Mantenimiento del Vehículo
Motor y Transmisión

El Motor y la Transmisión: Cómo Funcionan y Averías Comunes

Updated 5 de Febrero de 2021

La energía utilizada para propulsar el vehículo a lo largo de la carretera se crea en el motor. La mayoría de los vehículos tienen motores de combustión interna (ICE, por sus siglas inglés) que producen energía explotando combustible en cámaras de combustión o cilindros. Cuánta energía puede producir un vehículo depende de cuántos cilindros tiene el motor. Más cilindros equivale a más potencia.

Existen muchas configuraciones de motor de combustión diferentes en el mercado actualmente, aunque todas tienen principios similares. La mayoría de los vehículos modernos tienen motores de 4, 6 u 8 cilindros (V8). Un pistón conecta cada cilindro con el cigüeñal del motor, que convierte la energía térmica del cilindro en energía cinética, de rotación o torque. Esta energía luego se transmite a las ruedas a través de la transmisión y el eje de transmisión. Echemos un vistazo más de cerca a cómo funcionan estos componentes y qué puede hacer el conductor para darles mantenimiento.

El ciclo de cuatro tiempos

La energía se produce dentro del cilindro del motor a través de lo que se denomina ciclo de cuatro tiempos. El pistón de cada cilindro se mueve arriba y abajo cuando el motor está encendido. Cada movimiento hacia arriba o hacia abajo se conoce como “tiempo”. Debajo del cilindro, el pistón está conectado al cigüeñal. Cada dos tiempos del pistón mueven el cigüeñal en una rotación completa de 360 grados.

Así es como funciona un ciclo de combustión de cuatro tiempos:

  1. 1

    Primer tiempo.
    El pistón se mueve hacia abajo mientras el puerto de entrada de combustible está abierto y el puerto de escape está cerrado. Esto crea una succión que atrae combustible y aire hacia el cilindro.

  2. 2

    Segundo tiempo.
    El pistón se mueve hacia arriba mientras los puertos de entrada de combustible y escape están cerrados. Esto comprime la mezcla de combustible y aire dentro del cilindro. Cuando el pistón llega a la parte superior del cilindro, el combustible comprimido se enciende con una chispa de la bujía.

  3. 3

    Tercer tiempo.
    El pistón se mueve hacia abajo, impulsada por la fuerza de la explosión. Esto mantiene el cigüeñal girando. Los puertos de escape y combustible todavía están cerrados.

  4. 4

    Cuarto tiempo.
    El pistón se mueve hacia arriba a medida que se abre el puerto de escape. Esto empuja hacia afuera los gases residuales que se produjeron en la explosión. Luego, el ciclo completo de cuatro tiempos comienza de nuevo.

Si todos los cilindros actuaran en simultáneo (creando explosiones) dañarían el cigüeñal y las cámaras de combustión, por lo que cada pistón de cilindro está construido para funcionar de acuerdo con una orden de explosión. En un motor de cuatro cilindros, la orden de explosión debe ser algo como 1-3-4-2 o 1-2-4-3.

Puedes ver lo rápido que gira el cigüeñal en el motor al ver el tacómetro en el panel de instrumentos. La mayoría de los motores modernos impulsados por gasolina funcionan bien cuando el cigüeñal está girando de 5.000 a 6.000 revoluciones por minuto. ¡Esto equivale a aproximadamente 100 revoluciones cada segundo y 3.000 explosiones en cada cilindro por minuto!

Correa de distribución

El ciclo de cuatro tiempos depende de que la apertura y el cierre de las válvulas de combustible y escape de cada cilindro estén perfectamente sincronizados. La correa de distribución que conecta el cigüeñal con el árbol de levas coordinar esta operación. Si algo sale mal con la correa de distribución mientras el automóvil está funcionando, el motor podría sufrir daños irreparables.

Las correas de distribución están construidas para soportar un gran desgaste, utilizando caucho de alta calidad y reforzadas con cordones de nailon. Lamentablemente, las correas de distribución están sujetas a fuerzas increíbles dentro del motor y eventualmente se desgastan. Por lo general, un vehículo necesitará una nueva correa de distribución cada 60.000 millas aproximadamente. Puedes encontrar la frecuencia recomendada por el fabricante para reemplazar la correa de distribución en el manual del propietario del vehículo.

Con mucha frecuencia, las correas de distribución se rompen sin mayor advertencia. Por este motivo es importante que un mecánico revise el motor cuando estás acercándote a la marca de las 60.000 millas. Si notas alguno de los síntomas enumerados a continuación, haz que el mecánico haga una revisión de inmediato. Estos problemas pueden indicar que la faja de distribución está empezando a desgastarse o está dañada:

  1. Un sonido de “tic-tac” que viene del motor. Esto también puede indicar una presión baja del aceite.
  2. Girar la llave en el encendido activa el motor de arranque pero el motor no se enciende. Esto indica que hay una correa de distribución rota.
  3. Una fuga de aceite desde la parte delantera del motor. Si el aceite viene de la correa de distribución puede indicar que la tapa está suelta.

Transmisión

La transmisión media la transferencia de energía del motor a las ruedas. Esto es necesario incluso si la energía del motor ya se ha convertido en torque (fuerza de rotación) cuando llega al cigüeñal, ya que el cigüeñal gira demasiado rápido para hacer girar las ruedas directamente.

Con una serie de marchas, la transmisión ajusta cuánta potencia llega del motor al eje de transmisión, que está unido a las ruedas. Al subir las marchas a medida que el vehículo acelera (ya sea automáticamente o con acciones del conductor), la transmisión permite un control preciso de la velocidad de las ruedas mientras maximiza el rendimiento. La diferencia de velocidad entre las ruedas y el motor es mayor en las marchas más bajas y menor en las marchas más altas. No es algo por lo que debas preocuparte demasiado si conduces un vehículo automático, ya que el convertidor de torque entre el motor y la transmisión seleccionará la velocidad adecuada por ti. En un carro manual, el conductor mover las marchas hacia arriba y abajo con la palanca de cambios junto al asiento del conductor.

Tanto las transmisiones manuales como las automáticas utilizan un aceite de transmisión para mantener las partes móviles lubricadas e interactuando sin problemas. Es importante revisar el nivel de líquido de transmisión con regularidad, especialmente a medida que tu automóvil envejece, ya que una fuga podría dar como resultado una lubricación insuficiente y daños graves.

Averías comunes de la transmisión

Poco aceite de transmisión es una de las causas más comunes para los problemas en la transmisión. Es posible que haya líquido insuficiente en la transmisión de tu vehículo si:

  • La transmisión está “deslizándose”.
    Cuanto intentas cambiar de marcha, la transmisión se resbala de la marcha nueva y vuelve a la marcha anterior. El deslizamiento de la transmisión también puede estar acompañada por ruidos agudos y, en vehículos automáticos, de cambios abruptos de velocidad hacia arriba o abaja que se sienten bruscos.
  • La transmisión se sobrecalienta.
    Esto puede provocar pérdida de potencia, un olor a quemado o humo que sale debajo del automóvil.
  • Hay cambios de marcha irregulares.
    Si el cambio de marchas se vuelve repentino, tardío o no con la fluidez habitual, el aceite de la transmisión podría estar bajo.
  • No se puede cambiar de marchas.
    Si la transmisión no cambia de velocidades, es probable que el depósito de líquido esté completamente vacío o a punto de estarlo.

Si el nivel del aceite de transmisión permanece demasiado bajo por mucho tiempo, la transmisión podría fallar completamente y tendría que ser reemplazada. Las fugas en el depósito de la transmisión son la causa número uno detrás del aceite insuficiente en la transmisión. Sin embargo, también puede ser el resultado de una avería del solenoide. El solenoide maneja el flujo de líquido a través de la transmisión, por lo cual si no puedes encontrar una fuga este componente podría ser el culpable.

En vehículos automáticos, los sonidos inusuales y los chirridos que vienen de la transmisión pueden ser causados por rodamientos desgastados en el convertidor de torque. Si no logras identificar otra causa para los problemas de la transmisión, puede que desees pedirle a un mecánico que revise esto.

Lubricación

Una de las mejores cosas que puedes hacer para cuidar tu motor y prolongar la vida del vehículo es mantener el motor con el aceite lleno. El motor está impulsado por la gasolina pero necesite de aceite para mantenerse lubricado y funcionando sin problemas. Sin esta lubricación, el cigüeñal, los pistones, los árboles de levas y otras partes móviles del motor crearían suficiente fricción para desgastarse y destruirse entre sí. El aceite del motor también sirve para enfriar y limpiar las partes móviles, maximizando el rendimiento del motor.

El aceite del motor está diseñado para reciclarse, por lo que no tendrás que recargarlo con tanta frecuencia. Sin embargo, el aceite eventualmente se degrada y se vuelve menos efectivo, por lo que debe ser reemplazado de forma intermitente. Consulta el manual del propietario del vehículo para obtener la información sobre los cambios de aceite, ya que te indicará la regularidad con la que debes revisar y reemplazar el aceite del motor. A menos que estés seguro de lo que estás haciendo, es mejor dejar los cambios completos de aceite a un mecánico calificado.

Sistema de enfriamiento

Las partes móviles y el combustible que explota en los motores de combustión producen grandes cantidades de calor, más del que se puede convertir en energía cinética. Si se deja a merced de sus dispositivos, el motor de tu vehículo se calentaría tanto que los componentes empezarían a fallar. El sistema de enfriamiento del motor está diseñado para evitar esto, al circular el líquido refrigerante alrededor del compartimento del motor en una red de tubos.

El refrigerante del motor tiene un punto de ebullición extremadamente alto, que le permite absorber el calor del motor de manera segura. Desde el tanque de almacenamiento en el radiador de tu automóvil, el refrigerante viaja alrededor del motor y absorbe el calor que produce, permitiendo que el motor permanezca más fresco. Cuando el líquido refrigerante calentado regresa al radiador, su temperatura baja por los ventiladores del radiador y el aire que pasa a través de la parte delantera del compartimento del motor cuando el vehículo se mueve. El radiador también tiene una válvula de presión que libera el exceso de refrigerante hacia un tanque de desbordamiento, ya que el líquido se expande a medida que se calienta.

Todo este proceso es gestionado por un termostato, que detecta la temperatura del motor y del líquido refrigerante. El termostato permite que el motor se caliente a la temperatura requerida para funcionar correctamente y luego mantiene esa temperatura liberando el refrigerante hacia el sistema. Cuando el líquido refrigerante se calienta demasiado, el termostato se asegura de que regrese al radiador para enfriarse.

El panel de instrumentos del tablero tiene una luz de advertencia que se activará si el motor se calienta demasiado. Esto puede ocurrir en un clima extremadamente caluroso o si el nivel de refrigerante es muy bajo. Si conduces un vehículo más antiguo, también podrías tener un indicador de temperatura en el panel de instrumentos que obtiene la información del termostato del motor. Si el medidor de temperatura muestra que el motor está caliente de forma regular o si la luz de advertencia de temperatura del motor permanece activa, es posible que tengas un problema con el sistema de enfriamiento.

Es fundamental que un mecánico revise esto de inmediato y que evites conducir el vehículo mientras tanto. Si el motor se sobrecalienta, todas los componentes corren el riesgo de averiarse.

Averías comunes del motor

Nada hace que un conductor caiga en pánico como darse cuenta de que algo anda mal con el motor. Afortunadamente, muchas averías comunes del motor tienen soluciones fáciles y económicas. Toma en cuenta que las averías graves de motor generalmente comienzan como problemas menores. Si monitoreas la salud del motor y haces que revisen los pequeños problemas de inmediato, deberías poder evitar las situaciones peligrosas y las reparaciones costosas. A continuación encontrarás descripciones de algunas de las averías de motor comunes y sus causas potenciales.

El motor se sobrecalienta

Si el indicador de temperatura está en rojo, hay vapor saliendo del compartimento del motor y un olor desagradable viene de las rejillas de aire, es seguro decir que el motor está sobrecalentado. Como mencionamos anteriormente, esto suele ser el resultado de un nivel bajo de refrigerante. Sin embargo, un motor sobrecalentado también puede ser causado por:

  • Un termostato roto
  • Un ventilador roto en el radiador
  • Un bloqueo en el filtro de aire
  • Mangueras de radiador dañadas
  • Una tapa de radiador rota o mal colocada

Estos son problemas que deben ser corregidor por un mecánico, aunque afortunadamente suelen ser trabajos relativamente simples y económicos. Si el nivel de refrigerante parece estar bien, es mejor que un mecánico revise el vehículo a la próxima oportunidad. Aunque primero lo primero, debes estacionarte en un lugar seguro y dejar que el motor se enfríe.

Puedes ayudar a que el motor se enfríe apagando el aire acondicionado y encendiendo la calefacción, ya que esto dirigirá el calor lejos del motor y hacia el compartimento de los pasajeros. Nunca toques el radiador o algo más dentro del compartimiento del motor mientras el motor todavía está caliente.

El motor no arranca

Es comprensible que esta sea una de las averías del motor más frustrantes y preocupantes. Si tu automóvil no arranca, es fácil asumir que algo terrible (y potencialmente costoso) ha pasado con el motor. Afortunadamente, no siempre es así. Un motor que no enciende puede ser causado por:

  • Una batería defectuosa o terminales de batería corroídos
  • Una bomba de combustible averiada
  • Inyectores de combustible sucios
  • Un motor de arranque defectuoso
  • Un alternador descompuesto (que es responsable de recargar la batería)
  • Un interruptor de encendido roto o que no funciona bien

Si tienes razones para creer que la avería puede ser a causa de una batería muerta (por ejemplo, si dejaste las luces delanteras encendidas por error), es posible arrancar el motor utilizando cables de arranque y la batería de otro vehículo. De lo contrario, el problema debe ser investigado por un mecánico.

El motor hace un ruido extraño

Un ruido extraño que viene del motor del vehículo podría indicar una cantidad de problemas pero definitivamente sugiere que algo anda mal. Si escuchas ruidos raros de tu automóvil, trata de detectar de qué tipo de ruido se trata. Esta información podría ayudar a un mecánico a saber qué buscar a la hora de diagnosticar el problema. ¿Escuchas traqueteos, chirridos, tic-tac o algo más?

  1. 1

    Traqueteo.
    Un sonido de traqueteo del compartimento del motor suele indicar que hay un problema grave. Si la luz de advertencia del aceite del motor se enciende mientras escuchas el sonido de traqueteo, es posible que las partes móviles del motor estén peligrosamente poco lubricadas como resultado de un nivel bajo de aceite. Los sonidos de traqueteo también pueden ser causados por una tensión deficiente de la correa, un problema con el compresor del aire acondicionado o, lo que es menos grave, una tapa del depósito suelta.

  2. 2

    Chirridos o chillidos.
    Un sonido de chirridos o chillidos generalmente significa que hay un problema con las correas del motor. Este sonido puede ser una indicación de la correa se está deslizando, está dañada o corroída. Si el sonido agudo va acompañado de un aumento repentino de la temperatura del motor, es posible que la bomba de agua haya fallado y debe reemplazarse. Asegúrate de llevar a revisar el motor inmediatamente. Si eres afortunado, puede ser solo que las correas o fajas deben ajustarse.

  3. 3

    Clic o tic-tac.
    Un sonido de clic o tic-tac puede significar que el tren de válvulas (que conecta el árbol de levas con las válvulas del cilindro) se ha desplazado ligeramente fuera de lugar y necesita ajustarse. El aceite de motor moderadamente bajo también puede provocar sonidos de clic o tic-tac en cualquier parte dentro del motor, así que esto es lo primero que debe revisarse.

  4. 4

    Quejido o gimoteo.
    Un ruido quejumbroso o gimoteo puede ser el resultado de un desgaste de la transmisión, por lo que tendrás que llevarla a revisión a un mecánico de inmediato. Los problemas con el sistema de dirección asistida también pueden provocar sonidos de quejidos. Es posible que el líquido de dirección asistida esté bajo, lo que es relativamente fácil y económico de arreglar.

Mantener tu motor saludable

Si tu vehículo es relativamente nuevo, es poco probable que experimentes problemas graves con el motor. Sin embargo, incluso los motores nuevos pueden sufrir averías cuando no se cuidan de forma correcta. Toda la información que necesitas para mantener el motor en excelente condición la puedes encontrar en el manual del propietario del vehículo. ¡Tómate el tiempo de leerlo con atención y trata de desarrollar buenos hábitos de mantenimiento del vehículo! El tiempo y esfuerzo adicional ahora te ahorrarán mucho tiempo, dinero y molestias más adelante.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

El Sistema de Combustible en Tu Automóvil
Mantenimiento del Vehículo 3 of 10

El Sistema de Combustible

El sistema de combustible de tu vehículo es responsable de almacenar, filtrar y suministrar gasolina al motor, donde se puede encender para crear energía. Los componentes principales del sistema de combustible son el tanque de gasolina, las líneas de combustible, la bomba de combustible, los filtros y los inyectores de combustible. Juntos, coordinan el envío de combustible y aire a los cilindros del motor. Si un componente del sistema de combustible deja de funcionar como debería, todo el proceso se verá comprometido.

El Sistema de Escape en Tu Vehículo
Mantenimiento del Vehículo 4 of 10

El Sistema de Escape

El proceso de combustión interna produce gases residuales que son expulsados de cada cilindro a través de una válvula de escape. Desde allí, el sistema de escape lleva los gases residuales lejos del motor, donde pueden ser expulsados del vehículo de forma segura por el tubo de escape. El mantenimiento del sistema de escape es importante, ya que las fugas pueden crear una acumulación peligrosa de gases tóxicos.

El Sistema Eléctrico en Tu Automóvil
Mantenimiento del Vehículo 5 of 10

El Sistema Eléctrico

Los vehículos modernos dependen de sistemas eléctricos complejos. Los problemas con el sistema eléctrico pueden ser difíciles de diagnosticar, aunque a menudo se pueden arreglar con algo tan simple como un cambio de fusible o una bombilla nueva. Más allá de esto, manipular las partes electrónicas del vehículo suele ser tarea de un técnico capacitado.

Review
Elementos Esenciales 3 of 7

Las Funciones Internas de Tu Automóvil

Conocer las funciones internas de tu vehículo te ayudará a aprovechar al máximo tu experiencia de manejo. Con el tiempo, llegarás a dominar el interior de tu automóvil con la misma facilidad que lo haces con tu cocina. Al inicio de este viaje de aprendizaje, familiarizarte con los componentes internos del vehículo requerirá algo de estudio. ¡Así que hemos elaborado esta guía para que puedas comenzar!

Elementos Esenciales 4 of 7

Compartimento del Motor

Ahora es momento de abrir el cofre y familiarizarte con algunas funciones básicas del compartimento del motor de tu automóvil. Eventualmente, tendrás que hacer tareas básicas de mantenimiento como revisar el nivel de aceite o recargar el refrigerante. Te ayudaremos para cuando llegue el momento.

Elementos Esenciales 5 of 7

El Panel de Instrumentos

La parte del tablero que está directamente detrás del volante se denomina panel de instrumentos. Este panel alberga varios medidores y luces que brindan al conductor información importante sobre el estado del vehículo. Es fundamental conocer el panel de instrumentos del vehículo, ya que malinterpretar o pasar por alto algo podría dar como resultado en enorme inconveniente. Por ejemplo, si te quedaras sin combustible y sufres una avería en la carretera.

Elementos Esenciales 6 of 7

Columna de Dirección

Los controles del vehículo están diseñados para que el conductor pueda acceder fácilmente a ellos. En esta guía, te presentaremos los principales controles del vehículo que encontrarás en la columna de dirección. Si bien cada marca y modelo de automóvil es diferente, es probable que estos incluyan la bocina, el interruptor de encendido, los intermitentes, los controles del limpiaparabrisas y el volante.

Elementos Esenciales 7 of 7

Dominar la Potencia

Los pedales en el espacio para los pies del conductor se usan para controlar la cantidad de potencia que pasa del motor a las ruedas. Al manejar esta potencia, puedes aumentar o disminuir la velocidad del automóvil. Cuando te instales en el asiento del conductor de tu vehículo nuevo, asegúrate de que puedas alcanzar los pedales lo suficientemente bien como para presionarlos hasta el piso del auto.

Mantenimiento del Vehículo 1 of 10

Mantenimiento del Vehículo

Los vehículos con buen mantenimiento son vehículos más seguros. Este módulo cubrirá los puntos básicos de los sistemas operativos del vehículo y el mantenimiento general del automóvil. Toma en cuenta que la información que incluimos aquí no debe sustituir la información de mantenimiento del manual del vehículo. Ese manual es siempre el recurso final cuando se trata de comprender y mantener tu automóvil.