Las Fuerzas Naturales y la Física
Leyes del Movimiento e Inercia

Inercia y Leyes del Movimiento: Seguridad de los Ocupantes del Vehículo

Updated 31 de Enero de 2021

Después de su trabajo sobre la fuerza gravitacional, Sir Isaac Newton desarrolló las tres leyes del movimiento. Estas leyes explican cómo y por qué los objetos se mueven o permanecen estacionados. Con las tres leyes del movimiento podemos predecir de forma precisa cómo un objeto se moverá en diferentes circunstancias. Al igual que la gravedad, estas tres leyes del movimiento afectan el movimiento de tu automóvil y la manera en que se maneja. Es importante familiarizarte con estas leyes, ya que se mencionarán junto con otros conceptos en el resto de esta sección.

Primera ley de Newton

La primera ley de Newton presenta el principio de la inercia. Según la inercia, un objeto no cambiará su curso o velocidad a menos que una fuerza contraria actúe contra él. Como dice Newton:

  • Un objeto permanecerá en reposo a menos una fuerza externa actúe sobre él.
  • Un objeto en movimiento permanecerá en movimiento a menos que una fuerza externa actúe sobre él.

En pocas palabras, la inercia significa que un objeto se moverá (o no se moverá) dependiendo de las últimas “instrucciones” brindadas por una fuerza externa, hasta que otra fuerza externa intervenga. Si fueras a lanzar una pelota de tenis en un ambiente donde no hay otras fuerzas para actuar sobre ella, la pelota seguirá moviéndose por el mismo camino a la misma velocidad para siempre. Por supuesto, estos ambientes no existen de forma natural. Si fueras a lanzar una pelota de tenis ahora, la gravedad intervendrá y la atraerá hacia la Tierra. Incluso en el espacio exterior, un objeto en movimiento eventualmente reducirá la velocidad o será redirigido por fuerzas externas.

La primera ley de Newton afecta la manera en que tu automóvil arranca, se detiene y se ve involucrado en todos los demás procesos naturales que rigen su movimiento.

Segunda ley de Newton: aceleración y frenado

La segunda ley de Newton es un poco más complicada pero, afortunadamente, no tenemos que profundizar demasiado en ella. La segunda ley de Newton establece que:

  • Fuerza (F) es igual a masa (m) multiplicada por aceleración (a).

Lo que debes tener en claro sobre esto es que la fuerza que un objeto ejerce está afectada por su peso y la velocidad a la que viaja. Cuanto mayor sea la masa y más rápida sea la velocidad, más fuerza posee el objeto. Como consecuencia, los vehículos más pesados que viajan a velocidades mayores causan más daño que los vehículos ligeros y que se mueven más lentamente. Cuando dos objetos que se mueven uno hacia el otro chocan (como sería en el caso de una colisión de frente), la velocidad y la masa de ambos objetos contribuirán a la fuerza del impacto. Por esta razón, las colisiones frontales siempre son más graves que las colisiones laterales o por detrás.

Tercera ley de Newton: acción y reacción

Finalmente, la tercera ley de Newton establece que:

  • Por cada acción hay una reacción igual y opuesta.

En resumen, esta ley significa que cada fuerza que actúa se encuentra con una fuerza de reacción igual que se mueve en la dirección contraria. Un ejemplo de esta ley relacionado con la conducción sería la fuerza que tus ruedas ejercen sobre la superficie de la carretera. La reacción igual y opuesta de la carretera “empujando” de regreso hacia las ruedas es lo que impulsa el automóvil hacia adelante. En una colisión, la tercera ley de Newton explica el daño que sufren los vehículos. Cuando golpeas un objeto u otro vehículo, la fuerza de tu vehículo dañará dicho objeto. Por supuesto, tu vehículo también sufrirá daños debido a que se aplica una reacción igual y opuesta hacia tu automóvil en el punto de impacto.

Inercia

Hablemos un poco más sobre el principio de inercia de la primera ley de Newton y cómo afecta tu vehículo. En resumidas cuentas, la inercia es la tendencia de un objeto estacionario a permanecer estacionado y de un objeto en movimiento de permanecer en movimiento.

Cuando tu vehículo está en movimiento no parará a menos que otra fuerza intervenga para reducir la velocidad y detenerlo. Esta fuerza puede ser externa, por ejemplo desde la superficie de la carretera o un objeto contra el que chocas. Como alternativa, podría ser externa como cuando aplicas los frenos para ejercer fuerza sobre las ruedas.

Es necesario entender la idea de la inercia para entender la seguridad de los ocupantes del vehículo. Si chocaras contra un objeto mientras viajas a 40 mph, tu auto se detendría abruptamente pero, según la inercia, tu cuerpo seguiría moviéndose hacia adelante a 40 mph hasta que otra fuerza lo detenga. Si no estás sujetado, esa fuerza la ejercerá el volante, el tablero, el parabrisas u otro objeto fuera del vehículo. Los sistemas de seguridad como los cinturones de seguridad, asientos para niños y bolsas de aire están diseñados para controlar la caída repentina de velocidad de tu cuerpo y minimizar las lesiones que sufrirías en una colisión.

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 3 votos.

Sigue con otros módulos

La Física del Frenado
Las Fuerzas Naturales y la Física 4 of 5

Energía Potencial y Cinética

La energía es la capacidad de hacer un trabajo. Cuanta más energía se tiene, más tiempo o con mayor intensidad se puede trabajar. Al reducir la velocidad o parar, los frenos de tu vehículo deben superar su energía cinética. Si el vehículo choca contra un objeto, la fuerza del impacto será igual a su energía cinética divida entre la distancia de frenado.

Fuerzas Centrífuga y Centrípeta
Las Fuerzas Naturales y la Física 5 of 5

Fuerzas Centrífuga y Centrípeta

Cuando un objeto se mueve a través de una trayectoria curva, las fuerzas centrífuga y centrípeta actúan sobre él. Esto afectará a tu vehículo cuando manejes en tramos de carretera con curvas. Estas dos fuerzas actúan al mismo tiempo en diferentes direcciones.

Fricción, Tracción y Resistencia de Rodadura
Fricción y Tracción 1 of 4

Fricción, Tracción y Resistencia de Rodadura

Comprender cómo tus llantas interactúan con la superficie de la carretera es importante, ya que tu capacidad de acelerar, frenar y realizar cualquier maniobra depende de mantener el “agarre” en el pavimento debajo de las ruedas. Este conocimiento también te ayudará a evitar fallas peligrosas de las llantas como la separación de la banda de rodadura y estallidos.

Review
Evitar la Ira de Carretera 3 of 6

Comportamientos Comunes de Ira de Carretera

Al examinar la carretera en busca de amenazas potenciales, debes detectar a los automovilistas con comportamientos agresivos. Si encuentras un conductor con ira de carretera, es probable que sea el mayor peligro del entorno de manejo. Debes prestar atención y actuar de forma defensiva para protegerte contra la amenaza que representan estos conductores.

Evitar la Ira de Carretera 4 of 6

Cómo Evitar Provocar Ira en la Carretera

Como parte de tu entrenamiento de seguridad vial, debes aprender a evitar ser el objetivo de la ira de carretera de otro conductor. Todos los días compartirás el camino con conductores estresados y frustrados, muchos de los cuales son capaces de sucumbir ante la ira en la carretera si las cosas no salen como quieren.

Evitar la Ira de Carretera 5 of 6

Lidiar con la Agresividad en la Carretera

Debes saber cómo lidiar con la agresividad en la carretera en caso de que alguna vez te encuentres problemas. Es importante no tomar las acciones de un conductor agresivo de forma personal, aunque seas el objetivo. Cuando la agresividad de un conductor se vuelve ira, hay poco que puedas hacer o decir para que se calme.

Evitar la Ira de Carretera 6 of 6

Controlar las Emociones

Tener una licencia de manejo es un privilegio y una responsabilidad. No es suficiente con decir que no serás un conductor agresivo. Te debes monitorear continuamente y evitar los comportamientos agresivos detrás del volante de manera proactiva. La mayoría de los automovilistas creen que no actuarán agresivamente en la carretera y aún así muchos conductores terminan haciéndolo de todos modos.

Las Fuerzas Naturales y la Física 1 of 5

La Física en la Conducción

Todo en el universo conocido está sujeto a las fuerzas naturales como inercia, gravedad, fricción y energía. Tu automóvil no es la excepción. De hecho, depende de las leyes de la física para funcionar. Como parte de tu entrenamiento de manejo, debes aprender cómo las diferentes fuerzas y leyes naturales afectan tu automóvil, con tal de mantener el control y responder de forma adecuada en situaciones de emergencia.

Las Fuerzas Naturales y la Física 2 of 5

La Fuerza de la Gravedad

Aunque rara vez nos detenemos a considerar sus efectos, la gravedad es una fuerza siempre presente que actúa sobre ti, todo lo que ves a tu alrededor y, por supuesto, tu vehículo. La fuerza de la gravedad que atrae tu vehículo hacia el centro de la Tierra influirá en tu velocidad mientras viajas en una colina. También afectará la forma en que el peso se distribuye en las ruedas del vehículo.