Aptitud Física para Manejar
Efectos de Enfermedades y Discapacidades Temporales en la Capacidad para Conducir

Efectos de Enfermedades y Discapacidades Temporales en Tu Capacidad para Conducir

Updated 24 de Enero de 2021

La capacidad para conducir puede verse tan afectada por discapacidades físicas o mentales temporales como por condiciones médicas constantes y discapacidades físicas permanentes. Todas las personas experimentan una enfermedad o una lesión en algún momento. El hecho de que generalmente estás en forma para manejar no significa que siempre estés en condiciones para conducir.

Las personas que sufren de discapacidades permanentes o condiciones de salud debilitantes están obligadas a declarar estos impedimentos en sus aplicaciones de licencia y cumplir condiciones estrictas cada vez que conducen. Mientras tanto, aquellos que están experimentando una discapacidad temporal son responsables personalmente de decidir si son aptos para manejar un vehículo.

No es una responsabilidad que puedes tomar a la ligera. Estar detrás del volante cuando no estás en forma para conducir podría poner tu vida y las vidas de los demás usuarios de carretera en peligro.

Efectos de enfermedades al conducir

Una enfermedad tiene el potencial de hacer que conducir sea peligroso. Una dolencia no tiene que dejarte en cama por una semana para afectar tu tiempo de reacción y las habilidades de control del vehículo. Tu capacidad de manejo puede verse limitada drásticamente con solo tener un resfriado común. Incluso si tienes un resfriado común muy leve o estás experimentando un ligero brote de alergias, puede ser prudente no manejar. Piensa, ¿qué podría suceder si estornudas o toses en el momento equivocado? Solo se necesita una pérdida de control momentáneo para provocar un accidente devastador.

De igual forma, tu función cognitiva puede ser afectada cuando no te sientes bien. Muchas enfermedades comunes pueden crear una “neblina mental” en la que tu capacidad cerebral de procesar información visual y auditiva se ve afectada y tu tiempo de reacción se extiende. Las personas enfermas suelen experimentar reflejos más lentos, somnolencia general y dificultades para concentrarse. Una receta para el desastre a la hora de manejar.

Si te sientes mal o estás tomando un medicamento que podría afectar tu conducción, lo más seguro que puedes hacer es no salir a la carretera. Recuerda que conducir puede ser una actividad agotadora, especialmente cuando no te sientes al 100%. Obligarte a manejar cuando deberías descansar es peligroso y puede empeorar tu enfermedad.

Manejar con lesiones temporales

Huesos rotos, esguinces, dolor muscular y lesiones de tejido conectivo pueden afectar tu capacidad de manejo. Estas lesiones pueden causar problemas significativos en los pies, tobillos, muñecas, rodillas, caderas, espalda, hombros y cuello, todas partes del cuerpo que deben ser flexibles y capaces de ejercer fuerza para operar un vehículo motorizado estándar de manera segura.

Si puedes sentarte cómodamente con tu lesión, es posible que creas que puedes conducir con comodidad. Recuerda, ¡manejar implica muchas más acciones físicas que solo sentarse! Debes poder:

  • Presionar los pedales (las lesiones en la pierna o pie derechos pueden hacer esto extremadamente difícil)
  • Girar el torso y el cuello para mirar la parte de atrás y el costado del vehículo
  • Maniobrar, cambiar de marcha, usar el freno de mano y otros dispositivos

No manejes si no puedes realizar cualquiera de estas acciones sin dolor o incomodidad importante. Siempre “prueba” tu movilidad con un vehículo estacionado de manera segura antes de llevarlo a la carretera.

Efectos secundarios de los medicamentos

Todas las medicinas con receta tienen efectos secundarios no deseados. Son efectos “posibles”, ya que pueden no presentarse en todas las personas que toman el fármaco o todas las veces que tomas el medicamento. Algunos efectos secundarios son raros mientras otros son bastante comunes y, por supuesto, difieren de una medicina a otra. Debes discutir sobre cualquier medicamento nuevo (incluso un cambio de marca) con tu médico para descubrir si podría afectar tu capacidad de manejo.

Los efectos secundarios de muchos fármacos incluyen:

Como puedes imaginar, si cualquiera de esos síntomas aparece al conducir podría ser un desastre. Es posible que te distraigas por el dolor o la incomodidad, o que tu capacidad de analizar la situación de manejo se vea directamente afectada por mucho sueño o visión borrosa.

Como los efectos secundarios no se presentan en todos los pacientes, es posible que tu médico indique que puedes manejar A MENOS que experimentes ciertos efectos secundarios indeseados. Toma los medicamentos según las indicaciones de tu médico y no manejes si estás experimentando algún efecto secundario que pueda afectar tu capacidad de operar el vehículo de forma segura.

Conducción y medicamentos de venta libre

Los medicamentos no necesitan prescripción para ser peligrosos. Se sabe que muchas medicinas de venta libre para resfrío, gripe y alergias causan somnolencia, mareos y otros efectos secundarios que pueden afectar la capacidad de manejo de una persona. Estos medicamentos de venta libre incluyen:

  • Descongestionantes
  • Antihistamínicos
  • Jarabes para la tos
  • Analgésicos
  • Medicina para dormir
  • Antiácidos

Siempre lee la etiqueta cuando tomes un medicamento de venta libre. Algunos productos (muchas marcas de enjuagues bucales, por ejemplo) contienen alcohol para elevar el contenido de alcohol en sangre de un menor por encima del límite legal. Incluso si una medicina de venta libre no especifica que no puedes manejar después de tomarla, los automovilistas deben evitar conducir si el medicamento indica entre sus efectos secundarios comunes la somnolencia o los mareos.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Reglas de Conducción Segura para Conductores Mayores
Aptitud Física para Manejar 8 of 9

Conducción Segura y Vejez

Envejecer no significa necesariamente que ya no estés en condiciones para conducir. Según las estadísticas de la Administración Federal de las Carreteras, hay más de 41 millones de conductores con licencia mayores de 65 años en los Estados Unidos. Desafortunadamente, los cambios físicos y mentales asociados a la vejez pueden afectar las habilidades de manejo y aumentar el riesgo de lesiones o muerte en un accidente automovilístico.

Riesgo de Envenenamiento por Monóxido de Carbono
Aptitud Física para Manejar 9 of 9

Envenenamiento por Monóxido de Carbono

El envenenamiento por monóxido de carbono (CO) accidental es responsable de alrededor de 500 muertes y 15.000 visitas a salas de emergencias en los Estados Unidos cada año. Una gran parte de estos casos de envenenamiento son por emisiones de escape de los vehículos motorizados. Todos los conductores deben conocer los peligros del monóxido de carbono y saber detectar los síntomas cuando ocurran.

Estadísticas de Conducción con Sueño
Manejar con Sueño 1 of 7

Peligros de Conducir con Sueño

La mayoría de las personas aceptan el cansancio como parte de su ajetreado día a día. El cansancio rara vez evita que realicemos nuestras tareas diarias, como trabajar, ir a la escuela o ver a nuestros amigos, así que no asumimos que nos impedir manejar hacia y desde estas actividades. Tristemente, conducir con fatiga puede ser un error mortal.

Review
Aptitud Física para Manejar 1 of 9

El Conductor

Estimaciones de la industria de seguros de vehículos indican que cada automovilista se verá involucrado en al menos cuatro accidentes de tránsito o colisiones en su vida. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, en los Estados Unidos ocurre un accidente automovilístico cada minuto de cada día. En promedio, uno de cada 16 de estos accidentes de tráfico cobrará la vida de al menos una persona.

Aptitud Física para Manejar 2 of 9

Estar en Forma para Conducir

Tanto los conductores nuevos como los experimentados suelen pasar por alto la importancia de estar en forma para conducir. Tu capacidad de manejar de forma segura no solo depende de buenas habilidades de control del vehículo y conocimiento de las reglas de carretera. Estos atributos son esenciales pero no significan nada si tu cuerpo y tu mente no están a la altura de la tarea de conducir.

Aptitud Física para Manejar 3 of 9

Multitareas al Conducir

Debe ser obvio a estas alturas que conducir requiere realizar varias tareas diferentes al mismo tiempo. La necesidad de manejar una variedad de tareas físicas y mentales manteniendo la concentración en la carretera es lo que hace que el manejo sea tan desafiante al empezar. Eventualmente, conducir y todo lo que conlleva se volverá algo natural.

Aptitud Física para Manejar 4 of 9

Enfoques de Multitareas

Hacer multitareas mientras conduces no necesariamente es algo malo. De hecho, los mejores conductores son aquellos que pueden hacer múltiples tareas de forma eficaz. Por supuesto, no hablamos de maquillarte, enviar mensajes con el celular o conversar con tus pasajeros. Realizar una actividad innecesaria que desvíe tu atención de la carretera definitivamente es una mala idea.

Aptitud Física para Manejar 5 of 9

Los Desafíos Físicos de Conducir

La mayoría de los vehículos modernos se pueden manejar con relativa facilidad física gracias a la potencia de los frenos y la dirección asistida. Los desafíos relacionados con la conducción son predominantemente mentales, como percibir peligros en la carretera o manejar múltiples tareas al mismo tiempo. Aunque, en ciertos vehículos y situaciones, conducir aún puede ser una actividad físicamente exigente.

Aptitud Física para Manejar 6 of 9

Discapacidades Físicas y Mentales

Tu condición física y mental tiene un efecto directo en tu capacidad para manejar y ejecutar múltiples tareas al conducir. Las personas con discapacidades físicas o mentales pueden carecer de las habilidades necesarias para conducir un vehículo de forma segura.