Equilibrio del Vehículo
Controlar el Equilibrio del Vehículo

Controlar el Equilibrio en la Carretera: Cabeceo, Balanceo y Guiñada

Updated 31 de Enero de 2021

El equilibrio del vehículo (donde se asienta su peso) se verá alterado cada vez que aceleres, bajes la velocidad o gires el volante. Te presentamos la idea de equilibrio del vehículo y por qué es tan importante en el módulo anterior de esta sección. Búscalo en caso de que no lo hayas leído todavía.

Aquí tienes un repaso rápido de cómo el peso de tu vehículo cambia cuando realizas algunas maniobras básicas:

  1. 1

    Aceleración.
    La aceleración mueve el centro de gravedad hacia la parte trasera del vehículo, quitando el peso de las ruedas delanteras.

  2. 2

    Desaceleración.
    La desaceleración mueve el centro de gravedad hacia la parte delantera del vehículo, quitando el peso de las ruedas traseras.

  3. 3

    Mover el volante.
    Maniobrar hacia la izquierda o derecha mueve el centro de gravedad del vehículo en la dirección opuesta, quitando el peso de las ruedas de la izquierda o la derecha respectivamente.

Debes aprender cómo las diferentes maniobras afectan la distribución del peso en las cuatro llantas del vehículo para mantener tu equilibrio en la carretera. Aceleración o cambios de dirección abruptos pueden resultar en cambios de peso repentinos suficientes para lanzar el vehículo hacia un derrape o provocar un vuelco. Los choques, accidentes y colisiones fuera de la carretera más catastróficos suelen estar causados por una combinación de conducción a gran velocidad y escaso control del equilibrio. Cada vez que el peso se cambia hacia un lado del automóvil existe la posibilidad de una pérdida de tracción total y de que ocurra un derrape o que las ruedas de ese costado pierdan el contacto con la carretera.

Por ejemplo:

  • Si frenas y giras el volante hacia la derecha de forma repentina, el cambio de equilibrio abrupto hacia el frente y la izquierda del vehículo podría hacer que las ruedas traseras giren sin control hacia la izquierda.
  • Si haces la misma maniobra pero hay mucha tracción en la rueda trasera izquierda para resistir el derrape, las ruedas de la derecha se podrían levantar de la carretera y hacer que el vehículo se vuelque hacia la izquierda.

Afortunadamente, una dirección precisa, una aceleración suave y un frenado gradual pueden evitar la pérdida de equilibrio. Por supuesto, también debes mantener tu vehículo en buen estado de funcionamiento y tener una velocidad segura para las condiciones actuales de la carretera.

Cabeceo hacia adelante

Cuando el peso del automóvil se mueve hacia adelante o atrás, se denomina cabeceo. El cabeceo hacia adelante ocurre cuando aplicas los frenos, cambiando el equilibrio lejos de la parte trasera del vehículo y hacia las ruedas delanteras. Si frenas de repente, notarás que el cofre del vehículo se inclina hacia la carretera y sentirás que la parte trasera del vehículo se levanta ligeramente. Un frenado extremadamente abrupto puede resultar en una grave pérdida de tracción de la rueda delantera y una pérdida total de control direccional. Debes tener en cuenta que cambiar directamente de acelerar a frenar (como lo harías en caso de que un peligro repentino aparezca en la carretera) exagerará los efectos de la transferencia de peso de atrás hacia adelante.

Si estás viajando en un tramo de carretera recto, aplicar los frenos de forma gradual mantendrá el peso del vehículo distribuido de manera uniforme entre las cuatro ruedas, maximizando la tracción de las ruedas traseras y disminuyendo la probabilidad de que pierdas el control.

Evita frenar cuando manejes por una curva en la carretera, ya que el cabeceo hacia adelante podría llevarte a un sobreviraje. Como el peso del vehículo cambia hacia adelante, tus ruedas traseras podrían perder la conexión con la superficie de la carretera y balancearse hacia el costado a medida que giras. Reduce la velocidad siempre de forma gradual antes de entrar a una curva en la carretera.

Cabeceo hacia atrás

El cabeceo hacia atrás describe el cambio de peso desde las ruedas delanteras hacia las ruedas traseras del vehículo. Esto sucederá siempre que aceleres. Una aceleración rápida resultará en un cabeceo hacia atrás, provocando que la parte trasera del vehículo se incline y el cofre se levante. El cabeceo hacia atrás no se puede evitar y siempre ocurrirá hasta cierto punto cuando aceleres. Sin embargo, puedes mantener un mejor equilibrio si aplicas una presión gradual al acelerador cada vez que desees arrancar o aumentar la velocidad.

Evita una aceleración repentina cuando te aproximes a una esquina o una curva de la carretera, ya que esto podría provocar un subviraje. Cuando un cabeceo hacia atrás abrupto reduce la tracción en las llantas delanteras, es posible que tus intentos para maniobrar a través de la curva en la carretera sean ineficaces, haciendo que manejes en línea recta fuera de la carretera.

Balanceo

El balanceo es el término utilizado para describir los cambios de peso hacia los costados de un vehículo de izquierda a derecha o viceversa. El equilibrio de tu vehículo cambiará de un lado al otro cada vez que gires el volante. La rapidez con que esto ocurra dependerá de qué tan brusco gires el volante y qué tan rápido viajes. El balance siempre actúa opuesto a la dirección del volante:

  • Cuando giras a la derecha, el vehículo se balancea a la izquierda.
  • Cuando giras a la izquierda, el vehículo se balancea a la derecha.

Comprender esta transferencia de peso de un lado a otro te ayudará a convertirte en un conductor más seguro y capacitado. Conducir por una esquina o una curva de la carretera con un movimiento repentino del volante puede llevar a un cambio abrupto hacia un costado que volcará tu automóvil, si las ruedas traseras todavía tienen una tracción aceptable. Esto es un peligro mayor en los vehículos altos como los SUVs y las camionetas pickups (trocas), que son más susceptibles a los vuelcos. Sin embargo, si maniobras por una esquina o una curva de forma suave y progresiva, el cambio de peso gradual hacia las ruedas de afuera puede mejorar tu agarre de la superficie de la carretera y permitirte conducir por la esquina a una mayor velocidad manteniendo el control.

Guiñada

La guiñada describe un cambio en el equilibrio del vehículo que hace que el automóvil gire sobre su centro de gravedad (imagina esto como un poste vertical en el medio de tu vehículo). Al igual que el balanceo, la guiñada es producto de un cambio de peso de un lado a otro provocado por girar el volante de manera abrupta. Es más probable que la guiñada ocurra en superficies resbaladizas donde las dos llantas traseras tienen poca tracción, haciendo que la parte trasera del vehículo gire alejándose de la dirección de la vuelta en lugar de levantarse de lado sobre el suelo.

Técnicas de control de equilibrio del vehículo

Muchas maniobras causan cambios de peso multidireccionales (por ejemplo, frenar cuando giras a la derecha cambia el equilibrio del automóvil hacia adelante y a la izquierda, mientras acelerar cuando giras a la izquierda resultaría en un cambio de peso hacia atrás y a la derecha). Entender estos efectos te ayudará a obtener el mejor rendimiento de tu vehículo al conducir, ya que podrás usarlos como ventaja.

Imagina que te aproximas a una curva en la carretera y debes reducir la velocidad. Si entras a la curva a gran velocidad y aplicas los frenos a medida que manejas en ella, el cabeceo hacia adelante y el balance hacia el costado podrían resultar en una pérdida de tracción grave y un derrape a mitad de la curva. Un conductor experto que entiende el equilibrio del vehículo frenaría casi hasta el punto de bloqueo de las ruedas ANTES de ingresar a la curva, para luego soltar el pedal del freno mientras conduce sobre ella. El cabeceo hacia adelante antes de la curva mejorará la tracción cuando comience el giro.

Equilibrio de vehículo y condición de las llantas

Es posible que hasta el conductor más capacitado del país no pueda evitar un derrape en un vehículo con llantas dañadas o desgastadas. La condición de la banda de rodadura de los neumáticos tiene un efecto dramático en la tracción y los resultados de los cambios de equilibrio del vehículo. Cualquier cambio de peso repentino tiene más probabilidades de llevar a la pérdida de control si tus llantas son viejas, infladas de manera desigual o no infladas según la presión recomendada por el fabricante. Mantén tus llantas en buen estado. ¡Es esencial para tu seguridad!

¿Pasarías un examen de manejo hoy?

¡Descúbrelo con nuestro test gratis!

HAZ UN EXAMEN

¿Te gusta el artículo? ¡Dános 5 puntos!

Pulsa una estrella para añadir tu voto

5.0 de 5 estrellas en base a 2 votos.

Sigue con otros módulos

Equilibrio del Vehículo en Carreteras Resbaladizas
Equilibrio del Vehículo 3 of 3

Equilibrio en Colinas, Curvas y Carreteras Resbaladizas

Factores como el gradiente de la carretera, el material que recubre la carretera, la condición de la superficie de la carretera, el ancho y la forma de la carretera e incluso el clima influirán en el centro de gravedad de tu automóvil y su capacidad para agarrarse del pavimento.

Aspectos Básicos de la Física Detrás de las Colisiones de Tráfico
La Física de los Accidentes de Tránsito 1 of 1

La Física de las Colisiones

El daño sufrido en un accidente de tránsito está determinado por la energía que tiene tu vehículo al momento del impacto y la energía del objeto que golpeas. Es importante comprender las fuerzas que intervienen en las colisiones, ya que por lo general el conductor puede tomar alguna medida para minimizar la gravedad del accidente, si este es inminente.

Entender y Evitar Accidentes de Tránsito
Comprender y Evitar Colisiones 1 of 5

Entender y Evitar Accidentes de Tránsito

Los accidentes de tránsito y las colisiones una parte inevitable de ser un conductor. Incluso si logras evitar daños a la propiedad y lesiones serias en tu tiempo como automovilista, es probable que al menos experimentas algún tipo de colisión menores. Aprende a evadir y minimizar la gravedad de los diferentes tipos de accidentes.

Review
Las Fuerzas Naturales y la Física 5 of 5

Fuerzas Centrífuga y Centrípeta

Cuando un objeto se mueve a través de una trayectoria curva, las fuerzas centrífuga y centrípeta actúan sobre él. Esto afectará a tu vehículo cuando manejes en tramos de carretera con curvas. Estas dos fuerzas actúan al mismo tiempo en diferentes direcciones.

Fricción y Tracción 1 of 4

Fricción, Tracción y Resistencia de Rodadura

Comprender cómo tus llantas interactúan con la superficie de la carretera es importante, ya que tu capacidad de acelerar, frenar y realizar cualquier maniobra depende de mantener el “agarre” en el pavimento debajo de las ruedas. Este conocimiento también te ayudará a evitar fallas peligrosas de las llantas como la separación de la banda de rodadura y estallidos.

Fricción y Tracción 2 of 4

Fricción en los Frenos

Algunos de los sistemas más esenciales de tu vehículo dependen de la fricción para funcionar. El mejor ejemplo de esto son los frenos. Sin fricción, tus frenos no podrían resistir el movimiento de las ruedas y detener tu auto. Exploremos esta idea con más detalle.

Fricción y Tracción 3 of 4

Tracción

La tracción es el agarre entre las llantas y la superficie de la carretera, que permite que tu vehículo pare, arranque y cambie de dirección. Entender cómo funciona la tracción y qué factores ambientales pueden disminuirla o mejorarla te ayudará a mantener un máximo control del vehículo al conducir.

Fricción y Tracción 4 of 4

Corregir la Pérdida de Tracción

Si tienes suerte y conduces de forma prudente, controlar un derrape provocado por la pérdida de tracción no es algo que debas hacer muy a menudo. Sin embargo, debes entender qué contribuye a la pérdida de tracción y cómo solucionarlo, ya que no tener la preparación cuando tu vehículo empieza a patinar podría hacer todo mucho peor.

Equilibrio del Vehículo 1 of 3

Equilibrio del Vehículo

El término “equilibrio del vehículo” se refiere a la distribución del peso del automóvil en las cuatro llantas que se conectan con la carretera. El equilibrio del auto cambiará cuando la aceleración, el frenado o los giros hagan que el peso se mueva de un área del vehículo a otra.