¡Háblanos! ¡Haznos saber cómo lo hemos hecho!

Para acudir con la preparación adecuada al examen del DMV 2016 en español, el primer paso es mentalizarse. Eso implica dejar de poner excusas y estudiar desde hoy mismo, ¡o no serás capaz de obtener tu licencia! Por eso te proponemos que tomes la ayuda de estas pruebas de práctica rápidas y gratuitas que te serán de gran asistencia en tu preparación, ¡y que dejes de posponer el momento de empezar a trabajar

Para que te hagas una idea de lo que sucede en la realidad, aquí hay una lista de los motivos más comunes por los que los estudiantes para el examen escrito del DMV en español se dejan llevar por la procrastinación y, en muchas ocasiones, incluso acaban suspendiendo su examen en AZ por una simple cuestión de pereza o esfuerzo insuficiente:

1. Falta de tiempo.
Nunca parece ser buen momento para sentarse a mirar el manual de manejo en español o realizar una prueba tras otra, o al menos eso es lo que muchos piensan, ¡pero no es así en realidad! Cada examen de práctica gratis que encontrarás online tiene únicamente 20 preguntas (menos que el del MVD de Arizona) y te llevará muy poco completarlo; de modo que, ¿quién puede decir que no tiene 15 minutos al día para unas cuantas preguntas?

2. Mucho que estudiar.
Es cierto, puede resultar abrumador enfrentarse por primera ver a una información sobre educación vial, legislación vigente en Arizona, datos, normas, señales, fechas… es lógico pensar que todas esas páginas en el manual para conductores son una carga demasiado pesada para nosotros y, en consecuencia, llegar a bloquearse antes de empezar, pero es necesario superarlo y ponerse manos a la obra para obtener ese deseado papel donde, junto a nuestro nombre, ¡se encuentra la palabra: Aprobado!
¿Un pequeño truco? Desglosa el material de estudio en español en pequeñas partes más asimilables. Cuando te hayas familiarizado lo suficiente con una de ellas, podrás pasar a la siguiente… por supuesto con la ayuda de las pruebas de práctica, con un pequeño número de cuestiones centradas en temas muy concretos de Arizona.

3. Idea errónea de que la prueba será sencilla, cuando realmente es más compleja de lo esperado.
Es irrelevante el grado de formación de una persona en lo relativo a la obtención del permiso o licencia de tránsito. Si bien puede ser de utilidad poseer una formación superior en otras materias, hay personas que simplemente asumen mejor que otras los nuevos datos que se les presentan; de cualquier modo, nunca hay que subestimar ningún tipo de prueba escrita, siendo siempre preferible prepararse en exceso a “quedarse corto”.
¿Un dato? El 50% de aspirantes primerizos al examen de manejo en español en Arizona suspenden por una preparación insuficiente. Completar el mayor número posible de tests de práctica escritos puede ser un factor determinante para lograr pasar tu prueba al primer intento.

Bien, ahora que todas las excusas han sido rebatidas con interesantes argumentos y queda claro que es necesario un poco de esfuerzo para la consecución de cualquier meta, unos breves consejos: irse pronto a la cama el día antes del examen escrito de Arizona, para despertar frescos y llenos de energía; estudiar con tiempo, para poder descansar y no dejar nada para el último día (es más, deberías dedicarlo a relajarte); acudir a tu cita con calma y las ideas claras… lo importante es intentarlo, pero no se acaba el mundo si no lo logras.

No olvides que tu examen del DMV en AZ tiene 30 preguntas, tanto si aspiras al permiso como menor o a la licencia como adulto, y debes responder correctamente a 24 cuestiones escritas para pasarlo. Disfruta de las pruebas de práctica gratis, ¡y mucha suerte en tu gran día!