daños.

Falla de Dirección del Volante
Cuando el Auto se Descompone 5 of 11

Falla en la Dirección del Volante

Cuando el volante falle completamente, el conductor no tendrá control direccional sobre el vehículo. Una falla parcial de la dirección del volante es mucho más común y fácil de manejar. Este tipo de problema se puede manifestar con una dirección extremadamente “pesada”, donde el vehículo se vuelve difícil de maniobrar. Debes parar lo antes posible.

Falla de la Luz Delantera
Cuando el Auto se Descompone 6 of 11

Falla de la Luz Delantera

Las luces delanteras son esenciales para la conducción nocturna segura y en otras condiciones donde la baja visibilidad es un problema, como niebla o lluvia intensa. Debes revisar las luces delanteras regularmente para asegurarte de que funcionen sin problemas. Puede que una sola luz delantera que falla no se note demasiado al conducir pero aún puede ponerte en peligro si otros usuarios de carretera confunden tu vehículo con una motocicleta.

Review
Mantenimiento del Vehículo 7 of 10

Suspensión

Un sistema de suspensión bien afinado es necesario para que un conductor pueda controlar un vehículo. Los principales componentes del sistema de suspensión son las llantas, el aire en las llantas, los amortiguadores, los resortes, los puntales (en la mayoría de los vehículos), las barras, los casquillos, las uniones y las juntas. Estos dispositivos gestionan la relación entre la carretera y las ruedas, y las ruedas y la carrocería del vehículo.

Mantenimiento del Vehículo 8 of 10

Sistema de Frenado

Los frenos son la función de seguridad más importante de tu vehículo y tu última línea de defensa contra colisiones inminentes. Las fallas en otros sistemas del vehículo pueden ser extremadamente peligrosas pero si los frenos están funcionando, al menos tendrás una forma de desacelerar o detener el vehículo en caso de emergencia. Si los frenos dejan de funcionar mientras conduces, hacer una parada segura será increíblemente difícil.

Mantenimiento del Vehículo 9 of 10

Conocer las Llantas

Cuando se trata del mantenimiento de tu vehículo, muchos sistemas solo pueden ser evaluados y revisados por un mecánico certificado. Monitorear y mantener la salud de tus llantas es extremadamente importante y esa responsabilidad recae sobre ti, el conductor. Las sofisticadas características de conducción y sistemas de seguridad de la mayoría de los vehículos modernos no significan nada sin una buena tracción y una fuerte conexión con la carretera.

Mantenimiento del Vehículo 10 of 10

Inspecciones Periódicas y Servicios Mecánicos

Cuando se trata de mantener tu vehículo apto para la carretera y seguro, y evitar reparaciones costosas, es clave tomar medidas preventivas. Ningún automóvil dura para siempre, pero con pequeñas tareas de mantenimiento puedes prolongar la vida de tu auto al máximo. Los frenos, las llantas y otros sistemas esenciales no deben fallar de forma inesperada si sigues un programa de mantenimiento y haces que un mecánico revise el auto en intervalos regulares.

Cuando el Auto se Descompone 1 of 11

Fallas Mecánicas

Es un hecho que a pesar de nuestros mejores esfuerzos, a veces algo sale mal. Si bien hay mucho que se puede hacer para evitar que tu vehículo sufra fallas mecánicas y eléctricas, el riesgo no se puede erradicar por completo. Los automóviles son maquinarias complejas. Una falla en los componentes más pequeños puede llevar a pérdida de dirección, fallas en los frenos o una aceleración fuera de control.

Cuando el Auto se Descompone 2 of 11

Luces de Advertencia del Tablero

Todo conductor experimenta una falla mecánica en algún momento, incluso cuando el vehículo es nuevo y tiene buen mantenimiento. Afortunadamente, la mayoría de los vehículos modernos están construidos con un sistema de advertencia que indica cuándo un componente importante ha fallado o está en riesgo de avería. Si eso ocurre, una luz de advertencia se activa en el tablero para avisar que se requiere una acción.