¡Háblanos! ¡Haznos saber cómo lo hemos hecho!

¿No te parece que ya ha llegado el momento de “ponerse las pilas” y dar comienzo a esas necesarias jornadas de estudio? ¿Piensas que obtener el permiso de conducir en Texas es algo trivial? Quizás deberías dejar a un lado esa pereza si realmente quieres aprobar; toma tu pc, entra en la web y empieza a completar pruebas de práctica para tu examen del DPS 2016 en español.

Y es que las excusas nunca son buenas, todos lo sabemos. Malgastas energía que podrías emplear en cosas mucho más productivas, por lo que es aconsejable que dejes de pensar en cómo retrasar el momento de estudiar para tu prueba de tránsito escrita de TX y te pongas a ello de una vez. Si no te convencen estas palabras, echa un vistazo a las siguientes excusas habituales y el sencillo modo de rebatirlas:

Mucha materia para estudiar.
Cualquier estudiante frente a una nueva situación, con formación totalmente nueva y sin relación con otros conocimientos previos, se sentirá naturalmente agobiado. Un consejo frente a esta sensación de bloqueo es que repartas y clasifiques los temas, haciendo partes más pequeñas y de fácil gestión para un futuro conductor primerizo.

Idea equivocada de que el examen presentará una dificultad menor de la real.
Quizás porque el manejo de vehículos a motor es algo muy cotidiano y conocemos a un gran número de personas que poseen el permiso o licencia, tendemos a pensar que convertirse en uno más es algo de lo más sencillo. Entendiendo que la preparación del examen de manejo en español presenta dificultades diferentes para cada individuo, hay que decir que en circunstancias generales supone, al menos, algunas semanas de relativo esfuerzo para memorizar las normas básicas en el reglamento del DPS de Texas. Intenta no llegar a conclusiones precipitadas y tómate tu tiempo para distinguir las reglas y señales fundamentales en tu proceso de educación vial, la licencia de tránsito es algo a lo que puedes acceder, pero que no debes tomar a broma.

Falta del tiempo necesario para el desarrollo de un plan de estudios.
No siempre es culpa de tener una agenda muy apretada, a veces simplemente no hemos aprendido a gestionar correctamente nuestro tiempo, auque hay que reconocer que tener mil actividades diarias no ayuda. Los tests online en español son rápidos (lleva alrededor de 5-10 minutos completar uno de ellos) y, ya que no tienes que perder el tiempo en registrarte en la web o en llegar a un lugar físico para dar clase, es mucho más sencillo acceder a las pruebas escritas de TX en uno de esos ratos libres que quedan entre distintos compromisos.

Lo que está claro es que resulta muy ameno probar el grado de conocimiento de los nuevos conceptos adquiridos mediante las pruebas de práctica, por lo que en cualquier caso deberías intentarlo. Estudiar con estos tests es un método bastante fiable para llegar a un aprobado en tu examen escrito del DPS en español.

Y sin más rodeos, te dejamos con unos consejos de carácter general para ayudarte en el día de tu examen escrito de manejo de TX: infórmate bien de la fecha, hora y lugar de la cita, para estar allí un poco antes (en estos casos es algo habitual que no permitan entrar a alguien a examinarse si llega tarde); céntrate en los conceptos que más se repiten en los tests, pero no dejes de repasar aquellas normas que pueden parecer más “irrelevantes”; no pases estudiando hasta el momento de entrar a tu prueba, así únicamente conseguirás confundirte más.

Pues bien, esto ha sido todo por el momento, ¡aprovecha los tests online de Texas 2016 y que te vaya genial en tu examen!