Aptitud Física para Manejar
Riesgo de Envenenamiento por Monóxido de Carbono

Riesgo de Envenenamiento por Monóxido de Carbono - Síntomas y Salud del Conductor

Updated 24 de Enero de 2021

El envenenamiento por monóxido de carbono (CO) accidental es responsable de alrededor de 500 muertes y 15.000 visitas a salas de emergencias en los Estados Unidos cada año. Una gran parte de estos casos de envenenamiento son por emisiones de escape de los vehículos motorizados. Todos los conductores deben conocer los peligros del monóxido de carbono y saber detectar los síntomas cuando ocurran.

El monóxido de carbono es prácticamente imposible de detectar ya que es claro y no tiene olor ni sabor. Este asesino silencioso puede dejar un efecto devastador en el cuerpo cuando se inhalan grandes cantidades o pequeñas cantidades regularmente. Los síntomas del envenenamiento por monóxido de carbono suelen ignorarse hasta que es demasiado tarde, ya que la persona afectada atribuye los problemas de salud a otra dolencia.

Fuentes de monóxido de carbono

El monóxido de carbono se emite como parte de una reacción química cuando el combustible (como diésel o petróleo) se quema. Es un gas residual producida por los motores de combustión interna como los que se encuentran en los vehículos de motor a gasolina. Cuando una persona respira el monóxido de carbono, se absorbe en el torrente sanguíneo a través de los pulmones y se transporta por todo el cuerpo.

Cada tejido y célula de tu cuerpo dependen del oxígeno para funcionar. A medida que los niveles de monóxido de carbono aumentan en la sangre, el oxígeno disminuye. Si se inhala mucho monóxido de carbono, los órganos vitales como el corazón y el cerebro estarán faltos de oxígeno y empezarán a apagarse.

Síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono

Los síntomas iniciales de envenenamiento por monóxido de carbono incluyen:

  • Sueño o fatiga
  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Náuseas
  • Mareos
  • Dolores de cabeza
  • Dificultad para concentrarse

La concentración de monóxido de carbono y el tiempo de exposición de una persona determinarán qué tanto se verá afectada por estos síntomas. En casos graves, el envenenamiento por monóxido de carbono puede llevar a pérdida de conocimiento y la muerte.

Grupos de alto riesgo

Todas las personas son vulnerables al envenenamiento de monóxido de carbono, aunque ciertos grupos tienen un mayor riesgo que otros. Los bebés, los niños pequeños, los bebés en gestación, los ancianos y las personas con condiciones cardíacas crónicas o enfermedades respiratorias (como asma o EPOC) tienen más probabilidades de verse afectados por niveles bajos de monóxido de carbono que los adultos o los adolescentes saludables y en buen estado de forma.

Siempre mantente alerta por personas de alto riesgo que presentan un posible envenenamiento por monóxido de carbono y hazlos que los revisan de una vez. Si es seguro hacerlo, sácalos del vehículo y llévalos al aire fresco de inmediato.

Los niños sucumben al envenenamiento por monóxido de carbono rápidamente. Nunca dejes un niño solo dentro de un vehículo con el motor encendido, ni siquiera un momento.

La intoxicación por de monóxido de carbono causa accidentes

El impacto total del envenenamiento accidental por monóxido de carbono en la vida humana es difícil de cuantificar. Una persona se puede enfermar o morir por los efectos dañinos del monóxido de carbono en su cuerpo, aunque no es la única forma en que este gas letal causa muertes. Como el envenenamiento por monóxido de carbono provoca síntomas mentales y físicos, puede afectar la capacidad de manejo de una persona y aumentar las posibilidades de que se vea involucrada en un accidente o colisión.

Estudios muestran que incluso los casos leves de intoxicación por monóxido de carbono afectarán negativamente la capacidad de conducción de una persona. Las personas que sufren de envenenamiento de monóxido de carbono tienen problemas para pensar rápido y con claridad, se confunden fácilmente y tienen un tiempo de reacción más lento. A veces estos síntomas son tan sutiles que una persona podría no notar su capacidad de manejo afectada o darse cuenta del peligro que enfrenta hasta que sea demasiado tarde. Si te sientes mentalmente “confundido” o enfermo al conducir, consulta a un médico.

Envenenamiento por monóxido de carbono en vehículos

Muchas cosas pueden provocar un envenenamiento de monóxido de carbono relacionado con un vehículo. Una situación que atrapa el monóxido de carbón cerca de un vehículo una vez que se ha escapado por el tubo o que bloquee el tubo de escape puede provocar el envenenamiento por monóxido de carbono. Las fallas mecánicas en el sistema de escape también contribuyen a la situación, ya que el monóxido de carbono se filtra hacia el vehículo de forma interna antes de que pueda ser ventilado adecuadamente.

Aquí te presentamos las causas más comunes de las intoxicaciones por monóxido de carbono en vehículos:

  • Sistemas de escape defectuosos
  • Mantener el motor encendido cuando el tubo está bloqueado por nieve u otros sobrantes
  • Motores con poco mantenimiento o sistemas de emisión defectuosos
  • Dejar encendido el motor o conducir con la puerta trasera o la tapa del maletero abiertas
  • Manejar un vehículo con hoyos en la carrocería
  • Mantener el motor encendido dentro de una cochera u otro espacio cerrado

Un mantenimiento regular por parte de un mecánico calificado es la clave para mantener tu vehículo seguro y con la posibilidad de detectar una falla potencialmente peligrosa del escape, antes de que se convierta en una amenaza para tu salud. Esto es especialmente importante en los vehículos más viejos.

Riesgo de monóxido de carbono en vehículos antiguos

Los conductores y los pasajeros están bajo un riesgo mayor de ser víctimas de envenenamiento por monóxido de carbono en vehículos antiguos o con poco mantenimiento. Todos los vehículos modernos están diseñados con un dispositivo mecánico instalado en el sistema escape conocido como catalizador o convertir catalítico. Los catalizadores pueden reducir las emisiones tóxicas convirtiendo el monóxido de carbono en su pariente inofensivo, el dióxido de carbono.

Si conduces un vehículo más antiguo, es posible que no tenga un catalizador. Los vehículos que no tienen buen mantenimiento también tienen un riesgo asociado mayor de envenenamiento por monóxido de carbono debido a que es más probable que tengan filtraciones en el sistema de escape antes de llegar al catalizador. El gas residual de esa filtración tiene una concentración extremadamente alta de monóxido de carbono y es fácil que llegue al vehículo a través de agujeros en la carrocería o una ventana abierta.

Mientras hablamos del tema, debemos mencionar que los hoyos en la carrocería, especialmente en el piso del vehículo, son un factor de riesgo enorme para el envenenamiento de monóxido de carbono. Se sabe que son responsables con muchas muertes en Estados Unidos cada año. Si quieres protegerte a ti y a tus seres queridos del envenenamiento mortal por monóxido de carbono, mantén tu vehículo en excelentes condiciones y haz que un mecánico lo revise de manera regular.

Evitar el envenenamiento por monóxido de carbono

Ahora que sabes los riesgos, hablemos de lo que puedes hacer para evitar la intoxicación por monóxido de carbono relacionado con los vehículos.

  1. 1

    Nunca calientes el vehículo o dejes el motor encendido en un espacio cerrado como una cochera, incluso si la puerta de la cochera está abierta.

  2. 2

    Cuando haya mal tiempo, asegúrate de que el tubo de escape esté limpio de barro, nieve, hielo y otros escombros o sobrantes.

  3. 3

    No dejes a un niño dentro de un vehículo con el motor encendido mientras limpies el hielo o la nieve de tu automóvil.
    Los niños son muy sensibles al monóxido de carbono y se envenenarán rápidamente si los vapores no se ventilan de forma adecuada.

  4. 4

    No permitas que los niños jueguen detrás de un vehículo que tiene el motor encendido, ya que respirarán los vapores letales del escape.

  5. 5

    Deja una ventana ligeramente abierta para que el aire fresco entre al vehículo siempre que sea posible.
    Evita dejas abiertas las ventanas traseras ya que los humos del escape volverán al compartimento de los pasajeros.

  6. 6

    Si estás en tráfico pesado, cierra las entradas de aire para que los gases de escape de los demás vehículos ni puedan ingresar a tu automóvil.

  7. 7

    Haz revisar el sistema de escape con regularidad.
    Aún una pequeña filtración puede crear una peligrosa acumulación de monóxido de carbono en tu vehículo.

Lidiar con la intoxicación por monóxido de carbono

Los síntomas de envenenamiento por monóxido de carbono se parecen mucho a los síntomas de gripe, infecciones virales, intoxicación alimenticia y fatiga general, por lo que suelen malinterpretarse. Si experimentas náuseas, dolores de cabeza, cansancio, problemas para respirar o mareos regularmente dentro de tu automóvil (y los pasajeros también) esto puede indicar que tienes un problema con el sistema de escape. Deja de conducir y lleva tu vehículo a un mecánico calificado de inmediato.

Una rápida aparición de estos síntomas mientras te encuentras en tu vehículo también podría ser envenenamiento por monóxido de carbono. Si sospechas que tú o alguien más dentro del automóvil está sufriendo de envenenamiento de monóxido de carbono, sal del vehículo inmediatamente y consulta con un médico o ve a la sala de emergencias.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

Estadísticas de Conducción con Sueño
Manejar con Sueño 1 of 7

Peligros de Conducir con Sueño

La mayoría de las personas aceptan el cansancio como parte de su ajetreado día a día. El cansancio rara vez evita que realicemos nuestras tareas diarias, como trabajar, ir a la escuela o ver a nuestros amigos, así que no asumimos que nos impedir manejar hacia y desde estas actividades. Tristemente, conducir con fatiga puede ser un error mortal.

Causas Naturales de la Fatiga y el Sueño
Manejar con Sueño 2 of 7

Causas de la Fatiga

Tener fatiga no significa necesariamente sentir sueño, aunque puede llevar a eso. El término “fatiga” describe un estado mental y físico que puede ocurrir después de una actividad desafiante o prolongada. Una persona fatigada tiene una capacidad por debajo de lo normal para trabajar y concentrarse, siendo menos capaz de completar con eficacia cualquier tarea.

Factores de Riesgo de Fatiga
Manejar con Sueño 3 of 7

Factores de Riesgo de Fatiga

Entender los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de somnolencia te ayudará a tomar decisiones de manejo sensatas. Si sabes que estás bajo riesgo, es más probable que conectes con tu estado físico y mental al conducir. Cuando notes que aparecen los síntomas de fatiga, podrás tomar medidas para mantenerte tu seguridad.

Review
Aptitud Física para Manejar 3 of 9

Multitareas al Conducir

Debe ser obvio a estas alturas que conducir requiere realizar varias tareas diferentes al mismo tiempo. La necesidad de manejar una variedad de tareas físicas y mentales manteniendo la concentración en la carretera es lo que hace que el manejo sea tan desafiante al empezar. Eventualmente, conducir y todo lo que conlleva se volverá algo natural.

Aptitud Física para Manejar 4 of 9

Enfoques de Multitareas

Hacer multitareas mientras conduces no necesariamente es algo malo. De hecho, los mejores conductores son aquellos que pueden hacer múltiples tareas de forma eficaz. Por supuesto, no hablamos de maquillarte, enviar mensajes con el celular o conversar con tus pasajeros. Realizar una actividad innecesaria que desvíe tu atención de la carretera definitivamente es una mala idea.

Aptitud Física para Manejar 5 of 9

Los Desafíos Físicos de Conducir

La mayoría de los vehículos modernos se pueden manejar con relativa facilidad física gracias a la potencia de los frenos y la dirección asistida. Los desafíos relacionados con la conducción son predominantemente mentales, como percibir peligros en la carretera o manejar múltiples tareas al mismo tiempo. Aunque, en ciertos vehículos y situaciones, conducir aún puede ser una actividad físicamente exigente.

Aptitud Física para Manejar 6 of 9

Discapacidades Físicas y Mentales

Tu condición física y mental tiene un efecto directo en tu capacidad para manejar y ejecutar múltiples tareas al conducir. Las personas con discapacidades físicas o mentales pueden carecer de las habilidades necesarias para conducir un vehículo de forma segura.

Aptitud Física para Manejar 7 of 9

Enfermedades y Discapacidades Temporales

La capacidad para conducir puede verse tan afectada por discapacidades físicas o mentales temporales como por condiciones médicas constantes y discapacidades físicas permanentes. Todas las personas experimentan una enfermedad o una lesión en algún momento. El hecho de que generalmente estás en forma para manejar no significa que siempre estés en condiciones para conducir.

Aptitud Física para Manejar 8 of 9

Conducción Segura y Vejez

Envejecer no significa necesariamente que ya no estés en condiciones para conducir. Según las estadísticas de la Administración Federal de las Carreteras, hay más de 41 millones de conductores con licencia mayores de 65 años en los Estados Unidos. Desafortunadamente, los cambios físicos y mentales asociados a la vejez pueden afectar las habilidades de manejo y aumentar el riesgo de lesiones o muerte en un accidente automovilístico.