Fricción y Tracción
Fricción, Tracción y Resistencia de Rodadura

Fricción, Tracción y Resistencia de Rodadura: Lo que Te Mantiene sobre la Carretera

Updated 31 de Enero de 2021

Hablemos sobre las fuerzas que trabajan entre tu vehículo y la superficie de la carretera por la que conduces. Comprender cómo tus llantas interactúan con la superficie de la carretera es importante, ya que tu capacidad de acelerar, frenar y realizar cualquier maniobra depende de mantener el “agarre” en el pavimento debajo de las ruedas. Este conocimiento también te ayudará a evitar fallas peligrosas de las llantas como la separación de la banda de rodadura y los estallidos.

Fricción

Cuando dos superficies están en contacto y moviéndose una contra otra (o una se mueve contra la otra), encontrarán resistencia. Esto se denomina fricción. La potencia de la fricción depende en gran medida del material de las dos superficies de contacto y la cantidad de presión que se aplica. Cuando la fricción es demasiado alta, las superficies no se pueden mover a través de la otra. En contraste, una fricción mínima generalmente significa que dos objetos pueden deslizarse uno contra el otro. Aquí tienes algunos ejemplos de la vida real:

  1. 1

    Pistas de bolos.
    Una bola de boliche puede rodar sin problemas por un carril, a menudo deslizándose o girando a medida que avanza, ya que la superficie del carril ha sido pulida para reducir la fricción.

  2. 2

    Calzado deportivo.
    La mayoría de los zapatos tenis diseñados para actividades deportivas tienen suelas de goma que mejoran la fricción para ayudar a detenerte, cambiar de dirección y amentar la velocidad rápidamente.

  3. 3

    Guantes para conducir.
    Los guantes diseñados para utilizarse al conducir a menudo tienen un material de aumenta la fricción en las palmas y las yemas de los dedos para mejorar tu agarre en el volante.

La fricción juega un papel esencial en todas las maniobras de manejo que realizas. Esta fuerza de resistencia evita que las llantas se deslicen sobre la superficie de la carretera, permitiendo que se agarren y rueden en el asfalto. Gracias a esta fricción, puedes detenerte, arrancar, moverte y girar el vehículo. La fricción existe entre tus ruedas y los frenos así como entre las llantas y la superficie del camino. Sin esta fricción, los frenos no podrían agarrarse para reducir la velocidad de las ruedas y tendrías que esperar a que el automóvil pare por su cuenta.

Resistencia

Hemos hablado de fricción como una forma de resistencia, pero ¿qué significa realmente “resistencia”? La resistencia describe cualquier fuerza que lucha contra el movimiento de un objeto. El equilibrio entre la energía que tiene un objeto y la resistencia debido a la fricción o la inercia que trabaja contra ella, determinará si el objeto se mueve o no. Si hay demasiada fricción, el objeto reducirá su velocidad, se detendrá o permanecerá estacionado.

La resistencia también es necesaria para superar la inercia y cambiar la velocidad o dirección de un objeto. Tu automóvil se mueve hacia adelante porque las ruedas presionan la superficie de la carretera Y son resistidas por la fricción. El vehículo no empezará a moverse hasta que la fuerza de resistencia supere la inercia.

Tracción

El tipo específico de fricción que existe entre las llantas de tu vehículo y la superficie de la carretera se denomina tracción. La tracción resulta del peso del automóvil que presiona las llantas contra la superficie de la carretera. Como mencionamos anteriormente, la tracción es necesaria para parar, reducir la velocidad, acelerar y cambiar de dirección. Sin tracción, es posible que tus ruedas derrapen por el camino. Es imperativo mantener una buena tracción al conducir, ya que perder tracción podría hacer que pierdas el control del vehículo.

La tracción se ve afectada por varios factores:

  • El peso del vehículo. Los vehículos más pesados suelen ofrecer una mayor tracción debido a que empujan hacia la superficie de la carretera con más fuerza.
  • La velocidad a la que viajas. A medida que tu velocidad aumenta, el vehículo ejerce menos presión sobre la carretera y disminuye la tracción.
  • La condición de tus llantas. Las llantas con mucho desgaste se ponen lisas y ofrecen menos tracción.
  • La condición de la superficie de la carretera. Agua, nieve, hielo, barro, químicos y grava suelta pueden reducir el agarre de tus llantas sobre la carretera.

La manera más segura de aumentar la tracción es reducir la velocidad. Si notas que tus llantas están patinando, reduce la velocidad de inmediato. No entes en pánico y frenes de golpe, ya que esto bloqueará las ruedas y creará el derrape que estabas tratando de evitar. En lugar de eso, mantén el control y aplica los frenos de forma gradual. Si empiezas a derrapar y estás manejando con transmisión manual, cambia a una marcha más baja.

Resistencia de rodadura

La resistencia de rodadura es otra fuerza que afecta las llantas del vehículo mientras el automóvil se encuentra en movimiento. A medida que al auto se mueve, tus neumáticos están comprimidos por el peso que el vehículo tiene sobre ellos. Esta compresión afectará diferentes partes de la llanta que se conectan con la superficie de la carretera cuando estas ruedan, cambiando la forma de la llanta. Esto da como resultado un proceso cíclico de deformación y recuperación (se deforma y luego vuelve a la forma original).

A medida que esto sucede, parte de la energía cinética del vehículo se transfiere hacia las llantas y se convierte en calor. El ciclo de deformación y recuperación también produce calor. Cuanto más deformadas estén las llantas y más deban esforzarse para la recuperación, más calor se crea. El calor se disipa de forma natural de las llantas del automóvil hacia la superficie de la carretera pero si se produce demasiado calor las llantas podrían estallar. Mantener la presión de las llantas al máximo según las pautas del fabricante debería evitar una deformación excesiva y evitar que la llanta se sobrecaliente.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 4 votos.

Sigue con otros módulos

Fricción en los Frenos
Fricción y Tracción 2 of 4

Fricción en los Frenos

Algunos de los sistemas más esenciales de tu vehículo dependen de la fricción para funcionar. El mejor ejemplo de esto son los frenos. Sin fricción, tus frenos no podrían resistir el movimiento de las ruedas y detener tu auto. Exploremos esta idea con más detalle.

Tracción para Conductores
Fricción y Tracción 3 of 4

Tracción

La tracción es el agarre entre las llantas y la superficie de la carretera, que permite que tu vehículo pare, arranque y cambie de dirección. Entender cómo funciona la tracción y qué factores ambientales pueden disminuirla o mejorarla te ayudará a mantener un máximo control del vehículo al conducir.

Corregir la Pérdida de Tracción
Fricción y Tracción 4 of 4

Corregir la Pérdida de Tracción

Si tienes suerte y conduces de forma prudente, controlar un derrape provocado por la pérdida de tracción no es algo que debas hacer muy a menudo. Sin embargo, debes entender qué contribuye a la pérdida de tracción y cómo solucionarlo, ya que no tener la preparación cuando tu vehículo empieza a patinar podría hacer todo mucho peor.

Review
Evitar la Ira de Carretera 6 of 6

Controlar las Emociones

Tener una licencia de manejo es un privilegio y una responsabilidad. No es suficiente con decir que no serás un conductor agresivo. Te debes monitorear continuamente y evitar los comportamientos agresivos detrás del volante de manera proactiva. La mayoría de los automovilistas creen que no actuarán agresivamente en la carretera y aún así muchos conductores terminan haciéndolo de todos modos.

Las Fuerzas Naturales y la Física 1 of 5

La Física en la Conducción

Todo en el universo conocido está sujeto a las fuerzas naturales como inercia, gravedad, fricción y energía. Tu automóvil no es la excepción. De hecho, depende de las leyes de la física para funcionar. Como parte de tu entrenamiento de manejo, debes aprender cómo las diferentes fuerzas y leyes naturales afectan tu automóvil, con tal de mantener el control y responder de forma adecuada en situaciones de emergencia.

Las Fuerzas Naturales y la Física 2 of 5

La Fuerza de la Gravedad

Aunque rara vez nos detenemos a considerar sus efectos, la gravedad es una fuerza siempre presente que actúa sobre ti, todo lo que ves a tu alrededor y, por supuesto, tu vehículo. La fuerza de la gravedad que atrae tu vehículo hacia el centro de la Tierra influirá en tu velocidad mientras viajas en una colina. También afectará la forma en que el peso se distribuye en las ruedas del vehículo.

Las Fuerzas Naturales y la Física 3 of 5

Inercia y Leyes del Movimiento

Con las tres leyes del movimiento podemos predecir de forma precisa cómo un objeto se moverá en diferentes circunstancias. Es necesario entender la idea de la inercia para entender la seguridad de los ocupantes del vehículo.

Las Fuerzas Naturales y la Física 4 of 5

Energía Potencial y Cinética

La energía es la capacidad de hacer un trabajo. Cuanta más energía se tiene, más tiempo o con mayor intensidad se puede trabajar. Al reducir la velocidad o parar, los frenos de tu vehículo deben superar su energía cinética. Si el vehículo choca contra un objeto, la fuerza del impacto será igual a su energía cinética divida entre la distancia de frenado.

Las Fuerzas Naturales y la Física 5 of 5

Fuerzas Centrífuga y Centrípeta

Cuando un objeto se mueve a través de una trayectoria curva, las fuerzas centrífuga y centrípeta actúan sobre él. Esto afectará a tu vehículo cuando manejes en tramos de carretera con curvas. Estas dos fuerzas actúan al mismo tiempo en diferentes direcciones.